Los consejeros expedientados acusan a la dirección de “falsedad contable” y el Banco de España pone al frente del Grupo CCM al que fuera director general de la Kutxa cuando ésta hacía negocios con la trama vasco-malaya

El País, 6 de mayo de 2009
El País, 6 de mayo de 2009

Mientras los consejeros destituidos y expedientados presentan recursos acusando a la dirección de CCM de presuntos delitos de falsedad, la parte más oscura de los negocios de CCM, los que la relacionan con algunos de los protagonistas de los casos de corrupción de Marbella, parece estar obteniendo el nihil obstat del Banco de España. En esa línea marcha el nombramiento de Xabier Alkorta, uno de los dos directores generales que tenía la KUTXA en la época en la que estructuró su participación en las sociedades de la «trama vasco-malaya»

Si el día 1 de abril, a poco más de una semana de la intervención de CCM, eran “fuentes cercanas” al Gobierno de Castilla-La Mancha quienes aseguraban que Hernández Moltó ocultó información vital al ejecutivo de Barreda, que de haber sido conocida hubiera impedido la concesión de los créditos de alto riesgo que han llevado a la Caja a donde ahora está; el pasado día 6 de mayo eran los consejeros expedientados de la entidad los que se descolgaban con la misma cantinela.

Según publicó El País, en el recurso de alzada presentado por los consejeros de CCM, destituidos y expedientados por el Banco de España, se acusa al equipo directivo de Hernández Moltó de «falsedad contable y engaño» y consecuentemente, según cita el mismo periódico, dichos consejeros estudian la posibilidad de interponer acciones penales contra los mencionados directivos, empezando por el también destituido Ildefonso Ortega.

No sería para menos, si lo que dicen es cierto. Según el recurso de alzada citado, «resulta acreditado que el Director General y el Comité de Dirección de CCM han venido ―a lo largo de 2008 y hasta el día de la sustitución provisional del Consejo― falseando aquellos datos, cifras y porcentajes con la finalidad de hacer creer al Consejo, que no somos ni tenemos obligación de ser expertos en contabilidad financiera, que la evolución de la caja era positiva y con la finalidad añadida de ocultar que la Caja se hallaba en una situación económica de excepcional gravedad para su propia estabilidad, su liquidez o su solvencia».

Xabier Alkorta, ex director general de la Kutxa
Xabier Alkorta, ex director general de la Kutxa

Los Consejeros recurrentes, también según El País, aseguran que «nunca antes del 27 de noviembre de 2008 fueron informados sobre la presencia del Supervisor en la entidad» Se refieren con esto a la presencia de un equipo de inspectores del Banco de España en las oficinas centrales de la Caja; y al mantener tal cosa los consejeros en cuestión si no mienten, al menos sí que utilizan un concepto demasiado formal del término «información». Aunque puede que sea cierto que Moltó les ocultó que los inspectores del Banco de España le estaban levantando las alfombras, la prensa dio cumplida noticia de esto antes de esa fecha.

De hecho, El Confidencial ya dijo el día 7 de noviembre del 2008 que desde principios de esa primera semana de noviembre, «un equipo de cinco inspectores del organismo supervisor ha desembarcado en el seno de la entidad presidida por Juan Pedro Hernández Moltó. De acuerdo con las fuentes consultadas, se trata de una actuación preventiva que pretende mantener un acceso directo, casi en tiempo real, a la operativa diaria de la Caja»

El Confidencial continuaba añadiendo que «según han reconocido fuentes de la propia entidad ―la presencia de los inspectores― forma parte de la política iniciada por el Banco de España a comienzos de año, tras decidir intensificar las tareas de supervisión y fiscalización de las cuentas de las entidades de ahorro».

No parece muy creíble la ignorancia que los expedientados pretenden alegar para evitar las sanciones y para ―cosa bastante cómica― que se les reponga en sus puestos y funciones. Asunto distinto es el hecho objetivo de que las cuentas de la Caja no reflejaran la imagen fiel de su situación como ha puesto de manifiesto el Banco de España, y las responsabilidades que de ello se derivan, desde luego penales si como dicen los consejeros, tienen documentos que acreditan que Moltó y sus directivos, falsearon la documentación contable.

Son muchos y muy cualificados los que ya han acusado a Moltó y a sus hombres de «engaño y falsedad», empezando por el Gobierno de Barreda, pero es mayor aún la tardanza de la Fiscalía Anticorrupción ―a la que de sobra le ha llegado la «notitia criminis»― en iniciar la investigación de los hechos.

José Luis Rodríguez Romo, en primer plano
José Luis Rodríguez Romo, en primer plano

Esta parsimonia resulta especialmente preocupante porque si bien Hernández Moltó ya no está en la Caja, el equipo directivo que él nombró y con el que ha llevado a la entidad a tan altas cotas de calamidad, sí que está y sí que domina el escenario del presunto delito y sí que puede estar comprometiendo, gravísimamente, las pruebas de éste.

Es cierto que ha habido cambios en el Comité de Dirección de CCM, pero no especialmente tranquilizadores. Para empezar, Xavier Alkorta, el nuevo Director General del Grupo CCM, nombrado tras la destitución de Ildefonso Ortega, desempeñó anteriormente el cargo de Director General de la KUTXA junto a Jesús Maria Iturrioz, y esto no es irrelevante porque fue en el periodo en el que ambos ocupaban estas direcciones generales en la caja vasca, cuando la entidad materializó sus negocios con la denominada «trama vasco-malaya».

Es más, el propio Jesús María Iturrioz ―como he dicho, director general de la KUTXA junto a Alkorta― se reunió al menos en dos ocasiones con el propio Juan Antonio Roca, tal y como informó en su momento El Confidencial. El mediador de esas reuniones, según el citado periódico, no fue otro que Javier Arteche Tarascón, también imputado en una pieza separada del Caso Malaya y que aparece relacionado con Roca en los negocios que éste tenía en murcia, así como con Montserrat Corulla, quien presuntamente era la principal testaferro de Roca tanto en Madrid como en Los Alcázares.

Arteche y otros miembros de la «trama vasca» tampoco son ajenos a la provincia de Toledo y a sus alrededores. Sabemos de su presencia, como socio del arquitecto Miguel de Oriol e Ibarra, en el campo de golf de Layos (Toledo) y también está documentada la actividad de empresas relacionadas con la citada «trama» en las proximidades de Argés (Toledo) y en Aranjuez.

Cuando la relación entre la KUTXA y los implicados en el Caso Malaya saltó a la prensa, la caja donostiarra escindió alguna de las sociedades que mantenía con Arteche, Maya Galarraga, Aguirre Iguiniz, etc. y trató de borrar las huellas de la estrecha relación que le unía a estos individuos, entre otras cosas, abandonando el proyecto de la finca murciana de Lo Poyo.

Xabier Alkorta y Jesús María Iturrioz
Xabier Alkorta y Jesús María Iturrioz

Sin embargo, esa ruptura nunca fue completa como demostró Patricia López en uno de sus artículos publicado en el diario Negocio. Lo que sí coincidió en el tiempo con la aparente separación entre la KUTXA y los hombres de la «trama vasca» fue la salida de los que hasta entonces habían sido sus directores generales, a saber: Xabier Alkorta y Jesús María Iturrioz, quienes probablemente pagaron con su puesto el lavado de imagen de la KUTXA, ahora decidida a renegar de las operaciones realizadas con Roca o, mejor dicho, con elementos cercanos a Roca.

Los antecedentes, pues, inspiran intensas sospechas en lo que se refiere al nombramiento de Alkorta como director general de una Caja ―CCM― que ha resultado estar, también, estrechamente implicada en los intereses de la ―cito textualmente el Auto de imputación del Caso Malaya, de 18 de julio de 2007― «organización criminal de Juan Antonio Roca».

Los datos preocupantes no acaban aquí. Al margen del nombramiento de Gorka Barrondo como director general de la Caja, es decir, del ascenso del hombre que hasta la intervención había sido el responsable del control de riesgos de CCM, lo cual resulta un poco demasiado grotesco teniendo en cuenta a dónde han llevado a la entidad los «riesgos» asumidos; la intervención parece estar consolidando en la dirección de CCM a personas que han aparecido demasiado relacionadas con el Caso Malaya.

Así, Juan Tomás Vidal, que además de ser vicepresidente de VILLA ROMANA GOLF en Carranque (Toledo) y ex alto cargo de los gobiernos de José Bono en la consejería que entonces ocupaba Hernández Moltó, se sienta también en el consejo de administración de LAS LOMAS DEL POZUELO y de GESTIONES HERVEMU, empresas ambas del «malayo» Enrique Ventero; ha sido confirmado en la Dirección de Administración y Control de Gestión de CCM.

Vista de la finca Alcalvín, en Bargas (Toledo) propiedad de Pedro Román y Juan Mª López Alvarez
Vista de la finca Alcalvín, en Bargas (Toledo) propiedad del "malayo" Pedro Román y de Juan Mª López Alvarez

Me consta que en los despachos de CCM, durante los últimos meses, ha existido una viva preocupación ante la posibilidad de que aparecieran noticias que relacionaran a Juan Tomás Vidal con la Operación Malaya, pero su caso no es el único que debería preocupar y mucho a Miguel Angel Fernández Ordóñez.

En sus cargo continúa José Luis Rodríguez Holgado, también miembro de varios consejos de administración de empresas del citado Enrique Ventero y consejero ―ya lo voy adelantando― de otra sociedad estrechamente relacionada con el Caso Malaya: TRANVÍA DE PARLA S.A., pero quizás más preocupante que lo anterior es la permanencia como director de organización y sistemas de José Luis Rodríguez Romo.

Rodríguez Romo preside la sociedad LAS CABEZADAS DE ARANJUEZ en un contexto en el que coinciden Juan María López Alvarez, el socio de Roca y de Pedro Román, y Javier Arteche y otros miembros de la «trama vasca», y donde ―también lo adelanto― vuelven a aparecer juntos el Caso Gürtel, el Caso Malaya y las inversiones de CCM― pero, sobre todo, comparte consejo de administración con ese mismo Juan María López Alvarez en las mercantiles CLAUDIA ZAHARA 22 y CORTIJO DEL MORO; y esto por no hacer referencia a su relación societaria con David Marjaliza (IZEN INNOVACIÓN y ATALIA INICIATIVAS) y con el imputado tras la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción de Sevilla, Domingo Díaz de Mera.

En definitiva, que la política de Fernández Ordoñez en el caso CCM tiene todos los visos de pretender pararse en el saneamiento económico de la entidad ―con dinero público, claro está― y paralelamente ensombrecer todo lo posible aquellos elementos o indicios que llaman a escena al Código Penal.

Los consejeros de la caja ―a los que no hace ninguna gracia que se les haya señalado como los chivos expiatorios de la situación― lo saben y de ahí que astutamente adviertan al Gobernador del Banco de España y al Ministerio de Economía que la falsedad contable bien puede ser un delito, y que en los artículos 290 y siguientes de ese mismo código hay descritas conductas que deberían preocupar mucho a los directivos de la Caja, y que ellos están estudiando la interposición de acciones penales.

En el caso de Caja Castilla-La Mancha, decididamente, hay un auténtico estruendo. Por todas partes resuenan voces que repiten lo mismo: «si me hundo yo, nos hundimos todos». Entre tanto, los clientes siguen sacando sus «perras» de la Caja. Desde el 1 hasta el 21 de abril se han esfumado depósitos por valor de 519 Millones de Euros (86.354.334.000 Pts.) pero esto no es sorprendente, lo sorprendente es que aún haya alguien que tenga una cuenta en CCM.

Anuncios

El Economista: La sociedad creada por el presidente de NH vendió pisos al testaferro de Roca

Artículo de El Economista
Artículo de El Economista

El Economista publica hoy el siguiente artículo:

Alejandra Ramón / J. Romera

Pedro Román imputado en la Operación Malaya adquirió seis inmuebles por 38 millones de euros

La sociedad creada por Gabriele Burgio, presidente de NH y su director financiero, Mola 15, entró en contacto con el testaferro de Roca, Pedro Román, en la ampliación de capital que se produjo tan sólo un mes después de su creación. Mola 15 tenía en propiedad un inmueble en Príncipe de Vergara.

El testaferro de Roca adquirió a través de Veram AG e Inversiones Paduana, empresa a nombre de su hija, seis viviendas y un local por un valor total de 38 millones de euros.

Según el informe elaborado por el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), Veram AG adquirió un dúplex con una superficie de 700 metros cuadrados valorado en unos 5,5 millones de euros y otra vivienda de más de 900 metros cuadrados por 8,2 millones así como un local a pie de calle.

Por estas propiedades, Pedro Román habría transferido a la cuenta de la sociedad una señal de 1,5 millones de euros. Además de esta cantidad la empresa habría abonado 620.000 euros para adquirir el 20 por ciento de Mola 15 idéntico pago al efectuado por Inversiones Paduna.

La sociedad en la que figura la hija de Pedro Román como administradora, adquirió tres viviendas por un valor superior a los 20 millones de euros. Por estas propiedades, la hija de Román habría transferido dos millones de euros.

En el informe elaborado por el Sepblac se habla de “se habría pagado” porque los datos los obtienen de las escrituras y de los acuerdos firmados. En un primer informe fechado de 2006 se habló de la posible existencia de blanqueo de capitales y en el último auto, de fecha el 2 de marzo de 2009, el juez que instruye la Operación Malaya, Oscar Pérez, asegura que “existe una venta” pero advierte que “no existe en la base de datos de la Agencia Tributaria en ese ejercicio (la compra venta se realizó en 2004) entrada de fondos procedente de Suiza, y por la misma razón tampoco ha podido proceder el dinero de cuentas españolas de no residentes”.

El juez, que sí que ha podido comprobar las transferencias realizadas desde Suiza para la ampliación de capital de Mola 15, mantiene por ello abierta la investigación.

.

La trama vasca

Gabriele Burgio, presidente de NH Hoteles y socio de Mola-15
Gabriele Burgio, presidente de NH Hoteles y socio de Mola-15

Las conversaciones transcritas en el sumario de la Operación Malaya, actualmente en instrucción, dejan clara la relación entre diferentes implicados en la trama de corrupción que provocó la disolución del PSOE marbellí.

La relación alcanza incluso a la conocida como ‘trama vasca’ cuyo principal protagonista era el empresario Javier Arteche.

En la conversación transcrita del 10 de febrero que aparece en el tomo XXV del Sumario Heraclio López Sevillano, director de expansión de NH, le dice a Montserrat Corulla, testaferro de Roca, que en la operación (se desconoce de cual hablan) “habría una intermediación importante para ella”, ella le dice que “le han traído del polígono de las Mercedes de una cosa Arteche para que si… Se lo puede mover y que indague, que es un edificio de 9000 metros, para cambiarle el uso que lo tienen en locales comerciales… y que lo tenía que hablar con él (Arteche con Heraclio)”.

En otro punto de ls muchas conversaciones que aparecen transcritas, el director de expansión de NH, dice que “si eso sale los que venden van a pagar otros 500, que no maneje esa cifra con nadie, pero está hablando de 8.000, que para ellos sería multiplicar por 4, pero pagando 500 de intermediación para ella y para él y que si lo sacan tienen que hacer un documento comprometiéndose a… (suena otro teléfono)”.

La Conexión Malaya IX. SACYR-VALLEHERMOSO y Caja Castilla-La Mancha: algunos negocios con el “malayo” Pedro Román y con su socio Juan María López Alvarez.

41
Luis del Rivero, presidente de SACYR

Luis del Rivero, empresario murciano, como Roca (que es murciano, aunque más “caballero de fortuna” que empresario) No sólo preside la segunda gran constructora del país y no sólo, ahora que SACYR se desplaza por el filo de una navaja barbera, pretende buscar alivio a su calamidad económica haciendo tratos con petroleras ligadas a la “mafia rusa“, como ha puesto de relieve la prensa en referencia a varios informes del CNI; sino que dentro de nuestras fronteras también lleva tiempo asociado con lo que el Juez Miguel Angel Torres calificó en su Auto de 18 de julio de 2007, como “delincuencia organizada“, pues la sociedad VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN S.A. perteneciente en su totalidad a SACYR-VALLEHERMOSO, ostenta en la actualidad el cargo de Consejero Delegado en la mercantil MOLA-15, una entidad en la que el “malayo” Pedro Román Zurdo tiene una muy importante participación y que, también, está relacionada con presuntas actividades de blanqueo de Juan Antonio Roca Nicolas. Sin embargo SACYR no es la única gran empresa que hace negocios con socios significativos de MOLA-15. CAJA CASTILLA LA MANCHA, presidida por Juan Pedro Hernández Moltó, que fuera Consejero de Economía en varios de los gobiernos de José Bono, tiene también estrechas relaciones con algunos de sus administradores.

.

Mola 15 y la Operación Malaya.

Roberto Chollet Ibarra, ejecutivo de NH HOTELES
Roberto Chollet Ibarra, ejecutivo de NH HOTELES

La entidad MOLA-15 recibe su nombre del edificio que ha constituido su principal objeto de negocio, la finca situada en el número 15 de la madrileña calle de Príncipe de Vergara, antes General Mola.

Actualmente su consejo está integrado por las siguientes personas o entidades mercantiles: ECO PROYECT 22 SL, que preside la sociedad; el consejero delegado Roberto Chollet Ibarra, alto ejecutivo de la cadena hotelera NH HOTELES; el también consejero delegado Valeriano Mayayo Sáinz, que enlaza a MOLA-15 con otras empresas como EL TIRO DE MURCIA o GRANDES AREAS COMERCIALES DE ARAGÓN; la mercantil VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN S.A., perteneciente, como he dicho, a SACYR-VALLEHERMOSO; y el letrado en ejercicio FERNANDO AGULLÓ DÍAZ-VARELA, que ejerce el cargo de secretario y que a su vez fue administrador de la sociedad pública PATRIMONIO MUNICIPAL DE MAJADAHONDA.

Sin embargo, este consejo de administración era algo distinto antes de la Operación Malaya y de sus sucesivas fases. Junto a Roberto Chollet Ibarra, ejerció el cargo de presidente, hasta el nombramiento de ECO PROYECT 22 S.L., Gabriele Burgio, quien a su vez es el presidente de la cadena hotelera NH HOTELES y, además, tuvieron el cargo de administradores el “malayo” Bruno Baumann y el BUFETE SEVERINO MARTINEZ IZQUIERDO S.L.

