Entierro y resurrección del alcalde de Noblejas

Latino, me parece que recobro la vista. ¿Pero cómo hemos venido a este entierro? ¡Esa apoteosis es de París! ¡Estamos en el entierro de Víctor Hugo! ¿Oye, Latino, pero cómo vamos nosotros presidiendo?

Ni Tofiño porfiando porque en el cementerio de Illescas los huesos se muden en ladrillos, ni el mismo Alejandro Pompa urdiendo para Carranque una cadena de montaje mortuoria en la que los viejos habrán de entrar por la puerta del asilo y salir al cabo, ya aviados, ante el dintel del anejo camposanto, han conseguido mostrar tanto apego por la mojiganga macabra y por la trapisonda grotesca, como el tal Agustín Jiménez Crespo, que además de atender a ese nombre, también atiende al gobierno del ayuntamiento de Noblejas y al buen parar –porque el mencionado Agustín sirve de asesor de Presidencia– de José María Barreda.

Pero mientras este Lázaro se inhuma y resucita, para catar en vida un artilugio de enterrador, y el coro de los sepultureros le entona, con befas nerviosas, un réquiem zumbón, Barreda le conserva como consejero personal, sin que sea estorbo que el individuo haya sido condenado en firme por hacer saco en ciertos documentos que una de sus propias concejales tenía en las manos, de las que se los arrancó a pescozones; o que hace unas semanas se haya visto declarando, acusado de prevaricador, ante el Juzgado nº 2 de Ocaña.

UN SEPULTURERO.- Ese sujeto era un hombre de pluma.

OTRO SEPULTURERO.- ¡Pobre entierro ha tenido!

UN SEPULTURERO.- Los papeles lo ponen por hombre de mérito.

OTRO SEPULTURERO.- En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser

sinvergüenza. En España se premia todo lo malo.

Noticias relacionadas:

Agustín Jiménez, el alcalde de Noblejas condenado por golpear a una concejal, declara mañana como imputado por un delito de prevaricación
El alcalde de Noblejas, Agustín Jiménez, condenado por agredir a una concejal, cobra más de 7 millones de pesetas como asesor de Barreda
¿Por qué «La Tribuna de Toledo» publica informaciones sobre la vida privada de la concejal agredida por Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas?
Agustín Jiménez, alcalde de Noblejas (Toledo) condenado por agredir a una concejal, compró terrenos por 5 millones y los vendió por 37
Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas, Toledo, fue grabado mientras agredía a una de las concejales de su equipo de gobierno

Agustín Jiménez, alcalde de Noblejas y asesor de Barreda, ya condenado por agredir a una concejal, declara hoy como imputado por un delito de prevaricación

Agustín Jiménez

El alcalde de la localidad toledana de Noblejas, Agustín Jiménez Crespo, que ya fue condenado en firme por agredir y golpear a una concejal de su propio partido (PSOE) declara hoy ante el Juzgado nº 2 de Ocaña como imputado por un delito de prevaricación.

Los hechos están relacionados con la venta de unos tres millones de metros cuadrados a una corporación en la que participan CAJA CASTILLA LA MANCHA CORPORACIÓN y una empresa propiedad del amigo de Barreda y «magnate» de la prensa regional, Antonio Miguel Méndez Pozo.

Agustín Jiménez Crespo no ha sufrido ninguna reprobación por parte del PSOE toledano a causa de la agresión a la concejal Belén Gutierrez y tampoco consta que haya sido cesado como asesor personal del presidente Barreda, cargo por el que se viene embolsando unos 7 Millones de Pts. anuales.

.

El resto de la noticia en Tercera Información

El alcalde de Noblejas, Agustín Jiménez, condenado por agredir a una concejal, cobra más de 7 millones de pesetas como asesor de Barreda

El alcalde Agustín Jiménez (en la foto) antiguo parlamentario regional; amigo personal de José Bono; relacionado en su condición de munícipe con ciertos negocios, por ahora frustrados, vinculados a Miguel Antonio Méndez Pozo ―otro amigo personal de Barreda― y como veremos en breve, también a gente estrechamente relacionada con la trama vasco-malaya; condenado como autor de una agresión contra la concejal de su propio partido, Belén Gutierrez, a la que propinó varios puñetazos delante de las cámaras de seguridad del Ayuntamiento, no sólo no ha sido reprobado por su partido, el PSOE de Castilla-La Mancha, sino que, además, ostenta el cargo de “Asesor de Presidencia” en la Junta de Comunidades, cargo por el que recibe 44.199 € anuales en concepto de retribución.

En otras palabras, este individuo cuyo destino lógico ―atendiendo a la más elemental ética, a la presunta postura de su partido y a la, no menos presunta, del propio Barreda― habría sido la expulsión inmediata; no solamente no ha sufrido ningún tipo de sanción, ni ha sido expulsado, ni ha recibido ninguna reprobación pública, sino que disfruta de la condición de “asesor” directo de José María Barreda, lo que le reporta, según su propia “declaración de actividades, bienes y rentas” de 2008, año en en fue condenado ―y en la que, por cierto, no se recoge ni un sólo céntimo de sus ingresos como alcalde de Noblejas― la sabrosa cantidad de más de 7 Millones de Pts. Anuales.

La enormidad de este cinismo y en general de la hipocresía que informa la política institucional en Toledo, se puede atisbar con cierta claridad comparando estos hechos con una de las últimas declaraciones de Barreda relativas a la violencia de género, incluidas en su blog personal, porque Barreda también tiene un blog:

«La violencia de género es una lacra a la que todos, hombres y mujeres, debemos plantar cara. Es inaceptable que en pleno siglo XXI sigan existiendo seres humanos que quieren abusar de otros seres humanos, que se creen en el derecho de poner la mano de encima, de lanzar un puñetazo contra alguien, sea hombre o sea mujer»

Fdo. José María Barreda, magister dixit et non facit y, además, Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, personalmente asesorado por Agustín Jiménez, condenado por golpear a una mujer.

¿Por qué «La Tribuna de Toledo» publica informaciones sobre la vida privada de la concejal agredida por Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas?

Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas
Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas

Haciéndose eco de la agresión perpetrada por Agustín Jiménez Crespo (en la foto) a una concejal de su grupo en el Ayuntamiento de Noblejas, La Tribuna de Toledo, en un artículo titulado «El PP reclama al PSOE que actúe contra el alcalde si no dimite» daba datos sobre aspectos privados de la vida de dicha concejal y de una de sus amigas, la cual fue inmediatamente despedida por el tal Jiménez tras ocurrir los hechos que le han llevado a ser condenado.

Esos datos, que carecen absolutamente de ninguna relevancia respecto a la información publicada, parecen ocultar, tras una aparente redacción aséptica, un tortuoso intento de desprestigiar públicamente a la víctima de la agresión y una no menos tortuosa pretensión de sostener al agresor, resaltando que si bien ha sido condenado, no lo ha sido por violencia de género, sino por lesiones.

Independientemente de que la concejal agredida muy bien podría emprender acciones legales contra La Tribuna de Toledo y de que el alcalde Agustín Jiménez Crespo no haya sido condenado por un delito de violencia de género porque ahí falta la convivencia familiar o la relación afectiva, lo cierto es que la maniobra de La Tribuna es reveladora.

Como es sobradamente conocido, La Tribuna es una cabecera perteneciente a Antonio Miguel Méndez Pozo. También es sobradamente conocida la pública amistad que une a este constructor, encarcelado en su día por el caso de “la construción de Burgos”, con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda.

Por otro lado, Méndez Pozo es uno de los mayores deudores de la intervenida CAJA CASTILLA-LA MANCHA y uno de los principales “inversores” ―con dinero de CCM― en los ruinosos proyectos del Aeropuerto de Ciudad Real y del Reino de Don Quijote, por no citar ahora otros negocios inmobiliarios que este importante empresario tiene en la región.

Pues bien, Méndez Pozo también tiene señalados intereses en la localidad toledana de Noblejas, escenario de la agresión del alcalde Agustín Jiménez, intereses que penden de un hilo el cual, a su vez, pende de la “voluntad” del alcalde Jiménez.

En Noblejas, el ahora condenado en firme Agustín Jiménez Crespo, impulsó un proyecto que pretendía alcanzar la condición de polígono dedicado a la alta tecnología. Su denominación: Parque Tecnológico Lineal. Para ello el Ayuntamiento de Noblejas presidido por Jiménez compró unos tres millones de metros cuadrados al precio de 250 Pts/m2.. Esos terrenos fueron vendidos, posteriormente, a un consorcio formado por CAJA CASTILLA-LA MANCHA CORPORACIÓN, CONSTRUCCIONES Y OBRAS LLORENTE, DESARROLLOS INDUSTRIALES GRAN EUROPA XXI y MGB CASTILLA-LA MANCHA INGENIERÍA Y ARQUITECTURA. El precio de venta fue de 10 €/m2.

Sentencia por la que se condena a Agustín Jiménez
Sentencia por la que se condena a Agustín Jiménez

En esta compraventa el Ayuntamiento incluyó una cláusula de reversión. Si pasado determinado plazo las obras de urbanización no se habían terminado, los terrenos debería revertir al Ayuntamiento. La corporación, de darse este caso, pagaría dichos terrenos al 75% del precio inicial, es decir, a 7,50 €/m2.

En la actualidad, el fabuloso parque de alta tecnología es otro de los muchos fiascos en los que CCM fue embarcada por Juan Pedro Hernández Moltó y su equipo de dirección. La previsión inicial de que BMW se instalara en Noblejas fracasó y los trabajos de urbanización han sido abandonados, lo que pone en vigor la cláusula de reversión de esos terrenos al Ayuntamiento, cosa que el alcalde Jiménez se ha guardado de exigir hasta el momento.

Las razones de esa pasividad muy bien podrían obedecer a la presencia de CCM CORPORACIÓN, pero no sólo a eso porque resulta que la mercantil MGB CASTILLA-LA MANCHA INGENIERÍA Y ARQUITECTURA, es una empresa de Antonio Miguel Méndez Pozo, que tiene por administrador único a su hijo Miguel Méndez Ordóñez y cuyas participaciones pertenecen un el 100% a la sociedad GRUPO RIO VENA GESTIÓN DE CARTERA que, a su vez, pertenece a RIO DE LOS AUSINES, por supuesto, también propiedad de Méndez Pozo.

No acaban aquí las cosas interesantes que están sucediendo en Noblejas (Toledo) ni la presencia de interesantes empresas y no menos interesantes apellidos en el asunto del puntero, a la par que fracasado, parque de alta tecnología, pero de momento baste con señalar esto para dar una plausible explicación al equilibradamente maligno artículo que La Tribuna de Toledo ha dedicado a la agresión que sufrió la concejal Belén Gutierrez a manos del alcalde Jiménez.

Entre tanto, según informan vecinos de Noblejas, Agustín Jiménez se ha dedicado estos días ha hacer varias visitas al Congreso de los Diputados, lo cual es lógico porque durante las “jornadas de puertas abiertas” el lugar está muy masificado y no se puede apreciar bien la belleza de sus dependencias.

Agustín Jiménez, alcalde de Noblejas (Toledo) condenado por agredir a la concejal de su propio grupo, Belén Gutiérrez, compró terrenos por 5 millones y los vendió por 37

Interviu, 29 de junio a 5 de julio
Interviu, 29 de junio a 5 de julio

Según Interviu ―el artículo completo se puede descargar desde aquí o pulsando sobre las imágenes― la concejal del ayuntamiento de Noblejas (Toledo) Belén Gutierrez «acudió… Al ayuntamiento para hacer una gestión sin demasiada importancia, pero salió de allí con un brazo retorcido y un puñetazo en el rostro» como resultado de la agresión del alcalde Agustín Jiménez.

Lo cierto es que la reacción del individuo que está al frente del ayuntamiento de Noblejas desde 1983, el tal Agustín Jiménez, no refuerza la teoría de que la gestión careciera de importancia. Siempre según los hechos declarados probados por la sentencia, Belén Gutierrez pretendía fotocopiar unos documentos relacionados con una subvención a una ONG. La funcionaria encargada consultó con el secretario que exigió que se hiciera la petición por escrito. La concejal insistió en que como edil podía obtener copias de los documentos sin más formalismos. A partir de ahí, tanto la funcionaria como la concejal, se dirigen al despacho del alcalde, que salió a su encuentro prohibiendo a Belén Gutierrez acceder a la documentación.

En ese punto, continúa el relato de los hechos de la sentencia, la concejal «le arrebata el documento a la administrativa y de manera inmediata Agustín Jiménez Crespo acorrala literalmente a María Belén Gutiérrez Zamorano contra una pared, le retuerce la mano y le da un puñetazo, quitándole de manera violenta los documentos… Que la actitud del mencionado Agustín Jiménez fue violenta resulta del parte de lesiones que consta en las actuaciones».

Interviu, 29 de junio a 5 de julio
Interviu, 29 de junio a 5 de julio

Al referido Agustín Jiménez le sirvieron de poco los testigos aportados a la causa. Todos ellos declararon que no hubo agresión. Sin embargo la sentencia, dando primacía a la contundencia probatoria de las imágenes de la cámara de seguridad y al parte médico de lesiones, afirma que «todos los testigos que han declarado en el acto del juicio son empleados del Ayuntamiento de Noblejas, y por tanto, trabajan para el Alcalde»

Según declaraciones recogidas por Interviu, el dicho Jiménez, tiene una ecléctica trayectoria política. Primero probó suerte en las juventudes de Falange y pasando por el PCE para terminar bajo la buena sombra del PSOE de Castilla-La Mancha, el cual usó como plataforma para ganar la alcaldía. A partir de ese momento «aquí el que quier algo, ya sea trabajo para un hijo o una licencia de obra, tiene que ir al ayuntamiento y pedírselo al alcalde como si fuera un favor. Ha creado una red clientelar que le permite seguir ganando elecciones porque todo el mundo le debe algo. Tiene a los empleados del ayuntamiento con contratos eventuales para poder hacer lo que quiera con ellos».

Los tentáculos de la Caja Castilla-La Mancha que dirigía Hernández Moltó, como cabía esperar, tampoco están muy lejos de Noblejas. Los recursos con los que el agresor de la concejal Belén Gutierrez mantiene una red de servicios municipales que, según Interviu, le sirven para favorecer su reelección como alcalde, derivan de la venta por 30 Millones de €, de unos terrenos de uso industrial a un conglomerado de empresas encabezado por CAJA CASTILLA-LA MANCHA CORPORACIÓN.

La revista no precisa qué otras empresas participaron en esa compraventa, pero como el dato parece relevante y también parece probable encontrar allí nombres conocidos, en Noblejas pueden dar por seguro que Notitia Criminis ofrecerá pronto y con detalle esa información.

Entre tanto, y con el PSOE de Toledo silente como de costumbre, el citado Jiménez ya se enfrenta a cuatro denuncias por prevaricación y el Juzgado de Instrucción nº 2 de Ocaña (Toledo) le investiga por una venta de terrenos que Jiménez compró por cinco millones y medio de € y vendió por 37 millones, a todas luces un negocio bastante redondo.

.

Diputados_de_Castilla-La_Mancha

Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas, Toledo, fue grabado mientras agredía a una de las concejales de su equipo de gobierno

Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas, Toledo
Agustín Jiménez Crespo, alcalde de Noblejas, Toledo

Esta semana la revista Interviú pone al día la noticia de unos hechos ocurridos en diciembre de 2008, los cuales pasaron desapercibidos en Castilla-La Mancha y no sin la inapreciable ayuda del gobierno de Barreda y del propio PSOE regional, que cada día que pasa demuestra más tener sus propias reglas.

Como digo, en diciembre de 2008 un individuo que atiende al nombre de Agustín Jiménez Crespo, alcalde de la localidad toledana de Noblejas desde 1983 hasta la fecha y que, además, ha desempeñado diversos cargos en la Administración regional bajo los gobiernos de José Bono y del propio Barreda; empujó, retorció un brazo y propinó un puñetazo en la cara ―según informa Interviú― a la concejal de su propio partido Belén Gutierrez.

La agresión, miserable añado yo, fue recogida por las cámaras de seguridad del Ayuntamiento y, a pesar de la mala calidad del video, ésta se puede apreciar claramente. Sucede al fondo de la imagen, hacia la mitad de la grabación, junto a la columna amarilla que se aprecia en la sala. En principio el tal Agustín Jiménez entra, con camisa blanca, seguido de varias personas, entre ellas Belén Gutierrez. En un momento dado, el alcalde se vuelve, empuja violentamente a la concejal hasta un rincón y allí consuma la agresión.

.



Poco después, durante un acto celebrado en la localidad, la propia Belén Gutierrez puso los hechos en conocimiento del consejero del gobierno de Barreda, Fernando Lamata. Lamata, a quien también se le conoce en Carranque por respaldar públicamente al imputado por corrupción Alejandro Pompa, continuó el acto junto al alcalde Agustín Jiménez reiterando “el compromiso del gobierno de Barreda” con los pueblos de la región.

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento de Noblejas tiene cierta tradición en organizar actos contra la violencia de género. Así, por ejemplo, en noviembre de 2006, este pueblo toledano acogió los actos del Día Internacional Contra la Violencia de Género. En esos actos intervinieron José María Barreda y el propio Agustín Jiménez.

Pompa condenado por abofetear a ancianoBarreda, fiel a su estilo pastoril, dijo que “es inaceptable que un hombre abuse de una mujer”, que “un maltratador es un tirano y hay que censurarlo cuando utiliza la fuerza desde su posición superior” o que los malos tratos “no son un asunto privado. Nos incumbe a todos. No podemos dejar indefensa a la víctima”.

A continuación tomó la palabra Agustín Jiménez, el ahora condenado por agredir a Belén Gutiérrez, y mostró su satisfacción “porque hoy esta localidad sea referencia de igualdad entre hombre y mujeres y de lucha contra los malos tratos”.

Con este, que se sepa, ya son dos los alcaldes de Toledo condenados por agredir a personas indefensas o en situación de inferioridad. Agustín Jiménez Crespo, que según sentencia de primera instancia es culpable por golpear a una mujer, y Alejandro Pompa, condenado en firme ―la noticia se puede descargar desde aquí― por abofetear a un anciano de 82 años.

Sin duda, el gobierno de Barreda parece estar muy comprometido en “censurar” a aquellos individuos que utilizan la fuerza “desde su posición superior” y a los que el propio Barreda tacha de “tiranos”, pero como las cosas de este mundo tienen que ser consistentes, podemos apostar a que en Noblejas hay importantes intereses que, a la vista de los responsables del PSOE toledano y del presidente Barreda, justifican sobradamente que individuos como Agustín Jiménez o Alejandro Pompa no hayan sido “censurados”, sino que por el contrario, sigan disfrutando de la protección del partido, de sus responsables y del propio Gobierno de Castilla-La Mancha.