NOTITIA CRIMINIS

DII, TALEM TERRIS AVERTITE PESTEM

El Pocero, Judah Eleazar Binstock, Mossen Al Kassar y el abogado José Luis Sanz Arribas

José Luis Sanz Arribas, sentado a la izquierda de la foto

José Luis Sanz Arribas, sentado a la derecha de la foto

Francisco Hernando Contreras, conocido como “El Pocero“; Judah Eleazar Binstock, el mayor propietario de suelo en Málaga y, por supuesto, uno de los mayores terratenientes de Marbella, relacionado por los medios de comunicación con asuntos tan turbios como el caso “Iran-Contra“; el traficante de armas sirio Mossen Al Kassar; el capo de la Cosa Nostra corleonesa Giovani Greco, en busca y captura internacional y acusado en Italia de dos secuestros con resultado de muerte; y los capitanes golpistas Enrique Bobis y José Cid Fortea, condenados en el Consejo de Guerra del 23-F, tienen un eslabón que les une: el letrado José Luis Sanz Arribas.

Jose Luis Sanz Arribas, abogado de “El Pocero”

El abogado José Luis Sanz Arribas tiene, como se ha visto, una lista de clientes muy peculiares, lo que no es ninguna acusación, sino la constatación de un hecho. Es cierto que un abogado puede elegir a sus clientes, pero también es cierto que el más depravado de los criminales tiene derecho a la mejor defensa que se pueda pagar y algunos de los clientes del despacho de Sanz Arribas, sin duda, pueden pagar muy bien, así que ninguno de ellos va en desdoro de las habilidades profesionales del señor Sanz, sino todo lo contrario.

Sin embargo, José Luis Sanz Arribas no parece ser sólo el abogado de Francisco Hernando “El Pocero”. El despacho que tiene en Madrid, en la C/ Cea Bermúdez, 53, 3º (dech) Lo comparte con su hijo, José Luis Sanz Cid, al igual que el domiciliado en Marbella y que gira bajo la denominación de SANZ ARRIBAS CID ABOGADOS SL.

Página de la agenda de Roca de 1995

Página de la agenda de Roca de 1995, con el nombre "José Luis Sanz"

Padre e hijo también comparten consejo de administración en varias sociedades de su propiedad, pues además de abogados los dos son empresarios, entre otros, del ramo de la construcción. Sin embargo hay tres sociedades en las que José Luis Sanz Cid no consta en los Registros Mercantiles junto a su padre, sino junto al mismísimo “Pocero“, a saber: PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE SA, ya extinguida; OBRAS NUEVAS DE EDIFICACIÓN 2000 SL, es decir ONDE-2000, el instrumento con el que Francisco Hernando se lanzó a construir el engendro urbanístico de Seseña y a realizar las obras en el hipódromo de José Bono; y GRUPO FRANCISCO HERNANDO CONTRERAS SL. que, como su nombre indica, también es propiedad mayoritaria del “Pocero“.

La mercantil PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE SA, tiene especial significación en todo este asunto. Esa empresa fue el medio con el cual Francisco Hernando y sus socios, entre ellos José Luis Sanz Cid, se hicieron con los terrenos del “Quiñón“, donde ahora se levanta la desolación de “Residencial Francisco Hernando“.

Sin embargo, sobre la actuación de estas empresa y, por lo tanto, de sus socios, lo mejor será dejar hablar a los juzgados que intervinieron en le litigio entre el “Pocero” y la familia González Mejía, arrendatarios del Quiñón y titulares de un derecho de adquisición preferente sobre la finca.

Según transcriben Ruth Hugalde y Alejandra Ramón en su libro “El Pocero de Seseña“, el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Illescas, calificó en estos términos el intento de PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE de suspender la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo que en 1997 daba la razón a la familia González Mejía: “ha de desestimarse la petición de suspensión del proceso de ejecución que formula PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE al consistir ésta en un fraude de ley, abuso de derecho y fraude procesal. Se da la circunstancia de que a través de la documental presentada se demuestra cómo el agente urbanístico (Onde 2000) es el verdadero propietario de la finca objeto de la ejecución“.

Contra esta sentencia los socios de PARQUE TECNOLÓGICO etc. recurrieron y el fallo del recurso fue aún más esclarecedor. Después de calificar la actuación de la mercantil de fraude de ley y abuso de derecho, añadía que “PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE pertenece a un entramado o complejo de sociedades dominadas por ONDE-2000… La recalificación no es un acto sobrevenido involuntariamente, sino un acto calculado y voluntario. La sentencia es de condena, el vendedor está obligado tanto por la sentencia como procesalmente, como por los artículos de la compraventa del Código Civil, a entregar la cosa en el estado en el que estaba y conservarla con la diligencia de un buen padre de familia“.

