NOTITIA CRIMINIS

DII, TALEM TERRIS AVERTITE PESTEM

Posts Tagged ‘Operación Gürtel

Viejos vínculos entre Domingo Díaz de Mera, el conocido empresario amigo de Barreda, y los cabecillas de la trama Gürtel

Domingo Díaz de Mera

No, no lo hilo con ninguna cosa, porque es un tema de Huelva, no afecta a nadie de Madrid”. Esto le decía el letrado Manuel Delgado Solís, hombre de confianza de Francisco Correa (si es que la cosa no era al revés) a Pablo Crespo, otro de los miembros del “estado mayor” de “Don Vito”.

La conversación interceptada por la policía se refería, como hemos visto en el texto anterior, a la noticia de la imputación de Domingo Díaz de Mera a instancias de la Fiscalía Anticorrupción de Sevilla. Dicha imputación se produjo a causa de unos 19 Millones de € presuntamente distraídos durante la venta de la participación que El Monte tenía en la mercantil HC, una operación que, según la denuncia de la Fiscalía, habría estado urdida por Bueno Lindón, Selfa de la Gándara, Román Sanahuja y el propio Díaz de Mera.

Esa noticia sobresaltó a Manuel Delgado Solís lo suficientemente como para que llamara con urgencia al citado Pablo Crespo. Los pezzo da novanta del tinglado Gürtel se encontraban en ese momento en medio de una febril actividad. El registro policial en las oficinas del fiscalista Ramón Blanco Balín, ordenado en el contexto de la investigación sobre la trama de blanqueo de capitales descubierta en Liechtenstein, había puesto en manos del Juez documentación de las empresas de Correa lo bastante comprometedora como para que éste y sus hombres temieran seriamente acabar con sus huesos en una ergástula, cosa que luego sucedió.

La preocupación era intensa y parece ser que justificada. En la página 293 del Tomo III del sumario Gürtel consta una conversación entre Correa y el magistrado en excedencia Juan Pérez Mora, hombre que, según se desprende de las conversaciones grabadas, se dedicaba a informar a la trama sobre la marcha de la causa contra Blanco Balín en el Juzgado y a alguna otra cosa más que pudiera resultar mucho más comprometedora:

Francisco Correa: ¿Que si estamos en el merde? estamos perfectamente metidos en el merde, estamos dentro del merde. ¿Lo entiendes ya? Estamos dentro.

Juan Pérez Mora: Si, si.

Correa: Estamos dentro antes del registro.

Juan: Perfectamente.

Correa: Ahora cómo podemos salir bien del merde, pues eso, eso es de Antonio Sánchez, de mi primo, del que vive en Senegal.

Juan: Ya, ya, ya. ¿Y eso ya lo tenéis hecho o no?

Correa: Se está montando todo y se está viajando para que él tenga todas las acciones al portador porque las sociedades, eh, off-shore, el que tenga las acciones al portador esa sociedad … eh, son de él, es la ley.

Los nervios, sin duda, estaban crispados. Pablo Crespo, Manuel Delgado y José Antonio López “Pepechu” llevaban tiempo ya “montando todo”, es decir, organizando todo lo necesario para que el primo de Correa, Antoine Sánchez, apareciera como un testaferro verosímil en caso de que se desencadenara la investigación sobre ellos.

Artículo de Interviú sobre el bufete Garrigues y la trama Gürtel

Para “montarlo todo”, según reveló Interviú en su número del pasado 9 de noviembre, no repararon en gastos. Buscaron la ayuda del bufete Garrigues –uno de los cien despachos de mayor facturación mundial y el más importante de Europa– o, al menos, de uno de sus socios, el letrado fiscalista Enrique Fonseca, quien inicialmente aparece en el sumario como “el de Garrigues”, luego pasó a ser “Enrique” y finalmente, en un clima de más confianza y camaradería, ya terminó siendo “Quique”.

En este contexto es en el que el imputado Manuel Delgado se entera de la noticia concerniente a Díaz de Mera y se sobrecoge pensando que el asunto pueda tocar a alguien “de Madrid”. La cuestión, por tanto, está en descubrir qué vinculación tiene Díaz de Mera con estos presuntos delincuentes y quiénes pueden ser esos “de Madrid” que tanto preocupaban a Delgado Solís.

Vinculaciones, al menos hay una y muy estrecha, por cierto, que además enlaza directamente con los hechos que han llevado a Díaz de Mera hasta los Juzgados de lo penal. Se remonta al año 2003 y a la OPA hostil lanzada entonces contra METROVACESA por uno de los hombres de Berlusconi, el constructor de origen siciliano Francesco Gaetano Caltagirone.

En ese momento METROVACESA estaba controlada por Joaquín Rivero quien andaba a la búsqueda de un inversor extranjero. Ese inversor, en concreto el citado Francesco Gaetano Caltagirone, le fue presentado ni más ni menos que por Alejandro Agag, el mismo Agag que invitó a su regia boda en el Escorial a la plana mayor de la trama Gürtel.

La mediación en el desembarco de Caltagirone en METROVACESA, supuso para Agag una comisión de 300.506 € según publicó La Gaceta de los Negocios el 30 de abril del 2003 y en ella participó, directamente, el íntimo de Agag, Jacobo Gordon, ahora imputado en el caso Gürtel.

Caltagirone, Jacobo Gordon y el propio Rivero se reunieron en un hotel de Lisboa para pactar las condiciones de la entrada del siciliano en la constructora. Sin embargo, por muy hombre de respeto que fuera Caltagirone, a Rivero no le convenció el precio ofrecido por el italiano de modo que el propósito de aquella reunión se malogró.

Sin embargo, a un uomo di rispetto no se le desaira así como así. El siciliano lanzó una OPA hostil contra METROVACESA y en el fragor de las aguas revueltas que eso produjo, no tardaron en aparecer varios escualos financieros que ya en 2003 estaban empezando a pensar a lo grande.

Ante el ataque siciliano, los que entonces controlaban METROVACESA trataron de desmantelar la cabeza de puente de Caltagirone, es decir, atraer hacia sí al círculo de poder del que Alejandro Agag y Jacobo Gordon aparentaban ser la cabeza visible. Para ello recurrieron a un hombre excepcionalmente situado en ese círculo, el que fuera portavoz del Gobierno de Aznar: Miguel Angel Rodríguez Bajón y le ofrecieron algo más de 600.000 € por “llevar los temas de comunicación” de la constructora.

Jacobo Gordon, imputado en el caso Gürtel

Miguel Angel Rodríguez, por extraño que pueda parecer, rechazó la oferta. Sin embargo, los hechos que se sucedieron inmediatamente después puede que arrojen cierta luz, aunque sólo sea indiciaria, sobre el extravagante desinterés de Rodríguez.

El 4 de marzo de 2003 el fondo árabe ABU DHABI INVESTMEN vendió el 7% de las acciones que tenía de METROVACESA y los compradores fueron gente entonces menos famosa que ahora: Luis Portillo, salpicado por el caso Malaya y artífice del fiasco de INMOBILIARIA COLONIAL junto a Domingo Díaz de Mera o a Aurelio González Villarejo, adquirió el 2% del paquete árabe a través de EXPO-AN; Domingo Díaz de Mera se hizo con otro 2% mediante HC; y EL MONTE se quedó con el 3%.

Pero, además, como el Mundo rebosa coincidencias, resulta que Miguel Angel Rodríguez Bajón, el mismo al que Joaquín Rivero había tratado de poner en nómina para debilitar al siciliano Caltagirone, tuvo la presidencia de LATERAL INVERSIONES AL ANDALUS, al menos hasta el verano del 2004 y LATERAL INVERSIONES es una sociedad de Domingo Díaz de Mera en cuyo consejo de administración, hoy día, aparecen Ignacio Barco Fernández y Pablo Usandizaga Usandizaga pero cuya propiedad pertenece en un 100% a la mercantil GLOBAL CONSULTING PARTNERS, presidida por Díaz de Mera y con Barco Fernández como consejero delegado.

Es muy posible que ya en ese momento, el siciliano Caltagirone estuviera husmeando un preocupante tufo a traición, pero las escaramuzas que desencadenó su OPA sobre METROVACESA no habían terminado aún. Ahora iban a entrar en escena los Sanahuja, otros socios de referencia de Domingo Díaz de Mera.

Joaquín Rivero había tenido problemas con José Aguinaga, uno de los consejeros más significativos de METROVACESA. Rivero consiguió solventarlos momentáneamente aumentando la participación de Aguinaga en METROVACESA resultado de lo cual fue que el vasco se convirtió en el cuarto accionista de la constructora. Sin embargo, las buenas relaciones duraron poco y Aguinaga entró en conversaciones con FADESA –hoy también llevada a la quiebra– y con Caltagirone para venderles su paquete de acciones.

Esto hubiera supuesto la victoria del siciliano y es en ese momento cuando Román Sanahuja aparece como el hombre providencial para Rivero. Los Sanahuja, a través de SACRESA, habían entrado en METROVACESA comprando el 4% de la compañía y Rivero convenció a Aguinaga para que les vendiera a estos y no a los italianos.

Hago gracia al lector de las subsiguientes estocadas venecianas que acabaron con Joaquín Rivero fuera de METROVACESA y con la constructora en manos de los Sanahuja, pero sí quiero recordar que una de esas maniobras fue, precisamente, la que protagonizaron Román Sanahuja y Domingo Díaz de Mera para hacerse con la cuota parte de las acciones de METROVACESA que correspondía a la participación de EL MONTE en la mercantil HC, y quiero subrayar también que, precisamente, esta maniobra, cuyos movimientos se han explicado con detalle aquí, es la que ha llevado a Román Sanahua y a Domingo Díaz de Mera a estar imputados tras la denuncia que presentó contra ellos la Fiscalía Anticorrupción por haber, presuntamente, distraído 19 Millones de € del patrimonio de CAJASOL.

Así que, resumiendo los hechos desnudos, aquí tenemos a los cabecillas de la trama Gürtel preocupados por la imputación de Díaz de Mera; a otro de los ahora imputados en el caso Gürtel, Jacobo Gordon –actuando junto a su amigo, a la par que amigo de Correa y de “El Bigotes”, Alejandor Agag– para propiciar el abordaje del siciliano Castalgirone a METROVACESA; a Miguel Angel Rodriguez Bajón, socio de Domingo Díaz de Mera y hombre del círculo íntimo de Aznar y, por lo tanto de su yerno Agag y del amigo de éste, Jacobo Gordon, rechazando una fabulosa oferta por hacer de “comunicador” para Joaquín Rivero; a otro socio de Díaz de Mera, el catalán Román Sanahuja, aprovechando el terror despertado por la OPA de Castalgirone en el consejo de METROVACESA para tomar con el control de la constructora; a Luis Portillo, socio del “malayo” Enrique Ventero y estrechamente relacionado con Roca, como informó en su momento El Confidencial, comprando junto a Díaz de Mera parte de las acciones de METROVACESA puestas a la venta por los árabes; y finalmente, al imputado en el caso Gürtel, Manuel Delgado Solís, diciéndole a su presunto cómplice, Pablo Crespo, que la imputación de Díaz de Mera no la hila con nada porque afecta a gente de Huelva y no de Madrid.

Una última cosa. Ya dije hace tiempo que Aurelio González Villarejo, otro de los constructores áulicos de Castilla-La Mancha, no era ajeno a METROVACESA. Lo recuerdo ahora: CCM –presidida por el ahora destituído Hernández Moltó– constituyó una sociedad el 11 de abril de 2003: CAJA CASTILLA-LA MANCHA DESARROLLO INDUSTRIAL S.L. cuyo accionariado se reestructuró el 22 de diciembre de 2003 quedando CCM CORPORACIÓN S.A. con el 40%, METROVACESA S.A. con otro 40%, CORPORACIÓN HMS HERMASAN S.L. con un 10% y PROMOCIONES GONZÁLEZ, propiedad de González Villarejo, con el 10% restante.

Aurelio González Villarejo, hombre de estrecha relación con Barreda y José Bono, fue también parte fundamental de la dotación de presa con la que Luis Portillo se hizo con el control de INMOBILIARIA COLONIAL… Un mundo diminuto este de hoy en día.

.

Noticia Relacionada: La policía registra la sede de SACRESA, sociedad de Román Sanahuja, por su vinculación al caso de corrupción de Can Domenge.