Severino Martínez Izquierdo, abogado fiscalista, en su día alto cargo de la Inspección de Hacienda en Málaga y autor de varios libros, entre ellos, “Breve Historia del Delito Fiscal“; como se recordará, resultó tiroteado por un sicario en Madrid cuando corría el año 2005. Entonces ostentaba la representación, es decir, era el testaferro de Pedro Román Zurdo tanto en MOLA-15 como en EL ANGEL DE TEPA, donde compartía administración con Montserrat Corulla, lo que a estas alturas ya se sabe que era lo mismo que compartirlo con Juan Antonio Roca.

Es cierto que en el organigrama de MOLA-15 no aparecen, prima facie, Roca o sus más inmediatos y conocidos testaferros pero, desde luego, no andaba muy lejos del escenario. En la ampliación de declaración de Montserrat Corulla de 28 de agosto de 2007, folio 13.343 del sumario del Caso Malaya, se lee lo siguiente: “Sabe que Pedro Román está rehabilitando un edificio en la C/ Príncipe de Vergara, que está siendo rehabilitado por ECO YESO (en la actualidad ECO PROYECT 22) y en el que Juan Antonio Roca ha comprado dos pisos de 350 metros cuadrados para unirlos, aunque no sabe a nombre de qué sociedad los ha puesto y es Gonzalo Astorqui el que está enterado de todo porque llevó la operación“.

El resto de las operaciones sobre el edificio de la C/ Príncipe de Vergara, tal y como la investigó el SEPBLAC (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias) durante el año 2006 se dibujaba de la siguiente forma:

Gabriele Burgio, presidente de NH HOTELES
Gabriele Burgio, presidente de NH HOTELES

De Gabriele Burgio y de Roberto Chollet Ibarra se dice que son, respectivamente, Presidente y Director General Económico Financiero de NH HOTELES. Cada uno de ellos tenía a su nombre un 10% del capital de MOLA-15, es decir, 310.000 € respectivamente.

De ECOPROYECT 22 SL, propietaria del 20% de las acciones, valoradas en 620.000 €, se establece que tiene su domicilio social en Príncipe de Vergara, 15, que su administrador único es, desde 1999, un tal Juan María López Alvarez y que desde 2004 figura como apoderado de la sociedad un individuo llamado José Benito Soto Losa. Entre las sociedades participadas de esta entidad, se encuentra EL TIRO DE MURCIA S.L.

En cuanto a INVERSIONES GRANCASA S.A., también presente en aquel momento entre el accionariado de MOLA-15, el informe del SEPBLAC advierte que su único socio es GRANDES AREAS COMERCIALES DE ARAGÓN S.A., empresa relacionada con EL CORTE INGLES de Isidoro Alvarez. A su vez, algunos de sus consejeros poseían acciones o cargos de representación en la ya citada EL TIRO DE MURCIA S.L.

Respecto a la mercantil VERAM A.G., igualmente accionista de MOLA-15, se trata de una sociedad de nacionalidad suiza, inscrita en el registro mercantil de Lucerna y domiciliada en Kriens, Arsenalstrasse 40, despacho de Aregger & Schleiss, sociedad Anónima para Gestiones Financieras. La empresa estaba representada por el suizo Bruno Baumann.

Pedro Román Zurdo y Roca
Pedro Román Zurdo y Roca

Otro de los accionistas era INVERSIONES PADUANA, que contaba en el 2006 con el 20% de la cuota de propiedad, valorada en 620.000 €, tenía como administradora única a María Pilar Román Martín, es decir, a la hija y testaferro de Pedro Román Zurdo, quien en sus declaraciones en el Juzgado nº 5 de Marbella, admitió que esta sociedad le pertenecía.

Finalmente, el SEPBLAC puntualiza que VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN SA es una empresa perteneciente a SACYR-VALLEHERMOSO. En el 2006 la constructora de Luis del Rivero contaba con el 20% de la cuota de propiedad de MOLA-15.

Así, según consta en los informes obrantes en el Sumario Malaya, VERAM AG había designado como su representante en el consejo de MOLA-15 al bufete del abogado Severino Martínez Izquierdo el cual, a su vez, estaba objetivamente vinculado a Pedro Román Zurdo (Bienpeinado, según le apodaba Montserrat Corulla) y a su sociedad INVERSIONES PADUANA.

En este contexto, Bruno Baumann, en nombre de VERAM AG, se queda con una de las viviendas de la finca en virtud de un contrato firmado con Roberto Chollet Ibarra, el ejecutivo de NH HOTELES y Juan María López Alvarez. El valor de la operación se fijó en más de 1.992.000 €

Existe otro contrato, suscrito entre las mismas partes, correspondiente a otras tres unidades de la finca y cuyo precio se fijó en 1.599.411,61 €.

Por otro lado, Pedro Román, utilizando la sociedad INVERSIONES PADUANA, se queda con cuatro viviendas más del edificio por un importe de 20.000.000 €

Así las cosas, los agentes del SEPBLAC concluyen su informe diciendo que “Pedro Román Zurdo, vinculado con investigaciones relacionadas con delitos de naturaleza económica, a través de dos de sus sociedades, una de nacionalidad suiza y la otra española, habría adquirido unos inmuebles por los que habría pagado todo o parte de una importante cantidad. El hecho de utilizar en una de las operaciones, una sociedad suiza que remite fondos desde aquel país, para el pago de la suscripción de las acciones, establece una clara posibilidad de que los hechos estén relacionados con supuestos de blanqueo de capitales“.

.

La vinculación de MOLA-15 con el testaferro de Roca, Juan Germán Hoffmann.

Hans Hoffmann, en el centro entre Hitler y el general Emilio Esteban Infantes
Hans Hoffmann, en el centro entre Hitler y el general Emilio Esteban Infantes

Juan Germán Hoffman, uno de los sujetos más truculentos del elenco “malayo”, es hijo del difunto cónsul honorario alemán en Málaga Hans Hoffmann. Gracias al excelente trabajo de Carlos Collado Seidel sabemos que este individuo, agente de la Gestapo y hombre de confianza del propio Hitler, estaba considerado por los servicios secretos españoles de la época “como un agente que después de la guerra entró en acción y tuvo encomendadas funciones importantes dentro de la organización Ogro con el fin de controlar y mantener vivo el nazismo entre la colonia alemana en España. De esta forma, Hoffmann sería una de las personas más activas en este sentido, participando incluso en el secuestro de compatriotas antinazis y en su deportación a Alemania

Así las cosas, es de suponer que el tal Hans Hoffmann estuviera, desde siempre, muy al tanto de las técnicas más sofisticadas para ocultar patrimonios, para hacer fluir capitales a lo largo y ancho del Mundo y para lograr la tolerancia de lo intolerable. Es de suponer también que trasmitiera esa ciencia a su hijo y que tales conocimientos fueran muy valorados por la organización de Roca quien, según se desprende de las investigaciones del Caso Malaya, le confió el control de su organización en paraísos fiscales como Suiza, Liechtenstein, Isla de Man, Islas Vírgenes Británicas o Singapur.

De su hijo, Juan Germán Hoffmann Depken, el Auto de Imputación de 18 de julio de 2007 dice que hay que “destacar también el papel de Juan Germán Hoffmann al que luego se hará referencia, que se encarga de la estructura exterior de Roca con sociedades como LISPAG AG en suiza, la fundación de Liechtenstein MELIFERO, la gibraltareña GOLDEN OYSTER LIMITED con la que adquiere un yate y la utilización de la sociedad FINK 2010 para tener fondos de Roca desde el exterior de España“.

Hoffmann compartía con Roca y con Emilio Rodríguez Bugallo la propiedad de la mercantil MARBELLA AIRWAYS. Es Hoffmann quien realiza desde la cuenta de la fundación MELIFERO, en Suiza, un pago de 875.000 € a Beto Pedronzo, el principal suministrador de obras de arte a Roca. Es Hoffmann quien encubre la identidad de Roca como propietario del yate de recreo Thoroughbred mediante la sociedad de las Islas Vírgenes Británicas (paraíso fiscal) GOLDEN OYSTER LIMITED. También es Hoffmann quien participa con Florencio San Agapito Ramos (individuo del que habrá que volver a ocuparse) con Roca y con Pedro Román en la llamada “operación Yambali” consistente en la compra de una parcela, un “aumento enorme” de su edificabilidad por parte del Ayuntamiento y la venta posterior.

Es Hoffmann quien, siempre según el Auto de Imputación citado, se encarga de “ayudar a Roca a traer a España al menos entre 8 y 10 millones de € dándole Roca a Hoffmann poderes a su favor en la fundación MELÍFERO” y quien, para hacer llegar a España 3 millones de € sin levantar sospechas, simula un crédito por esa cantidad a CONDEOR, empresa de Roca administrada por Montserrat Corulla, etc. etc.

En definitiva, según el Juez Miguel Angel Torres, el letrado Hoffmann es una pieza de la organización de Roca que “en cierto modo asume y renueva parte de la estructura exterior de Roca con distintas sociedades en suiza, Liechtenstein, Gibraltar o lugares tan exóticos como Singapur“.

Ahora, con todo esto en mente, volvamos a la mercantil MOLA-15. Según la “Propuesta de Actuación” nº 15.265 de la UDEF-BLA, folio 23.805 del Sumario Malaya “entre otras sociedades estarían directamente vinculadas a Juan Germán Hoffmann, según la declaración de su asesor fiscal, las siguientes:

1.- LEU SL (CIF B29689148) sociedad de la que es administrador único Hoffmann… En el año 2004 el socio único era la sociedad suiza VERAM AG“. Ya hemos visto que esta entidad domiciliada en Kriens, Suiza, era propiedad, según el SEPBLAC, de Pedro Román Zurdo y estaba representada por Bruno Bauman, el mismo que aparecía en el consejo de MOLA-15.

2.- FINK 2010 SL (CIF B29815487) Hoffmann era el administrador único de esta mercantil, sin embargo, la sociedad estaba participada por la compañía suiza UFM HOLDINGS AG, también propiedad de Hoffmann, tal y como éste declaró en sede judicial, pero con la curiosa circunstancia que su administrador era Bruno Baumann.

Por tanto, parece inevitable considerar que este Hoffmann era el vaso comunicante entre las estructuras internacionales de evasión fiscal y blanqueo de capitales presuntamente utilizadas por Roca y por Pedro Román y que, en consecuencia, la operativa de MOLA-15 estaba estrechamente ligada a esas dos estructuras, siempre en el supuesto de que fueran dos y no una sola, en la que Román y Roca actuaran al unísono y con confusión de intereses y dineros.

De esta forma y por el propio concepto de sociedad mercantil, que supone la puesta en común de recursos con la finalidad de obtener un lucro igualmente común, quienes aparecen asociados en MOLA-15 con Pedro Román y más o menos directamente con Roca, también se aprovechan del producto de los presuntos delitos de éstos, pues al ponerlos en concurso con sus propias aportaciones, obtienen unos beneficios que de otra manera no podrían obtener y eso, haciendo dejación de una complicidad más directa en el delito, puesto que ninguno de los otros consejeros de MOLA-15 podían, a fecha de los hechos, ignorar quién era Pedro Román Zurdo y cuál era su circunstancia y fama en Marbella.

.

El ANGEL DE TEPA, más negocios entre Roca, Pedro Román y Juan María López Alvarez.

Montserrat Corulla
Montserrat Corulla

Si de los consejeros de MOLA-15 había alguno que de ninguna manera podía ignorar que andaba en tratos con Roca y Pedro Román, ese era el tal Juan María López Alvarez porque él también estaba presente en otra de las sociedades ligadas a Roca: INMOBILIARIA EL ANGEL DE TEPA.

Esa entidad se encuentra ahora bajo administración judicial pero con anterioridad al 12 de julio de 2006 su consejo estaba compuesto por las siguientes personas o entidades: Montserrat Corulla, ECO PROYECT 22 SL, José Luis Gallardo Santamaría, Martín Guerrero Gómez, Raúl Guerrero Gómez, Enrrique Guerrero Serrano, Juan María López Alvarez, Severino Martínez Izquierdo, José María Pernas Martínez, Luis María Pernas Romaní y María Begoña Romaní Landa.

Pese a la presencia de tantos nombres, los datos obtenidos por la investigación del Caso Malaya, han puesto bien de relieve que el control efectivo de esa sociedad se despachaba entre Roca, Pedro Román, (representado por el singular letrado Severino Martínez Izquierdo) y “Juanmari López Alvarez, como familiarmente le denominaba Montserrat Corulla y para que esto quede claro basta dejar hablar a la propia Corulla quien en la ya citada “ampliación de declaración” de 28 de agosto de 2006, decía lo siguiente:

En cuanto a INMOBILIARIA ANGEL DE TEPA, Roca le dijo que estaba interesado en adquirir una parte del palacio del mismo nombre y ella se limitó a ir a la notaría en el momento de firmar la escritura para comprar las participaciones de la sociedad titular del palacio. Ese día en la notaría estaba Pedro Román con su hija y su fiscalista, Severino Martínez; Juan María López Alvarez con sus tres abogados, Juan Hoffmann que iba a adquirir un 5% y, por Condeor, fue ella con el cheque que le habían dado y Manuel Sánchez Zubizarreta.

Con posterioridad a la adquisición de la sociedad surgieron discrepancias entre los socios debido a que ECO PROYECT 22 que es la sociedad de Juan María López, insistía en hacer la obra por administración mientras que Juan Antonio Roca se mostraba contrario porque decía que tenía que hacerse por adjudicación en un presupuesto cerrado para evitar que se incrementara.

Sabe que hubo una reunión en Marbella entre los tres socios y que Juan María López decidió vender su participación y de forma simultánea, por medio de los amigos de la declarante en NH HOTELES, surgieron unos compradores interesados en el palacio y como no tenían dinero para abordar la inversión decidieron vender la sociedad a INMOLEVANTE y a las otras sociedades“.

Nuevamente, pues, vemos reunidos aquí a aquellos que habíamos visto junto a SACYR-VALLEHERMOSO en el consejo de MOLA-15: Roca, Pedro Román, la cadena hotelera NH HOTELES, Juan Germán Hoffmann y al que ahora más interesa, Juan María López Alvarez y además, sin que ninguno de ellos pueda alegar ignorancia respecto a quiénes eran los otros con los que compartía el pan.

.

CLAUDIA ZAHARA 22: los de antes y la CAJA CASTILLA-LA MANCHA.

Juan Pedro Hernández Moltó, presidente de CCM
Juan Pedro Hernández Moltó, presidente de CCM

SACYR-VALLERHERMOSO, sin embargo, no es la única entidad con prosapia que hacía o hace negocios con el hampa marbellí o con personajes estrechamente relacionados con ella. CAJA CASTILLA-LA MAHCA (CCM) al igual que SACYR, también se conecta a este selecto grupo de MOLA-15 y EL ANGEL DE TEPA a través del tal Juan María López Alvarez y de uno de sus apoderados: José Benito Soto Losa.

Una de esas conexiones, no la única pero sí de la que ahora me voy a ocupar, se establece a través de la mercantil CLAUDIA ZAHARA 22 S.L. (B83982611) Domiciliada inicialmente en la c/ Príncipe de Vergara nº 15, al igual que MOLA-15; esta sociedad, que opera en Sevilla, está presidida por ECO YESO INTERNACIONAL SL, es decir, por Juan María López Alvarez el socio de Roca y de Pedro Román, ambos, qué duda cabe, “malayos” de primerísima fila. Su vicepresidente es José Luis Rodríguez Romo que, si no han cambiado las cosas en las últimas horas, tiene el cargo de Director General Adjunto de CCM.

Además, entre otros, como Consejeros, constan VALLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN SAU, esto es, SACYR, y el alcalde de la localidad toledana de Urda (muy cercana a la de Layos) y Vocal del Consejo de CCM, Florencio Fernández Gutiérrez. Por otra parte, el secretario de la entidad es el mismo que lo fuera de MOLA-15, el ya citado Fernando Agulló Díaz-Varela.

Los principales accionistas de esta sociedad son VLLEHERMOSO DIVISIÓN PROMOCIÓN SAU, con un 40% del capital, y PLANES E INVERSIONES CLM SA (PLAINSA), que tiene la propiedad del 30% de la entidad y está presidida por el citado antes Florencio Fernández Gutiérrez, alcalde de Urda, Toledo, siendo muy de señalar que el cargo de Presidente de esta filial de CCM lo desempeñaron antes que Florencio Fernández, el propio Juan Pedro Hernández Moltó y, cosa curiosa, nuestro muy conocido Aurelio González Villarejo, el propietario de URBAPLANING, adjudicataria en Carranque (Toledo) de los PAUs de “Las Montanillas” y “El Murillo” y “postulante” a agente urbanizador en el PAU de las 24.000 viviendas de Illescas; quien además desempeñó en PLAINSA los cargos de consejero delegado y administrador, como también fueron administradores en esta misma sociedad sus hijos Florencia y Alberto González Tostado.

En fin, que parece que estamos condenados, demos las vueltas que demos por los registros mercantiles y por la geografía española, a toparnos siempre con las mismas alianzas. La razón que de esta proximidad a ciertos imputados en el Caso Malaya, daba un portavoz de CCM en declaraciones a “El Confidencial” es que la entidad ha hecho “negocio con mucha gente muy conocida” aunque dejó claro que “nadie de esta casa está imputado” y que la CCM es “un modelo en la prevención del blanqueo de capitales“. Por eso, sin duda, es por lo que CCM se asocia con individuos de esta condición, para impedir que las sociedades en las que participa con ellos, se utilicen como instrumentos de blanqueo de capitales delictivos.

De todas formas, llamar a Enrique Ventero, a Juan Antonio Roca, a Florencio San Agapito, a Juan Germán Hoffmann, a Javier Arteche Tarascón, a Pedro Román Zurdo o a Juan María López Alvarez; “gente muy conocida” me parece, señor portavoz de la CCM y atento lector de Notitia Criminis, que es una forma un poco demasiado libérrima de hacer uso de un eufemismo.