En el 2005 una nueva sentencia aseguraba que “desde que la finca se transmitió a PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE se ha intentado por diferentes vías impedir el cumplimiento de la sentencia” y añadía que esa sentencia debía ser cumplida porque “la recalificación se ha obtenido mediante una maquinación e ingeniería jurídica“.

Así que, resumiendo, en el origen de “Residencial Francisco Hernando” y según los tribunales de justicia que han fallado sobre el caso, hay fraude de ley, fraude procesal, abuso de derecho y “maquinaciones e ingeniería jurídica” y tras ese fraude de ley, abuso de derecho, ingeniería y maquinaciones jurídicas, están los socios de PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE y de ONDE-2000, es decir, Francisco Hernando Contreras entre otros, pero también José Luis Sanz Cid, hijo del abogado José Luis Sanz Arribas; administrador único, que lo fuera, de PARQUE TECNOLÓGICO TOLEDO NORTE; apoderado de ONDE-2000; y apoderado de GRUPO FRANCISCO HERNANDO CONTRERAS SL.

¿Los tentáculos malayos sobre Seseña?

Francisco Hernando Contreras

Francisco Hernando Contreras

Paco Hernando “El Pocero”, el hombre que en una reciente entrevista concedida a “El Mundo” decía que iba a enseñar a Manuel Fuentes, actual alcalde de Seseña, lo que pasa cuando uno se mete con los ricos; parece que se marcha, alguien diría que “con el rabo entre las piernas“, camino de Angola, de Dubai o de Guinea, siempre y cuando, claro está, el Juzgado Nº 4 de Illescas no le retire el pasaporte y le imponga una fianza de 3.000.000 de €, tal y como ha solicitado la organización “Manos Limpias“, personada como acusación popular en la causa.

No obstante, con El Pocero dentro o fuera del territorio español, el Caso Seseña dista mucho de haber terminado y más aún de estar totalmente desvelado. Por ejemplo: teniendo en cuenta la presencia ya más que reiterada de individuos procesados o relacionados con el “Caso Malaya” en la comarca toledana de La Sagra, resultaba extraño que en uno de los mayores escándalos de la región, el protagonizado por Francisco Hernando Contreras en Seseña, estuviera libre de algún nexo con los sucesos de Marbella.

En las agendas de Roca.

Página de la agenda de Roca de 1995

Página de la agenda de Roca de 1995

Lo cierto es que sí existe ese nexo y quien primero lo publicó fue el periodista Cristobal Toro en su libro “El Saqueo de Marbella“. Del hecho se hizo eco el diario digital PRNoticias en los tiempos en que su director aún no había cambiado de línea editorial. El artículo en cuestión ha sido borrado de la página que dirige Pedro Aparicio, pero puede descargarse una copia íntegra desde aquí.

Según el texto citado, el nombre del que a esas fechas, septiembre del 2006, ya era desde hacía tiempo, el jefe de los abogados de Francisco Hernando, es decir, José Luis Sanz Arribas, podría aparecer en las agendas de Juan Antonio Roca, concretamente en la de 1995, en anotaciones correspondientes al miércoles 5 de abril de 1995, y al lunes 8 de mayo del mismo año.

En esas páginas existen, ciertamente, apuntes referidos a un tal José Luis Sanz. Concretamente, el día 4 de abril de 1995, Roca anota lo siguiente: “Sociedad. Judah Binstock. FRINGE BENEFITS LTD“. Luego algo difícil de leer que posiblemente sea: “Abo” y a continuación: “Haynes y Trias. C/ San Juan Bosco 4″.

La cosa tiene sentido porque HAYNES & TRIAS JURÍDICA SL, es una firma de abogados que en la actualidad tiene como administrador único a Carlos Trías Vejarano y cuya dirección es 03 MARBELLA 6. MARIA AUXILIADORA, 5, pero que anteriormente estaba domiciliada en la C/ San Juan Bosco, 4 de Marbella, direcciones en las que sucesivamente, ha estado domiciliada la mercantil propiedad de Judah Eleazar Binstock, CORPORACIÓN NUEVA MARBELLA SA.

Y la cosa sigue teniendo sentido porque Carlos Trías Vejarano también es socio de Judah Eleazar Bisntock (desde aquí se puede descargar un dossier de prensa sobre las correrías de Binstock) por ejemplo, en CORPORACIÓN NUEVA MARBELLA SA, (para la cual, según la revista “Epoca“, Sanz Arribas ha prestado o presta servicios jurídicos) En cuyo consejo de administración están los hijos de Binstock, su esposa Josiane Rinaldo y el Propio Carlos Trías, apoderado de la sociedad.