Anuncios

Written by Die Rote Kapelle

28 noviembre 2009 at 10:55

La imputación de Domingo Díaz de Mera hizo cundir la alarma entre los cabecillas de la trama Gürtel

D%C3%ADaz+de+Mera+y+Barreda

Domingo Díaz de Mera junto a José María Barreda

El 13 de noviembre de 2008 El Mundo, ABC, Expansión, etc. daban la noticia. Román Sanahuja y Domingo Díaz de Mera, el importante empresario manchego amigo personal de Barreda y uno de los principales protagonistas del caso del aeropuerto de Ciudad Real a más, también, de uno de los mayores deudores de la quebrada CCM, habían sido imputados a petición de la Fiscalía Anticorrupción de Sevilla en relación con el caso El Monte.

Ese mismo día Manuel Delgado Solís, mucho más que el abogado de “Don Vito”, es decir, de Francisco Correa –a juzgar por los datos que se desprenden del sumario Gürtel– y de hecho imputado en el caso, llamó por teléfono a Pablo Crespo Sabarís, otro de los principales cabecillas de la trama. Eran las 14:41 de la tarde y esta fue la conversación según consta en el sumario, es decir, en las Diligencias Previas 275/2008, Tomo II, pags 96 y 97:

Pablo: Manolo

Manolo: Pablo.

Pablo: ¿Qué tal?

Manolo: Que…, bien, estoy en Canarias.

Pablo: Si.

Manolo: Que acabo de llegar ahora, y he leído el periódico.

Pablo: Si.

Manolo: Y he visto que está imputado Diaz de Mera.

Pablo: ¿Que está?

Manolo: Imputado por la Fiscalía Anticorrupción, por un tema en Andalucía.

Pablo: Ya

Manolo: ¿Lo sabías o no?

Pablo: No, no lo sabía, no.

Manolo: ¿Sabes quién es, no?

Pablo: Si, perfectamente, si, si.

Manolo: Vale ¿vale?

Pablo: Ya, pero…, bueno, bien…, y…

Manolo: No, nada.

Pablo: ¿Lo hilas con alguna cosa o qué?

Manolo: No, no lo hilo con ninguna cosa, porque es un tema de Huelva, no afecta a nadie de Madrid.

Pablo: Ya.

Manolo: Es un tema de Huelva.

Pablo: Ya.

Manolo: Lo que te pasa es que te contaré, siempre del mismo, por donde vienen los tiros, el autor del mismo.

Pablo: Ya, ya.

Manolo: Porque el autor del mismo proponía con este un tema.

Pablo: Ya, ya

Manolo: ¿Me entiendes?

Pablo: Ya, ya…, Oye, pues nada, yo te iba a llamar, porque…

.

Pablo Crespo Sabarís

Pablo Crespo Sabarís, detenido durante la operación Gürtel

A partir de aquí la conversación discurre por otros derroteros. En concreto se centran en cómo parar los artículos publicados por Javier Chicote en Interviú relativos a las tramas de blanqueo de capitales que se destaparon con el caso de Liechtenstein y que siguieron con el registro del despacho de Ramón Blanco Balín durante el cual fue incautada documentación concerniente a la trama de Correa.

En cualquier caso, lo que parece desprenderse de la conversación intervenida, sin muchas dudas razonables, es que Domingo Díaz de Mera tiene alguna relación con la trama Gürtel y que esa relación es lo suficientemente preocupante como para que Manuel Delgado Solís, uno de los principales soportes intelectuales del tinglado de Correa junto con Pablo Crespo y José Antonio LópezPepechu”, llame inmediatamente para dar la alerta cuando descubre que la Fiscalía Anticorrupción ha puesto sus manos sobre aquel.

También parece evidente que el propio Pablo Crespo considera el caso de Díaz de Mera lo bastante alarmante como para extremar el laconismo de la conversación y cambiar de tema a la primera oportunidad.

Hay que recordar que a esas fechas la trama ya se sentía acosada. Tras el registro del despacho de Blanco Balín, el temor a las consecuencias que se pudieran arrastrar a causa de la documentación descubierta, hicieron que tanto Correa como Pablo Crespo, Manuel Delgado Solís y José Antonio LópezPepechu” comenzaran a desplegar una actividad frenética para interponer entre ellos y las sociedades “gestionadas” por Blanco Balín, a un testaferro creíble: el primo de Correa, Antoine Sánchez, el cual, por otra parte, andaba relacionado con el tráfico –ilícito, porque en el sumario constan conversaciones en las que se planea cómo eludir los controles policiales de las aduanas– de mercancías no determinadas entre Dubai y Dakar, donde finalmente serían recogidas por un “banquero de París” que las introduciría en Europa en su avión privado.

Written by Die Rote Kapelle

11 noviembre 2009 at 10:54

El círculo vicioso. De la Operación Gürtel a la Malaya con Sacyr-Vallehermoso y Caja Castilla-La Mancha en el medio.

caso-dicoParece que estamos condenados a que cuanto caso de corrupción es destapado en no importa qué lugar, saque a relucir los mismos nombres y las mismas conexiones como si cada uno de esos caso no fuera sino el tentáculo de un mismo pulpo cuya cabeza está en otra parte o permanece discretamente ensombrecida.

A estas alturas, desde luego, ya no sorprende que en la última gran actuación policial y judicial contra la corrupción -la Operación Gürtel– nos volvamos a encontrar, entre la maraña de sociedades ad hoc, una trastienda en la que discretamente alejados de los peligros de la primera línea, aparecen hombres y sociedades que sirven de eslabón con las otras grandes tramas descubiertas hasta la fecha.

Este es el caso del GRUPO DICO; del socio de Roca y de Pedro Román Zurdo, Juan María López Alvarez -ambos, entidad y persona, sólida y estrechamente ligados a la Caja de Juan Pedro Hernández Moltó– y de las cadenas hoteleras NH y AC, la primera fundada por Antonio Catalán y la segunda propiedad también de éste.

.

El GRUPO DICO y los sobornos en Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía.

El articulo completo se puede descargar pulsando sobre la imagen

El artículo completo se puede descargar pulsando sobre la imagen

El sábado pasado, 14 de febrero del 2009, el diario “El Economista” dedicaba una página a un artículo titulado «El ex director general de Dico denuncia sobornos en Madrid, La Mancha y Andalucía». Según este periódico la Fiscalía Anticorrupción deberá investigar presuntos delitos de cohecho con «sobornos a políticos y funcionarios en la Comunidad de Madrid (Valdemoro, Majadahonda, Las Rozas y Boadilla del Monte) Castilla-La Mancha (Toledo y Ciudad Real) y Andalucía (Cádiz y Vera, en Almería)»

Según la denuncia, el Grupo DICO habría pagado entre 20 y 30 millones de € a funcionarios y políticos. El ejecutivo del Grupo que ha revelado estos datos, «para salvaguardar las responsabilidades que pudieran originarse en los hechos que relata, decidió acudir a un notario para que levantase acta de todo aquello que quería denunciar».

El artículo de El Economista continúa diciendo que «los máximos responsables de DICO, Julián Jiménez y Francisco Colado, habrían incurrido en un posible delito de cohecho al pagar comisiones ‘por diferentes favores’, como recalificaciones de terrenos. El ex director financiero del grupo denuncia, además, ‘un fraude a la Hacienda Pública, con una doble contabilidad y el pago con dinero B con cantidades multimillonarias, pudiendo oscilar entre los 20 y 30 millones de €’. Todo ello al margen de la evasión de capitales a paraísos fiscales. Sus declaraciones también se dirigen contra los asesores jurídicos y fiscales de Dico por ser ‘piezas claves en el montaje del holding y las auditorías para camuflar los artificios contables, el fraude y todo tipo de asesoramiento y contactos para cometer los delitos, y despistar a la justicia’».

Por su parte, la revista Interviú, dedica este lunes diez páginas a DICO con información detallada sobre el caso y sobre el contenido de las actas de manifestación en las que el ex director general denuncia los hechos.

Arturo González Panero ex alcalde de Boadilla

Arturo González Panero ex alcalde de Boadilla

Lo cierto es que la relación del Grupo DICO -de preponderante actuación en Castilla-La Mancha – Con el caso Gürtel ya se había manifestado en relación con el Ayuntamiento de Boadilla, cuyo alcalde, Arturo González Panero, dimitió y está imputado por su implicación con la trama de Francisco Correa.

DICO hizo una primera aparición en Boadilla, de la que se tengan datos, en el año 2006, donde consta en la lista de empresas que contrataron con la Corporación. En esa misma relación correspondiente a febrero de 2007, la UTE (Unión Temporal de Empresas) DICO-VELASCO obtiene el contrato relativo a un «Centro Social y Experimental de la Pequeña Empresa». Un mes después, la a la misma UTE se le otorga el contrato titulado «Proyecto Complementario de la Ejecución de las Obras de un Centro Social y Experimental de Pequeñas Empresas». También en febrero de 2007 DHO, es decir, DICO-HARINSA-OBRUM, sale agraciada con un contrato de reforma de locales para oficina de denuncias de la policía municipal. Por último, que se sepa hasta ahora, en marzo del 2008, otra UTE formada por GRUPO DICO OBRAS Y CONSTRUCCIONES e INSTALACIONES Y MONTAJES ELÉCTICOS VELASCO S.A. -empresa también muy afortunada en los concursos públicos convocados por el Ayuntamiento de Boadilla- Se hace con otro contrato de modificación de un edificio para Centro Municipal de Formación.

Por otro lado, el Grupo DICO o su resultante tras varias fusiones DHO, uno de las diez mayores constructoras de España hasta que presentó concurso de acreedores, está indisolublemente ligado a CAJA CASTILLA-LA MANCHA y al círculo de empresarios «íntimos» de Barreda y Bono, sobre todo a Domingo Díaz de Mera y a sus habituales socios los hermanos Barco Fernández y a Aurelio González Villarejo, conectado con CCM CORPORACIÓN a través de CCM DESARROLLO INDUSTRIAL.

La corporación industrial de CCM controla el 10,53% de DHO, pero este porcentaje, siendo muy significativo y sólo superado por el de DIVERGEA CONSTRUCCIONES, que alcanza un 17%, no da una idea exacta de la implicación de la Caja con DICO o, si se quiere, con DHO. Más significativo que lo anterior, son algunos de los proyectos en los que CCM está implicada con la constructora, por ejemplo, «El Reino de Don Quijote» y el Aeropuerto de Ciudad Real.

.

Ramón Blanco Balin y la «trama salmantina» de la Operación Malaya.

Ramón Blanco Balin

Ramón Blanco Balin

Uno de los principales imputados en la Operación Gürtel es Ramón Blanco Balin. No se trata de un desconocido o de uno de esos milagrosos parvenus como pueden ser el propio Correa o su lugarteniente Alvaro Pérez “El Bigotes”. Blanco Balin fue Consejero Delegado de REPSOL y sustituyo a Miguel Boyer al frente de CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos) Pero también, y esto es lo que más interesa ahora, es socio NH HOTLES y fue consejero de esta mercantil hasta su cese en 1998, es decir, en la época de Anonio Catalán.

En Notitia Criminis (véase este artículo) ya conocemos la demasiado estrecha relación que une a esta cadena hotelera con Montserrat Corulla y con su jefe, Juan Antonio Roca. También es conocida la participación de Aurelio González Villarejo y de Domingo Díaz de Mera en NH. El primero a través de NH CUENCA, luego absorbida por BIENES TORMOJUCAR SL, también propiedad de Gónzález Villarejo; y el segundo a través de NH CIUDAD REAL; y la relación directa entre el actual presidente de la cadena hotelera, Gabriele Burgio y uno de sus máximos ejecutivos, Roberto Chollet Ibarra, con Juan María López Alvarez (véase este artículo) socio de Roca y de Pedro Román Zurdo en EL ANGEL DE TEPA y en MOLA-15, además de en alguna que otra sociedad de la que pronto me ocuparé.

De lo que aún no se había hablado aquí es de la conexión entre Antonio Catalán y, por tanto, entre AC HOTELES, con este mismo Juan María López Alvarez.

Uno de los hoteles de la cadena AC es AC HOTEL 22 SL. Esta entidad está participada por JML SALAMANCA 22 y por AC HOTEL CUENCA 22 y administrada por AC DOS BARCELONA. Las dos primeras son propiedad del salmantino, natural de Guijuelo para más señas, Juan María López Alvarez -y, además, me aventuro a manifestar mi intensa sospecha, basada en experiencias previas, de que otro de los accionistas, bien pudiera ser Pedro Román– La tercera pertenece en un 100% a AC HOTELES SA, es decir, a Antonio Catalán.

Por otro lado, al igual que Antonio Catalán, que pese a haber vendido NH mantiene un porcentaje indeterminado de sus acciones, «Juanmari» -como le llamaba Montserrat CorulllaLópez Alvarez, también participa en la actual NH HOTELES a través de NH DOMO DISEÑO Y DECORACIÓN.

Ahora, establecido que NH HOTELES y AC HOTELES, además de su presidente Gabriele Burgio y otros de sus ejecutivos como Roberto Chollet y Heraclio López Sevillano; y Antonio Catalán, están haciendo negocios o los han hecho con Juan María López Alvarez, sólo falta recordar que CAJA CASTILLA-LA MANCHA, a su vez, tiene estrechas relaciones con este mismo López, entre otras sociedades, a través de CORTIJO DEL MORO o de CLAUDIA ZAHARA 22.

Así que, para ir concluyendo, vemos como uno de los principales imputados en la Operación Gürtel, Ramón Blanco Balin, aparece ligado a Antonio Catalán y a los directivos de NH HOTELES y ambos, el Sr. Catalán y NH, a su vez lo están con un notable socio de Juan Antonio Roca y de Pedro Román Zurdo.

Pero es que, además, este Blanco Balin, también sigue siendo accionista de REPSOL o, dicho de otra manera, socio del Sr. Luis del Ribero que, a su vez, también es socio, en varias empresas, del citado López, por ejemplo, aunque no es la única, en MOLA-15.

No acaban aquí las noticias interesantes que tienen a Ramón Blanco Balín, consejero entre otras muchas empresas de ORAGE MARKET, como protagonista. Hasta el momento, dentro de la trama de Correa, se han hecho públicos datos sobre una red de blanqueo que se extendía por los «paraísos fiscales» de Suiza, las Antillas Holandesas y las Islas del Canal. pero además, Blanco Balín es uno de los 67 españoles investigados por el caso de evasión de capitales a Liechtenstein, la llamada «Operación Jade-Limusina».

Blanco Balín, presuntamente claro está, habría asesorado a la trama de blanqueo y defraudación fiscal a través de su bufete R. Blanco & Guillamot, para consumar un fraude a la Hacienda Pública valorado hasta ahora en más de 73 millones de Euros. En las mismas diligencias también está imputado su socio en el citado bufete, Andrés Guillamot, que actúa como representante de sociedades en Panamá, las Islas Vírgenes y en Gibraltar.

.

Un extraño asesinato en Barcelona.

Imágenes del asesinato en Barcelona

Imágenes del asesinato en Barcelona

El día 10 de febrero de este año 2009, a las ocho y cuarto de la mañana un individuo medio enmascarado con una bufanda disparó por la espalda y prácticamente a cañón tocante, un tiro en la cabeza de un joven ejecutivo barcelonés: Félix Martínez Touriño. El disparo, que entró por la nuca y salió por un ojo, mató instantáneamente a la víctima.

El asesinato causó estupor. La vida de Martínez Touriño se consideraba completamente ordenada y dedicada a su trabajo. Desde hacía poco era director del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, pero su carrera de ejecutivo la había hecho junto a Antonio Catalán, primero en NH HOTELES y después en AC HOTELES. Las investigaciones, que han descartado que el asesinato se debiera a un error del sicario, se centran en la vida personal y profesional del asesinado.

Se da la circunstancia de que este hecho atroz se produjo apenas un día después de que estallara en Madrid la Operación Gürtel y también se da la circunstancia de que en el entorno de Juan María López Alvarez, de su socio Pedro Román y del abogado de éste, el fiscalista Severino Martínez Izquierdo, también se produjo, en 2005, una tentativa de asesinato mediante un sicario, precisamente en la persona del citado Martínez Izquierdo.

Como hemos visto, la Operación Gürtel no es completamente ajena a NH HOTELES y, a su vez, López Alvarez, Pedro Román y Martínez Izquierdo, tampoco son ajenos a NH y a Antonio Catalán. Naturalmente, esto no es más que una mera conjetura, como otras tantas que en este momento está manejando la policía. Una conjetura basada en demasiadas coincidencias pero, al fin y al cabo, conjetura.

Written by Die Rote Kapelle

16 febrero 2009 at 6:52