El abogado Carlos Trias Vejarano

El abogado Carlos Trías Vejarano

El nombre de este abogado, hermano Juan Trías Vejarano, catedrático de “historia de las ideas” de la facultad de sociología de la Complutense, salió a relucir durante el llamado “caso de la Trinidad“, un convenio muy ventajoso firmado entre el entonces alcalde de Marbella Jesús Gil y el propio Binstock; y se ha publicado que representa a Judah E. Bisntock en las sociedades irlandesas Fringe Benefits Ltd. y Georgian Estates Ltd. Por su parte, Carlos Trías Vejarano también es administrador único de HACIENDA DE SIERRA ESPARTINAS SA, LA RESERVA DE SIERRA ESPARTINAS SL, etc.

Pues bien, volviendo a José Luis Sanz Arribas y su posible presencia en la agenda de Roca; junto a la referida anotación, en la columna del día 5 del mismo mes y año, aparece esta otra: “10’30. Cea Bermúdez 51, 2º E. José Luis Sanz“. Naturalmente, no se puede afirmar categóricamente que el “José Luis Sanz” de la agenda sea el mismo José Luis Sanz Arribas abogado de “El Pocero” de Binstock, de Mossen Al Kassar y del capo mafioso Giovanello Greco, sobre todo porque el despacho en Madrid del abogado Sanz Arribas sí está en la C/ Cea Bermúdez, pero no en el número 51, ni en el piso 2º E, sino en el número 53, piso 3º Dech. Sin embargo, a pesar de esto, los datos sí hacen sospechar vivamente que tanto el de la agenda como el abogado de tan singular clientela, son la misma persona.

Por otro lado, el nombre de “José Luis Sanz” vuelve a aparecer en la agenda del 95, anotado en la columna del 8 de mayo de ese año, junto a un teléfono que ya no existe o no está asignado a nadie: 908600678 y que, desde luego, no coincide con el móvil corporativo del letrado José Luis Sanz.

Los negocios de Sanz Arribas en Marbella.

Sea como sea, Sanz Arribas tiene intereses y presencia propia en Marbella. Presidió el club de golf “Las Brisas” de esa ciudad entre los años 1996 y 2003 y también varias de sus sociedades están domiciliadas allí. Este es el caso de CAMPO GOLF SA, con domicilio en la Avenida del Prado de Marbella, y SANZ ARRIBAS CID ABOGADOS SL, cuya dirección es Avenida Ricardo Soriano 50, de Marbella, siendo de señalar al respecto que esta Avda. de Ricardo Soriano parece ser un auténtico centro neurálgico de los negocios del lugar puesto que, no en vano, en su número 65 estaba el cuartel general de Roca, la sociedad MARAS ASESORES y en el número 52 el despacho del abogado Antonio Díaz de Mera, hermano de Domingo Díaz de Mera y de cuyos negocios con gente relacionada con el caso, ya se ha hablado aquí.

Algunos clientes del abogado Sanz Arribas.

Mosen Al Kassar

Mosen Al Kassar

Algunos de sus clientes, también le ligan, bien que como abogado defensor o como asesor jurídico, al escenario de los distintos casos de corrupción y blanqueo de capitales surgidos en el entorno de la Costa del Sol, a saber, las operaciones “Ballena Blanca”, “Hidalgo” y “Malaya”.

Sanz Arribas ha sido el abogado defensor del traficante de armas, confidente de servicios de inteligencia y ahora extraditado a EE.UU, Monsen Al Kassar. Las aventuras de este sirio, agente doble, triple o quíntuple si hace falta, a quien se relaciona con el narcotráfico, con la venta de armas a Al-Qaeda, con el secuestro del buque Achile Lauro, etc. etc. son demasiado extensas aunque solo sea para enumerarlas. Lo que interesa ahora es que su nombre está relacionado con Marbella desde hace décadas.

Ya en 1999, los diarios “El País” y “La Vanguardia” publicaban dos artículos que, respectivamente, titulaban (se pueden descargar desde aquí) “Anticorrupción vincula a Gil con Al Kassar y la Mafia siciliana” y “Las relaciones peligrosas. El fiscal vincula a la juez y a Gil con mafiosos, vendedores de armas y narcotraficantes“. Los textos se referían a un escrito presentado por la Fiscalía Anticorrupción de Málaga relacionado con la Juez Decano de Marbella en aquel momento, Pilar Ramírez, en el que se relacionaba al padre y al hermano de ésta con “los italianos Gianni Meninno, Felice Cultrera, Angelo Salamini y Ugo Giovanni Giannino, todos los cuales han sido vinculados al clan de Benedetto Nitto Santapaola, “familia” dominante en Catania de la Mafia siciliana, denominada Cosa NostraJesús Gil -continuaba el escrito de la fiscalía- ha mantenido importantes relaciones con el hermano y el padre de la señora Ramírez y también con los clientes y socios de éstos, y precisamente con los italianos vinculados a la Mafia… El grupo investigado estaba relacionado por la autoridades italianas a la organización mafiosa dirigida por Santapaola y entre las personas que mantenían una relación de amistad comercial con Felice Cultrera, el Servicio Central de Estupefacientes español identificó a Jesús Gil“.

En el contexto de la misma investigación, se identificó a Gil como uno de los interesados en la adquisición de un paquete de acciones del Instituto de Crédito Saudibank, operación que estaba siendo realizada por “la organización criminal encabezada por Felice Cultrera“. Además de Gil, en esta operación intervino Albert Chamad, reclamado por las autoridades de Egipto por tráfico de drogas y por las de Francia, por asesinato frustrado. El tal Chamad, según las mismas fuentes, actuaba por cuenta de Monzer Al Kassar y de Adnan Kashogui, a más de otro individuo residente en las islas Caimán de apellido Miller o Müller.

Judah Eleazar Binstock

Judah Eleazar Binstock

Como muestra de las operaciones en las que ocupaba su tiempo Al Kassar, lo anterior es suficiente, pero además las estrechas relaciones del sirio Al Kassar con el británico de origen judío Judah Eleazar Binstock, como he dicho, otro de los clientes según la revista “Epoca” del letrado José Luis Sanz Arribas, eran lo suficientemente estrechas como para que en 1988 Binstock recurriera a Al Kassar para obtener la nacionalidad argentina (véase aquí el artículo de La Opinión de Málaga) lo cual no es un detalle marginal puesto que el “Caso Hidalgo” sacó a la luz importantes conexiones de estas tramas con Argentina.

Así, según publicaba “Diario Sur” en octubre de 2007 “Abboudi Kamel Abder Rahman, de origen sirio y a quien se relaciona con Monzer Al Kassar y Adnan Kashogui, está siendo investigado en Argentina por la presunta obtención fraudulenta de la nacionalidad del país sudamericano. La policía considera que ha desempeñado un papel determinante junto a otras personas de origen árabe en la organización de una trama empresarial en Argentina y, una vez obtenida la nacionalidad, ha sacado elevadas cantidades de dinero de procedencia ilícita, derivadas, especialmente, del tráfico de armas hacia los países balcánicos durante la guerra de la década de 1990″

Kamel, según la policía, formaba parte de un grupo empresarial de origen sirio-libanés conectado con el ex presidente Carlos Menem y es apoderado de las cuentas españolas de las mercantiles LA BELLE LIMITED y ANNAGAP LIMITED, domiciliadas en Gibraltar y gestionadas por el despacho del abogado Cruz Conde, principal protagonista del “Caso Hidalgo“.

Por si esto no fuera suficiente, Judah Eleazar Binstock brilla con luz propia en el “Caso Malaya“, por mucho que hasta la fecha ni siquiera haya sido llamado a declarar. Aparece constantemente en las agendas de Roca; su nombre está en un listín telefónico de Roca, que obra en el sumario del Caso Malaya, junto al del ex consejero de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Jaime Montaner, el mismo que, como arquitecto, redactó el proyecto del Hotel Senator de Marbella, negocio en el que confluyen Javier Arteche Tarascón y los demás miembros de la “Trama Vasca” (a través de la mercantil PROINSA) Con Luis Portillo, el socio de Esther Koplowitz y de Aurelio González Villarejo.

Además, distintos testigos, entre ellos la ex concejal del “GIL” Carmen Revilla, han declarado durante la instrucción del Caso Malaya que fue Binstock, y no Roca, quien “financió” la moción de censura que apartó de la alcaldía a Julián Muñóz para situar en ella a las ahora imputadas Marisol Yagüe e Isabel García Marcos.

Con esto basta por ahora. Hay más cosas de interés relacionadas con el letrado Sanz Arribas, por ejemplo su asociación con Rafael Santamaría, el propietario mayoritario de Reyal Urbis y amigo íntimo de José Bono; pero de eso habrá que ocuparse otro día.

Anuncios

Written by Die Rote Kapelle

4 noviembre 2008 a 12:24

Publicado en Conexión Malaya, Seseña

A %d blogueros les gusta esto: