Pompa, alcalde de Carranque, confiesa la realidad de su campaña electoral: “aquí de lo que se trata es de vivir de lo que ganamos”

Pompa, Tofiño y Fernández Vaquero arreglándose los pantalones, en la presentación de la campaña en Carranque

Alejandro Pompa, el hombre que llegó a la alcaldía de Carranque (Toledo) después de ser beneficiario de los efectos provocados por un tránsfuga del que se dice que tampoco salió trasquilado del negocio, ha comenzado su campaña electoral. Lo hizo bajo el cobijo de José Manuel Tofiño, que además de alcalde de Illescas preside la Diputación de Toledo y de uno de los pesos pesados del bonismo Toledano: Jesús Gregorio Fernández Vaquero.

El primero, como ya se destapó aquí al principio de la pasada legislatura, tiene muchas cosas en común con Pompa y la declarada amistad con los socios de la constructora PEYBER, los hermanos D. Bermejo y G. Peinado, no es la menos significativa, puesto que no sólo se dio entonces la coincidencia de que el hijo del presidente de la Diputación apareciera asociado al Grupo PEYBER al tiempo que su padre ideaba e impulsaba la privatización del mantenimiento de las carreteras de la provincia, de la cual resultó concesionaria otra de las compañías PEYBER por una cuantía de más de 27 Millones de €; sino que las coincidencias han continuado después, como por ejemplo, que asentada PEYBER en Rumanía, el hijo de Tofiño hiciera lo propio y también emigrara a Bucarest; o que la construcción de la nueva comisaría de policía municipal de Illescas haya sido encargada a la constructora PEYBER, la cual la ha llevado a cabo con tanta reserva y sigilo que nadie ha podido ver un sólo cartel publicitario de la empresa en esa obra.

Las inversiones hechas por el grupo PEYBER en Rumanía tienen relevancia informativa propia, sobre todo porque en varios de los instrumentos societarios creados por los Díaz Bermejo y los G. Peinado en ese país, aparece un individuo llamado José Villarig Lou, uno de los principales implicados en el caso GESCARTERA y vinculado por la policía a la trama que, a través del HSBC y de los buenos oficios de Salvador Pastor, permitieron el vaciamiento y blanqueo de los fondos de esa entidad de inversión. Sin olvidar que, además, José Villarig Lou también aparece vinculado a RIOFISA, a PROCAM y a Eduardo Aznar Berruezo, relacionado con el caso Pretoria.

Por su parte, Jesús Gregorio Fernández Vaquero es un hombre que ya se mostró sumamente belicoso en la defensa de Pompa y Tofiño. Cuando en 2007 Izquierda Unida denunció a Anticorrupción a los citados, a causa del asunto de las carreteras provinciales y de la gestación y tramitación del PAU del campo de golf de Carranque (concedido a PEYBER y CCM, claro está) Fernández Vaquero apareció junto a Tofiño en rueda de prensa y con atronadora indignación llamó “bandoleros” a los denunciantes al tiempo que daba inicio a las gestiones necesarias para presentar contra ellos querella por calumnias e injurias.

No obstante, como la mala fortuna quiso que el PSOE toledano necesitara los votos de IU para nombrar a Emiliano García Paje alcalde de Toledo, tal querella se ahogó antes de nacer, una vez celebrado el preceptivo acto de conciliación, pues parece que la honra y buen nombre de los querellantes resultó menos valiosa que la alcaldía de Toledo, o dicho al modo Enrique IV rey de Francia, resultó que Toledo bien valía una injuria, o las que hicieran falta.

Ahora, después de haber sido cobijado en la presentación de su candidatura por estas dos personas, Pompa continúa su campaña electoral enviando una carta a sus vecinos. Redactada con la zalamera y risueña banalidad que es consustancial a estos documentos –por supuesto no por Pompa, que no sabe, sino por los empleados del departamento de mercadotecnia del PSOE– en ella se leen cosas como las siguientes:

“Nuestro equipo de Gobierno ha trabajado con rigor, entusiasmo, imaginación, interés y cercanía… Tenemos confianza y esperanza en el futuro… Nuestro municipio es algo vivo, dinámico y tenemos que afrontar los nuevos retos… Tenemos suficiente experiencia para afrontar los nuevos retos, para diseñar y desarrollar políticas que nos permitan seguir avanzando… Estoy seguro de que con el esfuerzo y el empuje de todos, con vuestro apoyo, con la ilusión y las ganas de trabajar que nos caracterizan… etc. etc. etc.”.

Es cierto que todas estas zalemas viscosas, toda esta futilidad inane, carece por completo de relevancia y no es más que la costra de apariencia y simulacro en que se ha convertido el acto político en España, la cáscara hueca de una pupa cuyo insecto hace mucho que la abandonó. Sin embargo, en Carranque, el hecho adquiere importancia gracias a los usos y costumbres de su alcalde.

Pompa es un hombre que, al filo del medio día, por virtud de vaya usted a saber qué brebaje, comienza a padecer una incontinente sinceridad, insólita en su gremio. Debido a eso, estos meses atrás hizo unas declaraciones a la COPE en las que con descarnado desparpajo aseguró, hablando de sus concejales y de él mismo, que en el Ayuntamiento “de lo que se trata es de vivir de lo que ganamos”.

Se buscará en vano confesión más cruda sobre lo que es la realidad política de España. No se encontrará por ninguna parte tan sincera desnudez, ni tan abierta y peregrina desenvoltura. En ningún otro sitio se exhibirá con tan desvergonzado descaro esta “vidriera irrespetuosa de los cambalaches” políticos españoles, como se está haciendo en este calamitoso pueblo de Toledo.

Escúchese, por tanto, a Pompa desmentir con aguardentosa simpleza, su propia campaña electoral y de paso la del barredismo toledano:

El alcalde de Carranque, Alejandro Pompa, perdona cerca de tres millones a la constructora Peyber

Bajo palio, Pompa, Fernández Retana y la Martínez Aboín

El aberrante estado de corrupción endémica del Estado español progresa, a la vista ciencia y paciencia de quienes pongan una poca atención en ello, especialmente en los ayuntamientos. El fenómeno no es casual. El tratamiento constitucional y legislativo de las corporaciones municipales convierte a éstas en dominios de quienes las gobiernen y lo único que separa a un alcalde de un tiranuelo de horca y espada es su propia voluntad, una voluntad que ante tanta y tan atractiva tentación, hace exclamar a demasiados de ellos, a los alcaldes me refiero, que si bien la carne es grávida, la andorga clama por sus rellenos, y embutir en ella solomillos nunca vistos, centollos inimaginados, cochinillos crujientes, lustrosos capones, inocentes lechales, soberbios jamones, jugosos cabritos y otras cosas todas ellas muy gratas y caras al mondongo, más que mojadas, ahogadas en zumos de uva ingeniosamente fermentados de los que vienen a costar uno o dos Potosíes; bien merece bailarle el agua a algún constructor de bolsa afín y sobre el filo de la navaja, quiero decir, sobre el filo del delito, hacerse práctico en el fraude de ley, el abuso de derecho, la prevaricación, el cohecho, el tráfico de influencias o el blanqueo de capitales.

Tan es así la cosa, tan elevados a la condición de señores de vidas y haciendas están los alcaldes de hoy en día, que en un pueblecito de Toledo, Carranque, asediado por dos constructoras de cercano trato con su primer munícipe –PEYBER y una de las sociedades de Aurelio González Villarejo – éste, Alejandro Pompa Mingo, que ya se coronó a sí mismo como “ingeniero naval privado no homologado”, título que en realidad corresponde a un curso caritativo de delineación organizado en sus tiempos mozos por los salesianos de Atocha; éste decía, desfila bajo palio, ornato y distinción que si en Franco ya era risible, en este personaje sirve para dar idea cierta de a qué se ha llegado en las dolientes tierras del norte de Toledo, tierras en las que los viejos y no tan viejos llaman al alcalde y a los concejales que le secundan “la Justicia”, de modo que uno está a favor de “la Justicia” o en contra de “la Justicia” así soporte paciente o impacientemente las cadenas municipales.

Sin embargo, tras esta grotesca pompa y circunstancia que hace salir en Carranque, bajo palio y con sacras maneras a “la Justicia”, es decir, a Pompa, a Fernández y a la Martínez, hay aspectos más prácticos y modernos. Uno de ellos forma parte de los varios delitos que se imputan al tal Pompa a instancias de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas y del que se sigue procedimiento en uno de los Juzgados de Instrucción de Illescas.

Según el escrito del Fiscal del Tribunal de Cuentas, D. Olayo E. González Soler, fechado el 21 de septiembre de 2010, Fundamento de Derecho A) El Ayuntamiento de Carranque “dejó de ingresar indebidamente en las arcas municipales el importe de los derechos reconocidos en las liquidaciones tributarias revocadas, revocación que entraña la vulneración de las disposiciones reguladoras de la revisión de los actos en vía administrativa contenidas en el Titulo VII de la LRJ-PAC, que es de aplicación en virtud de lo dispuesto en el art. 146 Primero del RD 2568/1986, de 28 de noviembre. Y como de tal revocación, promovida por el Sr. Alcalde de Carranque e ilegalmente aprobada con los votos de los seis concejales que se citan, resultan perjuicios para los intereses del Ayuntamiento porque, se reitera, dejó de ingresar en su caja el importe de las liquidaciones revocadas, se cumplen, en principio, los requisitos exigidos por el art. 38.1 LOTCu para el nacimiento de la responsabilidad contable, por lo que resulta procedente promover su depuración”.

Las tasas a las que se refiere la Fiscalía del Tribunal de Cuentas son las correspondientes a la aprobación definitiva del PAU del campo de golf de Carranque. Dichas tasas, cuyo importe asciende a 2.780.099,25 €, giradas a la mercantil VILLA ROMANA GOLF, es decir, a la constructora PEYBER, y puestas en vía ejecutiva ante el impago de ésta, fueron anuladas, con gran prodigalidad y desprendimiento de lo ajeno, a iniciativa e impulso de Pompa, cosa que se entiende mal en un Ayuntamiento con una de las mayores deudas por habitante de la provincia de Toledo, si no se considera la “cercanía de trato” –así denominaba a esa afinidad el Secretario municipal– entre el tal Pompa y los principales socios de la constructora: los hermanos Díaz Bermejo y el que hasta hace poco era el aparejador municipal, Jesús María Gallego Peinado.

Al respecto, el Secretario-Interventor del Ayuntamiento, en un informe fechado el 27 de noviembre de 2008 calificaba la mencionada revocación en los siguientes términos:

“Supone una absoluta contradicción con los acuerdos plenarios adoptados desestimando los recursos de reposición que interpuso la misma entidad mercantil y ratificando cada una de las liquidaciones que ahora se propone REVOCAR por entender están viciadas de nulidad… La propuesta planteada deja al Ayuntamiento EN PRECARIO, es decir, le desapodera de sus derechos legales al dejar pendientes las liquidaciones futuras que han de sustituir a las que ahora se propone revocar (ANULAR) a como pronto, el primer trimestre del año 2010… La citada propuesta vulnera la normativa urbanística, porque supone incumplimiento del convenio urbanístico de gestión aprobado y suscrito por el Ayuntamiento y la promotora, vulnera la normativa de derecho administrativo y la tributaria”.

Según la mercantil VILLA ROMANA GOLF –esto es, PEYBER– y el alcalde Pompa, su decisión de privar al Ayuntamiento de cerca de tres millones de Euros se debía a que todos ellos consideraban que esas liquidaciones eran impertinentes porque el PAU, si bien aprobado definitivamente, aún no estaba publicado, cosa esta muy interesante porque dado que, como acredita el Secretario municipal, “la tramitación del PAU fue asumida por la entidad promotora” y, por tanto, a ésta corresponde su publicación oficial; mientras la deudora no tenga a bien cumplir con ese trámite, quedaría a salvo de saldar sus deudas. En otras palabras, que para Pompa y para los socios de PEYBER, el cumplimiento de la obligación queda sujeto a una condición suspensiva cuyo cumplimiento depende, íntegramente, de la voluntad del deudor, por cierto, un tipo de condición que el Código Civil considera nula de pleno derecho.

Se diría, no obstante, que Alejandro Pompa también es “jurista privado no homologado” porque pese a las rotundas advertencias del Secretario-Interventor, en el pleno municipal del 27 de noviembre de 2008 él y sus concejales, todos adscritos al Bonismo-Barredismo toledano, acordaron revocar y dejar sin efecto las liquidaciones tributarias adeudadas por VILLA ROMANA GOLF, esto es, por el agente urbanizador del PAU del campo de golf, a cambio de lo cual ésta aceptaba realizar un pago a cuenta de 300.000 €, pago que, por cierto, también ha incumplido.

Ahora que este, entre otros asuntos, le han vuelto a valer, a él y a sus secuaces –que para que no se sientan zaheridos les advertiré que secuaz es aquel que sigue el partido, doctrina u opinión de otro– nuevas imputaciones a cuenta de la denuncia de la Fiscalía de Toledo; Pompa dirá que no tenía conciencia ni voluntad de violar la ley, bien que de tan forzada como está, de ella quepa decir lo mismo que Don Luis Mejía le dijera a Don Juan Tenorio: “Con lo que en ella habéis osado, imposible la hais dejado para vos y para mi”.

Un documento interno del Ayuntamiento de Carranque delata el urbanismo de Alejandro Pompa

Alejandro Pompa

Ha llegado a manos de Notitia Criminis un documento que dormía su sueño eterno en los sótanos del Ayuntamiento de Carranque. Es obra del anterior secretario de la Corporación, Juan Francisco Bravo Collantes y está dirigido al alcalde Alejandro Pompa, que al parecer, había pedido opinión a aquél sobre cierto desarrollo urbanístico.

Su importancia local no presenta dudas pues delata en qué ha consistido la acción pública de un personaje que hasta ahora ha salido bien librado de sus citas con los tribunales penales salvo en una ocasión, cuando fue condenado en 1998 por agredir y lesionar a un anciano octogenario.

Sin embargo la relevancia del texto que hago público aquí supera, con mucho, los límites de un pueblo cuyo término municipal ha quedado monopolizado de facto por dos constructoras y un funcionario municipal venido a muy próspero empresario de la construcción: PEYBER, el Grupo GONZÁLEZ VILLAREJO y el funcionario Ernesto Rodríguez Cubas.

Lo que el que fuera hasta hace muy poco Secretario-Interventor del ayuntamiento de Carranque denuncia en su “Documento Interno” es la sustancia de la nueva Corrupción, una aberración en los fines de la acción política que ha dejado obsoleto el Código Penal y su definición de cohecho, es decir, de soborno.

Las viejas formas de podredumbre pública en las que el corrupto reclama su soborno y el corruptor se lo paga, han dado paso a un esquema infinitamente más eficaz, lícito o de ilicitud imposible de probar sin registros domiciliarios e intervención de las comunicaciones, y no obstante, de una simpleza insultante.

El corrupto ya no actúa aisladamente. Entra a formar parte de la única organización que puede garantizarle una aceptable impunidad: el partido político. De esta manera, la corrupción se confunde con el propio aparato del Estado. El territorio es “repartido” entre alcaldes, los alcaldes garantizan, puesto que la Ley les faculta para ello, el monopolio en sus feudos, de un constructor o de un número muy reducido de ellos. La política urbanística del municipio desaparece y es sustituida por los negocios de estos a los que, por otro lado, mediante la perversión del sistema de Cajas de Ahorro, la cúpula política del poder autonómico o regional, garantiza un acceso ilimitado al crédito, sin garantías o sólo con garantías aparentes. Finalmente, la figura jurídica del “Agente Urbanizador” –surgida en Valencia y que se ha extendido como ponzoña imparable por todas las legislaciones autonómicas– hace posible el expolio, la confiscación y el saqueo del suelo.

El resultado de todo esto es que el Legislador, el Constructor y el Corrupto –que ya no es tal, sino un honrado empresario de la construcción– se unifican en una sola organización que es capaz de eludir las limitaciones de la Ley, porque es esa misma organización la que legisla y, por tanto, decreta su impunidad extendiendo, vertiginosamente, por todo el país, una situación de podredumbre endémica.

Pero ¿qué es lo que dice el “Documento Interno” del Ayuntamiento de Carranque? Dice lo siguiente:

“Atendiendo a tu solicitud de opinión sobre la propuesta de desarrollo de referencia… te comunico que para mi se trata de una aberración urbanística que sólo se justifica desde los intereses de los promotores… El planeamiento que se analiza es similar a otros propuestos y lamentablemente ejecutados a instancia del Arquitecto Municipal en su otra faceta de Arquitecto de los promotores, y como el resto de los citados, se caracteriza por contemplar aprovechamientos del suelo que buscan fundamentalmente la rentabilidad de los promotores a cambio de dar gusto a alguna de las iniciativas del Alcalde, aprovechando la confianza y proximidad de trato”.

Violación de las incompatibilidades, normativa municipal allanada a los intereses de los “promotores”, funcionarios municipales que, sin vergüenza, trabajan al servicio de aquellos a quienes deben controlar, plusvalías descomunales que garantiza la condición de sátrapa que la legislación española concede a los alcaldes, saqueo del suelo, soborno de los votantes mediante obras públicas que, sistemáticamente, son adjudicadas a los mismos “constructores” y “confianza y proximidad de trato” de estos con el alcalde de quien ya no se puede decir con seguridad si preside el consejo de administración de la constructora o la corporación municipal o las dos cosas, lo que es más probable. Este es el escenario de la nueva tiranía blanda que impera en España. Repugna ¿no?.

El alcalde Alejandro Pompa vuelve a poner a Carranque en el mapa de la corrupción

Quien tenga interés en hacerse una idea de los casos de corrupción documentada que adoquinan el mapa de España puede dirigirse, desde este enlace, a “Google Maps”. En ese mapa de la podredumbre político económica de España hay un sitio para la localidad toledana de Carranque y para su alcalde, Alejandro Pompa.

Los hechos traen cuenta de un decreto –el documento se puede descargar íntegro desde aquí– del Fiscal Jefe del Tribunal de Cuentas D. Olayo E. González Soler, que comienza diciendo que “las presentes diligencias preprocesales fueron incoadas el 31 de agosto de 2010 en virtud del escrito presentado en esta Fiscalía por D. Marco Antonio Caballero Rodríguez, en su condición de portavoz del Grupo Popular del Ayuntamiento de Carranque (Toledo), al que acompañaba la documentación que consideró pertinente. El análisis del mencionado escrito y del conjunto documental que le acompañaba arroja la existencia, indiciariamente al menos, de los siguientes hechos” y a partir de ahí sigue la relación de hechos que la Fiscalía considera causa del nacimiento de responsabilida contable:

Así ocurre con el acuerdo de revocación de determinadas liquidaciones tributarias conrrespondientes al PAU CAMPO DE GOLF. Dicho acuerdo revocaba liquidaciones que la fiscalía considera “firmes y ajustadas a derecho, según la normativa reguladora y la ordenanza del consistorio aplicable” y que se adoptó sin haber promovido procedimiento de lesividad respecto de las mismas.

Hay que recordar que el mencionado PAU del campo de golf está promovido por la constructora PEYBER y por la extinta CCM presidida por Moltó y que en el consejo de la primera, además de sentarse el que a fechas de su aprobación era aparejador municipal y señalado miembro del círculo de amistades de Pompa: Jesús María Gallego Peinado –PEYBER recibe su nombre de este Peinado y de los hermanos Díaz Bermejo–, también lo hace José Luis Rodríguez Holgado, que en nombre de CCM comparte silla de consejo con el procesado por el caso Malaya Enrique Ventero Terleira en Los Alcázares, Murcia.

También hay que subrayar que a principios de 2007 IU presentó ante la Fiscalía Anticorrupción de Toledo denuncia contra Pompa y otros concejales de Carranque por las “irregularidades” conocidas en la tramitación del PAU en cuestión, además de contra José Manue Tofiño Pérez, alcalde de Illescas y presidente de la Diputación de Toledo, en este caso por la adjudicación de una contrata de 27 millones de euros a la citada PEYBER cuyos socios acababan de crear una empresa constructora junto al hijo de Tofiño. Dicha denuncia fue archivada mediante un beligerante decreto de D. Javier Polo, Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Toledo, que apreció en los hechos “escaso contenido penal”.

Otro de los puntos por los que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas deduce el nacimiento de “responsabilidad contable” es el de las subvenciones al Club Deportivo Carranque. Según el Decreto de la Fiscalía “consta en la documentación aportada la existencia de subvenciones por importes elevados concedidas al Club Deportivo Carranque, que en el reparo 9/2008 alcanza a la cantidad de 100.000 Euros para la temporada 2008/2009, así como que, a su vez, el Alcalde gestionaba importantes donativos realizados por agentes urbanizadores –PEYBER y la constructora de Aurelio González Villarejo, investigado ahora por la Audiencia Nacional en relación con la quiebra de CCM– que fueron aplicados al citado Club Deportivo (supuesto de sobrefinanciación), cuyo Presidente manifiesta que la ‘discreción que ha de aplicarse al funcionamiento del club hace imposible que pueda presentarse recibo alguno de las cantidades entregadas a los jugadores…, siendo necesario mencionar, además, existencia de un reparo de la Intervención respecto de la subvención entregada para el periodo, al no quedar justificada la subvención en una cantidad de 90.000 Euros”.

Finalmente, la Fiscalía también se refiere al pago a la empresa de limpieza viaria contratada por Pompa, de 15.337,79 Euros cada mes, “porque durante los meses de octubre, noviembre y diciembre no se realizó dicho servicio, pese a lo cual se ordenó el pago de dicha cantidad sin ser levantado el reparo”.

Además de esto, el Fiscal del Tribunal de Cuentas, consideró en los hechos la existencia de presuntos delitos de prevaricación y malversación cometidos por Alejandro Pompa y los demás concejales de su Grupo, razón por la cual fue remitido escrito al Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Toledo por si procediera la apertura de diligencias penales contra Pompa y los demás, cosa que éste ha hecho presentando denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Illescas, el cual ha citado a declarar como imputados a Pompa y a los demás concejales de su grupo para el próximo día 13 de abril de este 2011. En ese escrito, por cierto, se hace notar al Fiscal de la Audiencia Provincial que el contenido de la actual denuncia tiene conexión directa con la presentada por IU en el 2007, que fue archivada, por lo que advierte al Fiscal de Toledo que podría ser procedente la reapertura de aquellas diligencias.

Viene siendo un hecho habitual que las imputaciones por corrupción causen un inmediato y poderoso efecto narcótico y sedante en los corruptos, ya sean presuntos o convictos, y ese efecto lo debe estar sufriendo Pompa, que se ha apresurado a declarar que “no tiene ningún temor” a la citación judicial que pesa sobre él porque todo es una conjura urdida por un tal Terrón, alcalde del pueblo hace veinte años y que desde entonces constituye una monomanía obsesiva del munícipe carranqueño que le avinagra, sin remedio, el zumo de uva de cada día.

Pompa, alcalde de Carranque, se equipara con Garzón e insinúa acusaciones contra Manuel Fuentes, alcalde de Seseña

El pasado 11 de junio, Alejandro Pompa, el alcalde de Carranque, y Gregorio Fernández Vaquero comparecieron en una rueda de prensa. Fernández Vaquero reconoció la existencia de negociaciones “discretas” sobre un nuevo aeropuerto en Casarrubios del Monte (Toledo), pero el tema central fue Pompa y el Auto de sobreseimiento provisional de la querella que tenía interpuesta en el Juzgado nº 2 de Illescas, ahora pendiente de recurso en la Audiencia Provincial.

Al respecto, según publica Castilla-La Mancha Digital, Pompa dijo lo siguiente: “Tejieron una supuesta trama de corrupción “implicándonos al secretario municipal, a un ex funcionario del Ayuntamiento y a mí”. Entonces comenzaba un rosario de querellas “habrán interpuesto 12 ó 14”, comenta, antes de empezar a explicar que los denunciantes eran el sindicato de ultraderecha Manos Limpias, el Partido Popular e Izquierda Unida”.

Por su parte, Fernández Vaquero aseguró que “Manos Limpias y el PP ―el PP no ha puesto ninguna querella ni denuncia contra Pompa― acusaron de forma mimética en sus escritos, ¿es casualidad?”, pregunta, a la vez que recuerda que hace poco ha ocurrido algo “muy parecido” con el juez Baltasar Garzón”.

Es decir, que Pompa no sólo se pone a la altura del Juez Garzón, sino que, además se declara víctima de una conjura en la que peligrosos bolcheviques y siniestros fascistas, con la colaboración necesaria del PP, acordaron fraguar su desastre político en beneficio de Jesús Terrón, un ex alcalde de Carranque expulsado del consistorio hace 20 años con la ayuda de un tránsfuga, episodio que abrió las puertas del Ayuntamiento al mencionado Pompa y que, desde entonces, se ha convertido en su sostenida monomanía.

En esta línea, Pompa sacó a relucir los nombres de José Esteban Chozas y Sonsoles Arnau, ambos dirigentes de IU, que en 2007 hicieron pública la denuncia de la coalición contra él y contra José Manuel Tofiño, por presuntos delitos de corrupción relacionados con el campo de golf de Carranque y con la adjudicación del mantenimiento de las carreteras de Toledo.

Sobre ellos, ―a los que Fernández Vaquero, con motivo de aquella denuncia, ya tachó de «bandoleros» ― el alcalde de Carranque, según cita La Tribuna de Toledo, dijo lo siguiente: “El regidor descalificó a Chozas como defensor de la legalidad urbanística en La Sagra preguntándose si sería capaz de explicar «el chiringuito que se montó en Seseña con la empresa municipal de la vivienda, que le reportó importantes emolumentos para suplementar (sic) su sueldo de conserje»”.

A Pompa, que con “suplementar”, que no existe, se ve que tenía intención de decir “suplir”, que sí existe; la frase anterior le debe parecer ingeniosa y contundente, y se entiende porque el hijo del que fuera cartero de Carranque, es decir Pompa, se ha asignado como sueldo por su actividad de alcalde en un municipio con la deuda por habitante más alta de la provincia de Toledo y en situación de suspensión de pagos, 40.549 € anuales ―6.746.872 Pts― a lo que hay que sumar el que le corresponda por ocupar la presidencia de la Mancomunidad de la Sagra Alta, un seguro médico privado, y las dietas y suplidos de que, en su caso, se beneficie.

Con estas cantidades y no otras, ya se entiende que este alto dignatario haya olvidado las muchas estrecheces y privaciones de su infancia y juventud y que tenga por bajo y despreciable el oficio y sueldo de “conserje”, a la par que, sin traza de rubor, declare ―lo hizo a la Cope en marzo de 2009― que “aquí, en el Ayuntamiento de Carranque, se entiende, de lo que se trata es de vivir de lo que ganamos”.

Pero lo más inaudito de todo esto es la ubérrima desvergüenza de Pompa cuando insinúa actos delictivos cometidos por Manuel Fuentes, actual alcalde de Seseña, en relación con la contratación de José Esteban Chozas.

Insólita es la cosa porque Manuel Fuentes, y los que con él sostienen las trincheras en la batalla de Seseña, tienen sobradamente acreditada con hechos, una decencia cuya dimensión y calidad, probablemente, esté más allá de las capacidades de estimación que adornan a Pompa y, también, porque Manuel Fuentes gobierna en Seseña en minoría, con los votos del PSOE y por lo tanto bajo su inmediata vigilancia y sañudo control.

Pero además de impertinentes, las declaraciones del próspero alcalde de Carranque son significativas porque vienen a demostrar, otra vez, que los hombres fuertes del PSOE toledano sangran por la herida de Seseña.

No es para menos. Demasiadas cosas están saliendo a la luz, incluida la participación de la Mafia en los hechos que confluyen en el caso de la urbanización de El Quiñón, aprobada por el que entonces era cofrade de Pompa, el ex taxista y ahora millonario José Luis Martín.

La realidad de la situación jurídica de Pompa

Pompa aseguró en la rueda de prensa del pasado día 11 que el contubernio formado por IU, Manos Límpias y el PP, ha llegado a presentar contra él 12 o 14 denuncias y querellas. Pues bien, o Pompa había estado celebrando la resolución del Juzgado nº 2 de Illescas y se encontraba confuso o los problemas se le agigantan últimamente o, simplemente, estaba cultivando su imagen de víctima.

Contra el alcalde de Carranque se han presentado las siguientes denuncias: En diciembre de 2006, la primera de todas, relativa a la permuta de parcelas entre el ayuntamiento y el funcionario Ernesto Rodríguez Cubas. A principios de 2007, se interpuso ante la Fiscalía Anticorrupción de Toledo la denuncia de IU, contra José Manuel Tofiño, presidente de la Diputación de Toledo y contra Pompa y otros concejales de Carranque, relativa a la concesión a una empresa del grupo PEYBER, del mantenimiento de la Zona 2 de las carreteras de Toledo y a la tramitación del PAU del campo de golf de Carranque. Finalmente, Manos Límpias presentó en el Juzgado nº 4 de Illescas querella, también, por los hechos que concurrieron en la tramitación y aprobación de ese mismo campo de Golf.

Hay una querella más, que sigue pendiente de resolución. Durante las elecciones de 2007 se distribuyó en Carranque un anónimo: la llamada “Carta PIP” en la que se hacía alusiones sobre ciertos concejales del PP y varios de sus familiares. Algunos de estos presentaron denuncia y de las diligencias de investigación puestas en marcha por la Guardia Civil, resultó que dos testigos de la empresa que realizó el envío, identificaron a Pompa, sin lugar a dudas, como el individuo que hizo el encargo y lo pagó en efectivo.

De forma que no son catorce, sino cuatro y, además, esas cuatro son relativas a tres asuntos: El campo de golf, la permuta con el funcionario Ernesto Rodríguez y el anónimo PIP, y de esas cuatro, dos siguen con actuaciones abiertas en los Juzgados.

Así, salvo que Pompa conozca más de lo que se ha hecho público o salvo que haya recibido garantías que los demás ignoramos, este hombre se precipita al considerar definitivamente archivadas todas sus causas pendientes con la Justicia.

La Fiscalía Anticorrupción de Toledo y el principio de intervención mínima

Fernández Vaquero, en la rueda de prensa citada arriba, equipara a Alejandro Pompa con Baltasar Garzón. Al margen de lo risible de la ocurrencia, si lo que hay que buscar es un término de comparación apropiado para Pompa éste, desde luego, no es el Juez Garzón, sino otro personaje no menos famoso: José Bono.

Recientemente, la Fiscalía General dio respuesta a la petición del PP de que se investigara el origen del multimillonario patrimonio de Bono. Esa respuesta incluía los siguientes argumentos: Investigar el patrimonio de Bono equivaldría a abrir “un procedimiento inquisitorial” contra él y, hasta ahora, las acusaciones sufren de “vaguedad y nula concreción”.

Al margen de que no veo qué tienen de vagos los datos documentados que acreditan las dádivas recibidas por Bono de manos de Rafael Santamaría y los fabulosos intereses económicos de este constructor en Castilla-La Mancha; la resolución de la Fiscalía General se parece, como una gota de agua a otra, a la nota hecha pública por el Fiscal Jefe de la Audiencia provincial de Toledo en la que, en vísperas de las elecciones de 2007, hacía pública su intención de archivar la denuncia presentada por IU contra Tofiño y Pompa.

En en la nota de la Fiscalía de Toledo se reprochaba la vaguedad de las imputaciones: “se trata de imputaciones poco concretas y de escaso contenido penal (sic)” y, luego, respecto a las investigación solicitada del patrimonio de Tofiño, también se decía, textualmente, que el Fiscal se opone a esas diligencias de indagación “mientras no se especifique una finalidad concreta a efectos de investigación delictiva pues las inquisiciones genéricas son contrarias a nuestro Estado de Derecho”.

También, al igual que ahora en el caso Bono, donde la Fiscalía General desprecia los “meros comentarios y valoraciones de medios de comunicación”, aunque esas informaciones estén acreditadas con documentos de los Registros públicos; la fiscalía de Toledo, en el caso denunciado por IU, afirmó que algunas de las personas cuyos nombres figuraban ahí, habían sido “simplemente tomadas de los datos registrales de las empresas, incluso entidades bancarias como la Caja Castilla-La Mancha”.

Hay una cosa más. Cuando IU interpuso la denuncia que se viene comentando, Gregorio Fernández Vaquero aseguró en rueda de prensa que ésta nunca iría más allá de la Fiscalía; una afirmación asombrosamente profética, sobre todo teniendo en cuenta que el Sr. Fernández Vaquero es maestro y no jurista.

En cualquier caso, la Fiscalía de Toledo ha seguido, desde entonces, manteniendo estos criterios los cuales, además, han resultado decisivos para el archivo de las diligencias del caso del campo de golf de Carranque ―donde la propia Fiscalía reconoce que existen ilegalidades, pero a las cuales niega la relevancia penal― y ahora, del caso de la permuta con la empresa del funcionario Rodríguez Cubas.

¿Por qué el Juzgado nº 2 de Illescas archiva las diligencias previas contra Pompa y los demás imputados?

En primer lugar porque así lo ha pedido el Fiscal. De hecho, el Juzgado de instrucción de Illescas ya había dictado Auto de continuación del Procedimiento Abreviado. Lo hizo con fecha de 25 de enero de 2010 y, para entendernos, esto significaba que Pompa, Ernesto Rodríguez Cubas (en la foto) y los demás iban a sentarse en el baquillo, ya no como imputados, sino como acusados.

Lógicamente, la defensa de Pompa recurrió esa resolución y a dicho recurso se unió la Fiscalía de Toledo argumentando, según el Auto del Juzgado nº 2 de Illescas, que «de las actuaciones practicadas no se desprenden claramente hechos delictivos cometidos por los imputadosno pudiendo acreditar el elemento subjetivo de los tipos penales que imputan pues todo se basa en cuestiones plenarias del Ayuntamiento de Carranque».

¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que la Fiscalía considera que no se ha acreditado el dolo, es decir, la intención y voluntad de violar la Ley, en los hechos cometidos por los imputados, cuya realidad, por otra parte, no discute. A tal conclusión llega el Ministerio Público debido a que las decisiones de Pompa fueron votadas por los concejales de su grupo en el Pleno del Ayuntamiento.

Con este hallazgo jurídico, que añade una nueva eximente ―la de aprobar en Pleno las resoluciones presuntamente delictivas― inédita hasta la fecha, a la lista contenida en el Código Penal, el Juzgado resuelve que ni Pompa de Mingo, ni ninguno de los otros imputados, han «cometido, conscientemente y aceptando su resultado ―esto es, dolosamente― ninguno de los delitos tipificados con carácter principal por la acusación popular como de negociaciones prohibidas a funcionarios públicos del art. 439 del Código Penal, ni de Prevaricación del art. 404 del Mismo Texto Legal, ni tampoco de Tráfico de Influencias previsto en el art. 428 del Texto Penal Sustantivo… Los imputados ―continúa el Auto― no fueron conscientes en ningún momento de la antijuridicidad de sus actos».

Así que, partiendo de que el Auto reconoce la existencia de actos antijurídicos, habrá que decir que el dolo, como bien apunta el Auto comentado, supone cometer el hecho delictivo con conciencia y voluntad de su resultado, pero también, en su modalidad de dolo eventual, representándose la probable lesión del bien jurídico protegido por el tipo penal y aún sin buscarla o quererla, despreciar esa probabilidad y continuar con la acción que, finalmente, provoca la lesión del bien que la norma penal quiere proteger.

Representarse la probable lesión del bien jurídico supone que, para un hombre de entendimiento medio, apreciar ese probable daño es algo asequible, bien porque él conoce las circunstancias o bien porque se las han dado a conocer.

Pompa conocía desde hacía años al funcionario Ernesto Rodríguez Cubas y mantenía y mantiene con él pública amistad; conocía la situación de incompatibilidad en que el tal Rodríguez estaba incurriendo, su actuación como secretario eventual y encargado de urbanismo en el Ayuntamiento y su participación en, al menos, una de las seis mercantiles dedicadas al negocio inmobiliario en Carranque propiedad de ese funcionario y consta ese conocimiento porque el hecho fue denunciado por la oposición del Ayuntamiento en el Pleno del 16 de octubre de 2003, que aprobó la permuta, como así está recogido en el acta correspondiente.

La posibilidad de la conducta ilícita, por tanto, había sido dada a conocer a Pompa, que ni siquiera esperó a recibir informe jurídico oportuno o a hacer las consultas necesarias, sino que con manifiesto y arrogante desprecio de la probable lesión del bien jurídico protegido, de la que había sido advertido, contestó ―así se refleja en el acta del Pleno― «que el funcionario mencionado, fuera de su horario de trabajo en el Ayuntamiento podía dedicarse a lo que le pareciera. Que dicho funcionario no tenía información privilegiada a pesar de lo que se dijera en la calle. Que el convenio estaba bastante bien redactado… y que no obstante, si alguien tenía dudas sobre la legalidad de la actuación, podía acudir a los Tribunales de Justicia».

Por consiguiente resulta realmente difícil considerar que Pompa, al que se le ha de presumir un entendimiento medio, aunque diga ser “ingeniero naval privado no homologado”, no tuviera presente, como mínimo, la probabilidad de la ilicitud de sus actos; pero más difícil es concluir que el funcionario Rodríguez Cubas, que había actuado como secretario y como interventor del Ayuntamiento y que, además, había estado encargado del área de urbanismo de esa Corporación, no estuviera perfectamente al tanto de su situación de incompatibilidad y de la prohibición de las negociaciones en las que participaba; y aún si no lo hubiera estado hasta el Pleno del 16 de octubre de 2010, sí tenía un deber imperioso de conocer las obligaciones que le competen como funcionario público.

En consecuencia, el Auto del Juzgado de Instrucción nº 2 de Illescas parece bastante discutible y, aunque Castilla-La Mancha sea tierra de prodigios jurídicos, no es en modo alguno descabellado esperar que la Audiencia Provincial de Toledo lo anule y ordene la continuidad al procedimiento contra Pompa y los demás.

¿Quién es el funcionario Ernesto Rodríguez Cubas?

Ernesto Rodriguez Cubas es, desde hace décadas, auxiliar administrativo del ayuntamiento de Carranque, ahora en excedencia voluntaria.

En el momento en que se iniciaron las acciones judiciales contra él y contra Pompa, era socio y administrador, al menos, de seis empresas inmobiliarias: PRICASA CARRANQUE, con CIF B45560794; DESARROLLOS URBANOS DE ILLESCAS, con CIF: B82233370; CONSTRUCCIONES SIERRA DOS, con CIF: B83948398; PROSPECCIONES E INVESTIGACIONES URBANÍSTICAS CARRANQUE, con CIF: B83080937, PROYECTOS URBANIZABLES LA SAGRA, con CIF: B84790211; y MAXISUELO, con CIF: B83853432.

Su situación en el Ayuntamiento puede engañar si se atiende únicamente al grado de auxiliar administrativo. La importancia de Rodríguez Cubas durante años en esa Corporación ha sido decisiva y prueba de ello es su actuación como encargado de urbanismo y como Secretario eventual.

Paralelamente, desplegó una frenética actividad empresarial en el gremio de la construcción que se centró, esencialmente, en Carranque. Fruto de esa actividad fue un insólito enriquecimiento que se fraguó, en su práctica totalidad, durante los años 2003 y 2004.

Según las notas registrales a las que ha tenido acceso Notitia Criminis (cuyo listado se puede descargar pulsando sobre la imagen anterior) el patrimonio inmobiliario de las empresas del funcionario, en el momento en que se están produciendo los hechos que aquí se comentan y tasado prudentemente a los precios que entonces regían en el mercado, alcanzaba la cifra de unos 10.480.000 €, es decir más de 1.700.000.000 de Pts.

En otras palabras, que en tres años el valor del patrimonio adquirido por las sociedades de un auxiliar administrativo del Ayuntamiento de Carranque, sin más fortuna que la nómina que le correspondía por ese puesto, se aproxima notablemente a los dos mil millones de Pts. La crisis habrá diezmado esa cantidad, sin duda, pero esto no desvirtúa este descomunal enriquecimiento, tan rápidamente atesorado.

No obstante tanta riqueza y en tan poco tiempo acumulada, mayor que la hasta ahora descubierta a José Bono, no llama la atención de la Fiscalía. Ni siguiera cuando ella misma reconoce que está acompañada de ilícitos, ya que tales ilegalidades, piensan el Fiscal y el Juez de instrucción, fueron cometidas sin «consciencia y voluntad».

Entre tanto, fuentes del lugar cuentan que estos días atrás, mientras Pompa estaba en una de las varias cantinas de Carranque, recibió una llamada en el móvil. Cuando colgó dijo: «era Bono, para felicitarme porque me han cerrado todo». Todo menos la boca, estará pensando Bono, que aún solícito con los suyos, conoce muy bien lo que vale la discreción.

Lista de bienes inmuebles a nombre de las sociedades del funcionario Rodríguez Cubas en enero de 2007

Pulsar sobre la imagen para descargar la lista completa.

Pompa, el alcalde de Carranque, dice ahora que la residencia de ancianos del cementerio también tendrá un tanatorio con horno crematorio

Cuando Pompa Mingo, el alcalde de Carranque (Toledo) parece insuperable, no es verdad, se supera. Hay lugares que tienen una “Ciudad de la Justicia”, otros que tienen una “Ciudad del Deporte”, hay alguno que, incluso, tiene una “Ciudad de las Ciencias y las Artes”, pero Pompa, para que Carranque no sea menos, quiere que este pueblo tenga una “Ciudad de los Muertos”.

Hoy se ha sabido que Pompa no sólo se propone levantar una residencia de ancianos en el solar contiguo al cementerio municipal, sino que, además, pretende construir en el recinto de esa misma residencia un tanatorio con horno crematorio incluido. En declaraciones a la Cope el alcalde ha dicho que «el lugar es idóneo»

http://sites.google.com/site/losarchivosdenotitiacriminis3/home/Pompa-cementerio.mp3?attredirects=0&d=1

Leer el resto del artículo en Tercera Información

Según Alejandro Pompa, alcalde de Carranque, el Ayuntamiento utiliza el dinero ajeno para “destinarlo a lo que considera oportuno”

Alejandro Pompa

En realidad las declaraciones de Pompa han sido algo más tangenciales. Según publica hoy ABC, citando despachos de agencia, Pompa manifestó a preguntas de los periodistas que «el Ayuntamiento emplea su dinero para destinarlo a lo que considera oportuno y ha recordado que parte de los terrenos donde se construyen esas viviendas eran municipales y fueron adjudicados a la cooperativa». A esto, refiriéndose al asunto de la residencia de ancianos junto al cementerio, ha añadido, zambulléndose definitivamente en lo grotesco bien aderezado con lo macabro, que «duda de que desde la futura residencia… se pueda ver el cementerio, puesto que en medio hay unos chalets».

Hay que reconocer que en estas declaraciones del «ingeniero naval privado no homologado» ―que así es como se titula Pompa― no hay ni una sola palabra contraria a la verdad. Es cierto que los terrenos de la cooperativa Villa de Carranque le fueron vendidos a ésta por el Ayuntamiento y también es cierto que Pompa se gasta el dinero de la Corporación en lo que «le parece oportuno», pero precisamente en esas verdades es donde radica el problema.

La venta del suelo municipal a la cooperativa se hizo, como toda compraventa, sometida a condiciones contractuales, en este caso las contenidas en el convenio suscrito entre Ayuntamiento y Cooperativa. Una de esas condiciones era la que dejaba en suspenso, hasta la formalización de las escrituras, el pago del dinero del que se ha apropiado Pompa sin autorización y sin conocimiento de los cooperativistas.

En consecuencia, cuando Pompa, en su condición privada de presidente de la sociedad cooperativa de viviendas, se adueña de 125.000 € de esa entidad para ingresarlos en la cuenta del Ayuntamiento, antes de que estuvieran firmadas las mencionadas escrituras, lo que está haciendo es disponer de lo que no es suyo y de lo que tampoco puede disponer como administrador de una sociedad privada y, además, lo hace, al menos indirectamente, en su propio beneficio pues en su calidad pública de alcalde, hubiera resultado muy perjudicial no cobrar su nómina ―el salario que se ha asignado como alcalde de Carranque asciende a 6.746.872 Pts. anuales― ese mes y, aún más, en términos electorales, dejar al pueblo sin las fiestas de septiembre.

Pero es más, siendo verdad que el alcalde de Carranque se gasta el dinero del Ayuntamiento «en lo que le parece oportuno» no es menos verdad que esto es ilícito y no lo puede hacer. En este caso, Pompa está obligado a gastar el dinero de la compraventa de los terrenos adjudicados a la Cooperativa, en infraestructuras o inversiones para lo localidad porque así lo establece el convenio mencionado antes y, también, porque así se lo exige la Ley.

Pulsar sobre la imagen para descargar el artículo

Pompa no desconoce ―a pesar de que, aún siendo versado en «ingeniería naval privada no homologada», sea lego en Derecho― el artículo 76.2 de la LOTAU, y no lo desconoce porque constan dos informes del Secretario-Interventor del Ayuntamiento que, en términos comprensibles y pedagógicos, se lo hacen saber.

No obstante y por si acaso lo hubiera olvidado le diremos aquí que dicha norma prohíbe que los Ayuntamientos dediquen el dinero proveniente de enajenaciones de suelo municipal a «gastos corrientes», que para que lo entienda, son los gastos habituales y necesarios para el funcionamiento diario de la Corporación, tales como luz, nóminas, agua, festejos, etc.

En concreto, el citado artículo 76.2 dice que «Los ingresos obtenidos mediante enajenación de terrenos incluidos en los patrimonios públicos de suelo o sustitución por su equivalente económico de la cesión relativa a la parte de aprovechamiento urbanístico perteneciente a la Administración deberán aplicarse a la conservación y ampliación de dichos patrimonios».

Por su parte, el artículo 79, también de la LOTAU, establece el catálogo de destinos que se podrán dar a los «bienes integrantes de los patrimonios públicos de suelo» y entre esos destinos ―tales como obras de urbanización y ejecución de sistemas generales, construcción de equipamientos colectivos, rehabilitación de viviendas o de renovación urbana, etc.― no están ni los sueldos del alcalde y los concejales, ni las fiestas del pueblo, ni las subvenciones al equipo de fútbol, ni los recibos de luz, ni el pago de los intereses de la exorbitante deuda que atenaza al Ayuntamiento de Carranque, ni nada que remotamente se le parezca.

Dicho lo mismo de forma que Pompa lo entienda: que él, encarnación del Ayuntamiento que representa, no se puede gastar el dinero en lo que «considere oportuno» porque se lo prohíbe la Ley y, mucho menos se puede gastar en lo que «considere oportuno» lo que no le pertenece.

Es cierto, no obstante, que hasta la fecha, la experiencia personal de Pompa parece demostrar otra cosa. Parece mostrar que la Ley, en lo que al Ayuntamiento de Carranque respecta, está en suspenso como si de un peculiar estado de excepción se tratara, porque en el ámbito jurisdiccional de Castilla-La Mancha las ilicitudes administrativas nunca alcanzan el limes de la relevancia penal, pero una reciente sentencia de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, la 1127/2009 de 27 de noviembre, ha desmantelado uno de los más habituales argumentos defensivos de los corruptos llevados a juicio: «no es un delito, Señoría, como mucho es una infracción administrativa».

«Mas la desastrosa situación a que, a pesar de la normativa legal y administrativa ―dice la citada Sentencia― se ha llegado en España respecto a la ordenación del territorio, incluida la destrucción paisajista, justifica que, ante la inoperancia de la disciplina administrativa, se acuda al Derecho Penal, como Ultima Ratio».

Así pues, que Pompa porfíe en su hábito de «hacer lo que le parezca oportuno» y de llevar el cántaro a la bodega día tras día, que otros porfiaremos en nuestro terco empeño de vivir bajo un razonable imperio de la Ley, incluso en Carranque.

La oposición denuncia que Alejandro Pompa, alcalde de Carranque, se apropió de 125.000€ de una cooperativa de viviendas para cubrir gastos corrientes del Ayuntamiento

Pompa con Barreda, en Carranque

Según el boletín de los concejales de la oposición en el Ayuntamiento de Carranque, el pasado mes de Junio, Alejandro Pompa, que compatibiliza su cargo de alcalde de obediencia bonista con su condición de presidente, a título particular, de la cooperativa de viviendas “Villa de Carranque”, reunió a los cooperativistas para comunicarles que si querían que continuaran las obras, cada uno de ellos debería realizar una aportación extraordinaria de 3.000 € para la compra de material.

Hechas estas aportaciones, el 17 de julio de 2009, a su propio riesgo y ventura, Pompa dispuso de 125.000 € (21 millones de Pts.) propiedad de la mencionada cooperativa, e ingresó dicha cantidad en la cuenta del Ayuntamiento, destinándola «al pago de sus nóminas y de los festejos de septiembre», es decir, a fines prohibidos por el propio convenio suscrito entre Ayuntamiento y Cooperativa, extremo que le consta a Pompa porque existen no uno, sino dos informes emitidos en ese sentido por el entonces Secretario-Interventor del Ayuntamiento.

La operación, tal y como consta en documentación a la que ha tenido acceso Notitia Criminis, está registrada con los siguientes datos:

  • Ingreso de Sociedad Cooperativa de Viviendas Villa de Carranque.
  • Número de operación: 20091002130
  • Clave de operación: 100814
  • Fecha: Día 17 de julio de 2009
  • C.C. Cuenta 2100 1201
  • IBAN ORD: ES4321001201110201360781
  • Concepto: Entrega a cuenta, segunda parte de la venta de parcelas integradas en la manzana R-25 del Plan Parcial PAU Las Montanillas.
  • Importe: 125.000 €

Según fuentes de los cooperativistas, la apropiación de esa cantidad ni era conocida, ni estaba autorizada y pese a que la Cooperativa “Villa de Carranque” tenía pendiente una deuda con el Ayuntamiento a causa de los terrenos adquiridos a éste, el pago en cuestión estaba en suspenso ―por mandato del convenio suscrito con el Ayuntamiento― hasta la firma de las escrituras de tales terrenos, de modo que cuando Pompa dispone de esa cantidad como «pago a cuenta», la deuda era determinada pero no exigible y los cooperativistas fueron inducidos, con engaño según la denuncia de la oposición, a hacer frente a unos pagos a los que aún no estaban obligados.

Esto se produce mientras las obras de las viviendas estaban paralizadas, los proveedores sin cobrar y un número considerable de los cooperativistas en situación de desempleo y mientras, por otro lado, la deuda de la corporación municipal se acerca ya a los 1.500 Millones de Pts. y mientras ésta debe más de 10 Millones de Pts. de recogida de basura o unos 22 Millones de Pts. de agua.

No obstante, las remuneraciones ―a más de dietas, desplazamientos y otros suplidos― que a sí mismos se han adjudicado los principales miembros del equipo de gobierno de Pompa y que sí cobran puntualmente, son las siguientes:

  • Alejandro Pompa Mingo: 6.746.872 Pts.
  • Antonio Fernández Retana: 7.147.590 Pts.
  • Mª José Martínez Aboín: 4.927.808 Pts.

Artículo sobre la "rueda de reconocimiento" a que fue sometido Pompa

En esta misma línea, se desvela un dato curioso que ya hace frontera con el esperpento, el Ayuntamiento, además de cargar con las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social, le paga al tal Alejandro Pompa un seguro médico privado ―ADESLAS― cuya cuota mensual asciende a 23.000 Pts.

Y no haciendo frontera, sino adentrándose temerariamente en ese esperpento como si se tratara de un novado «callejón del Gato» que por añadidura acogiera la regia sede del mismísimo «tirano Banderas», a todo lo anterior se suma la última pretensión de Pompa: construir una residencia de ancianos junto al cementerio del pueblo.

Ni apostaré por quién será el contratista a quien la fortuna sonría si eso se lleva a término, ni diré que la cosa no resulte práctica y que no ahorre desplazamientos al difunto y a sus deudos, ni que tanta cercanía a la fosa no favorezca la reflexión en las vanidades del mundo y en lo fugaz del tiempo, pero se me hace que la alcaldada resulta un poco luctuosa y aunque Pompa en esto es reincidente, porque ya venía siendo habitual que al lado de ese mismo cementerio se instalara la plaza de toros, columbro que para compensar con la comodidad del sepelio la falta de cirujano; poner a un viejecillo tan vecino a la sepultura, es como poner a ciertos calandrajos a contemplar, pero no catar, un azumbre de buen vino, acto inclemente que aprovecha poco e irrita mucho. Mas así es Carranque, muy hecho a la calamidad por haber tenido siempre más de orza que de pueblo.

Serios peligros acechan en Carranque a José Moreno, el “Pocero Bueno”

El "Tuareg" de Román Conde Alonso aparcado a la puerta del chalet piloto de URBAPLANING

La crisis inmobiliaria, el fiasco del tejido especulativo que se ha creado en España enredando tipos de interés bajos, complicidad política y figuras jurídicas si no ignominiosas, sí confiscatorias y condenadas por el Parlamento Europeo, como es la del “agente urbanizador”; está provocando extrañas escenas.

Durante este último fin de semana quien pasara por la carretera que va de Carranque a El Viso de San Juan habrá podido ver, a la altura de la entrada a la autopista Madrid-Toledo, a Román Conde Alonso atendiendo al público ―esperando al público, habría que decir para ser exactos― en el chalet piloto de la urbanización ―también potencial, que no real― que DESARROLLOS URBAPLANING, la empresa de Aurelio González Villarejo y el citado Román Conde, tienen en el PAU de las Montanillas, en Carranque (Toledo).

El hecho es insólito en sí mismo. Contemplar al señor Consejero Delegado de URBAPLANING, con su Tuareg de más de 16 millones de pesetas aparcado a la puerta, haciendo de “vendedor” era inconcebible hace pocos meses, pero a quien conozca la alta opinión que de sí tiene este antiguo director de sucursal de Banesto, la escena le debe parecer, sencillamente, un desvarío y sin embargo ha ocurrido.

Decía en cierta ocasión un diputado uruguayo: “… Tenemos la espada de Demóstenes sobre nuestras cabezas”. Otro diputado le replicó: “¿querrá decir su señoría la espada de Damocles?”. El primero contestó: “Digo yo que en aquella época todos los griegos llevarían espada”. Pues bien, la espada de Damócles, la de Demóstenes y las de todos los demás griegos que en el Mundo han sido y son, penden juntas sobre la cabeza del grupo empresarial de Aurelio González Villarejo y penden con tanto peso y gravitan con tanta emergencia que, al parecer, ya no hay ni para pagar a una señorita que atienda a los potenciales compradores de los potenciales chalets “bioclimáticos” que potencialmente se construirán en el PAU de las Montanillas de Carranque.

Aurelio González Villarejo, Bono y Barreda
Aurelio González Villarejo, Barreda y Bono

Aurelio González Villarejo, confiado en la buena fortuna que debía acompañar a la gente que tan estrecha relación como él mantiene con José Bono y con José María Barreda, a la gente muy distinguida y selecta que disfrutaban ad libitum de los créditos de CCM en los buenos viejos tiempos en que la Caja, ya inexistente, era conducida con brazo recio por Hernández Moltó hasta su acabose irreversible, ha sido uno de los pocos que desde unos orígenes similares a los de Paco Hernando el Pocero, se lanzó a “pensar a lo grande” y por eso ahora está atenazado por el fiasco de INMOBILIARIA COLONIAL y su filial RIOFISA, por el hundimiento de CCM, por el concurso de acreedores, cada vez más inevitable, del aeropuerto de Ciudad Real, por la paralización del PAU de las 20.000 viviendas en Illescas, etc. etc.

En Carranque, no bostante, González Villarejo recibió una inesperada bocanada de aire, ni más ni menos que de José Moreno “El Pocero Bueno”.

Cuando este hombre apareció por el pueblo interesado en comprar suelo se rumoreó que andaba en negociaciones con González Villarejo, sobre todo porque las parcelas en cuestión estaban en el PAU de las Montanillas. No fue así. Según fuentes solventes de la localidad, el suelo que José Moreno está apalabrando en Carranque pertenece a Maximino Pérez Montero o mejor habría que decir a su empresa MAXISUELO porque esa empresa no es completamente suya, sino que la comparte con el auxiliar administrativo del Ayuntamiento, Ernesto Rodríguez Cubasvéase aquí una relación de los inmuebles acumulados e inscritos a nombre de las sociedades de este Ernesto Rodríguez durante el período 2003-07― quien parece querer permanecer discretamente ajeno a la operación, no en vano es uno de los imputados que acompañan al alcalde Pompa en los procesos que tiene abiertos.

No obstante el mayor beneficio de la virtual operación de venta de suelo a José Moreno no lo ha conseguido Rodríguez, sino González Villarejo, porque eso ha permitido a Alejandro Pompa ―siempre dócil a depende que necesitados― modificar las normas urbanísticas que, en la nueva situación, pesaban sobre el PAU de la mercantil URBAPLANING como la losa de un sepulcro.

José Moreno, el Pocero de Fuenlabrada

A propuesta de la sociedad de González Villarejo y de Román Conde, el Ayuntamiento de Carranque, en sesión plenaria urgente celebrada el 26 de marzo de 2009, aprobaba con los únicos votos de Pompa y su grupo, “un aumento del parámetro de densidad residencial en la zona afectada por la modificación, debido a que la superficie de la parcela mínima pasaba de 400 m2 a 200 m2”, tal y como acredita el Acta de la sesión que se puede descargar íntegramente desde aquí. Esto permitía a González Villarejo construir dos viviendas donde se preveía una ―pasaban de 557 a 1.063― naturalmente de menor tamaño pero también de menor precio.

La modificación fue aprobada inicialmente por Pompa y su grupo aún a sabiendas de la ausencia de requisitos esenciales para ello, según advirtió el Secretario-Interventor, tales como el informe de impacto ambiental, pero la cosa debió subsanarse rápidamente, porque la “modificación puntual” se tramitó en Toledo con la celeridad que le viene resultando propia a los intereses de la gente cercana a Barreda: pongamos por caso el PAU del Pocero en Seseña o la modificación de la LOTAU que ha permitido fragmentar los terrenos del aeropuerto de Ciudad Real donde como ya he dicho, también participa Gónzález Villarejo.

Es en este punto donde las cosas se empiezan a poner peligrosas para José Morenoel Pocero Bueno”, porque con la modificación del PAU de las Montanillas las casas de González Villarejo ―si es que alguna vez se llegan a construir― entrarán en competencia directa con las de Moreno, tanto más cuanto que una parte nada despreciable del suelo de las Montanillas lo adquirió URBAPLANING mediante contratos en aportación, lo que le permite reducir casi cuanto quiera la repercusión del suelo en las casitas “bioclimáticas” que ahora pretende construir.

En Carranque entrar en conflicto con Pompa o con las personas cercanas a Pompa, como es el caso de González Villarejo y de Román Conde, no le augura una vida fácil a nadie y salvo que José Moreno haya llegado al pueblo con un salvoconducto que Pompa no pueda ignorar ―la mercantil MAXISUELO tiene su domicilio en Fuenlabrada― no me sorprenderá descubrir que la promoción del “Pocero Bueno” empiece a ahogarse en la burocracia urbanística del municipio una vez que MAXISUELO haya cobrado el precio de la compraventa, al menos hasta que URBAPLANING consiga vender la última de sus casetas “bioclimáticas” y eso puede llegar demasiado tarde para Moreno, que está topándose con demasiadas reticencias a la hora de encontrar financiación, lo que no hace previsible que los bancos o cajas vayan a ser piadosos con él si llegara a retrasarse en los pagos.

Así que ya sabe José Moreno. Si en algún sitio tiene que cuidar sus espaldas, ese es Carranque y quien avisa no es traidor, es avisador.

Barreda “estudia” represalias contra los sindicatos que han denunciado prácticas “inconfesables” en la Administración de Castilla-La Mancha

El imputado Alejandro Pompa junto a Barreda, en Carranque (Toledo)

La gravedad de los hechos denunciados unánimemente por todos los sindicatos presentes en la Junta de Personal de los Servicios Centrales de la Administración de Castilla-La Mancha ―algunos de lo cuales podrían ser constitutivos de delito como por ejemplo la recepción de regalos, de origen y destino desconocido― ha provocado la inmediata reacción de José María Barreda.

Según una nota de prensa difundida por el Gobierno Regional, como lo dicho por las organizaciones sindicales sólo «intenta confundir a la opinión pública» el Gobierno de Barreda, no para defender su precaria posición, sino, faltaría más, «a los trabajadores y trabajadoras públicos ―aquí debería decir “públicos y públicas, pienso yo― de la Administración Regional» va a ordenar inmediatamente «a los servicios jurídicos de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia que estudien si las falsedades sobre la profesionalidad del personal de la Junta de Comunidades difundidas durante los últimos días pueden ser causa de acciones legales».

Eso lo dice un Gobierno presidido por un hombre que, por ejemplo, tiene como asesor personal a Agustín Jiménez, el alcalde de Noblejas, condenado por golpear a una de sus propias concejalas; lo dice un Gobierno presidido por quien se pasea públicamente con Alejandro Pompa, el alcalde de Carranque,  condenado por agredir a un anciano de 82 años y sobre el que pesa la imputación de más de una veintena de delitos relacionados con la corrupción; lo dice un Gobierno presidido por quien amparó a Hernández Moltó mientras CCM financiaba con más de 200 millones de € a los principales cabecillas de la trama delictiva de Marbella; lo dice un Gobierno que tiene por presidente a quien se carteaba y recibía con abrazos al Pocero al tiempo que un investigado por su posible pertenencia a la mafia calabresa e imputado en los casos Malaya y Astapa, Giovanni Piero Montaldo, pagaba más de 700.000 € al ex alcalde de Seseña y militante de su partido; lo dice un Gobierno presidido por quien es amigo personal de un personaje como Domingo Díaz de Mera, imputado por graves delitos a instancias de la Fiscalía Anticorrupción de Sevilla y cuya situación judicial despertó la alarma entre los cabecillas de la trama Gürtel; etc. etc. etc.

No me parece a mi que Barreda y su Gobierno estén en situación de prodigarse en bravatas.

.

Respuesta del CSI-F a la nota del Gobierno de Barreda

Ana Guarinos pide a Barreda que ponga coto a la corrupción

Los alcaldes del PP de La Sagra (Toledo) se sublevan contra Pompa y Tofiño

TOLEDO, 22 Jul. (EUROPA PRESS) –

Reportaje de Epoca sobre la identificación policial de Alejandro Pompa
Reportaje de Epoca sobre la identificación policial de Alejandro Pompa

Los alcaldes y portavoces del Partido Popular de los municipios integrados en la Mancomunidad de la Sagra Alta de Toledo mostraron hoy su profundo descontento ante el «uso partidista» que el PSOE está haciendo de esta institución para «tapar las vergüenzas» del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, «que no quiere invertir los recursos que le corresponden a esta comarca».

Así lo manifestaron hoy en rueda de prensa el alcalde de Yuncos, Gregorio Rodríguez, el de Cobeja, Antonio Fernández, y el vicepresidente de la Mancomunidad de La Sagra Alta, Félix Conde, que destacaron que tanto el presidente de la Mancomunidad, Alejandro Pompa, como el presidente de la Diputación y alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, «lo que están haciendo es sacar de la Mancomunidad los recursos que no se atreven a exigir a Barreda, y que corresponden al Gobierno regional«, argumentaron.

En este sentido, Fernández destacó que la Mancomunidad está siendo «un instrumento» para los «fines políticos» del Barreda y de Tofiño, ya que está «dando servicios impropios de la misma, que corresponden a la Junta de Comunidades en unos casos y, en otros, al Ayuntamiento de Illescas, al que se está beneficiando por encima de otros Ayuntamientos, olvidando que la mancomunidad debe servir por igual a todas las localidades que la integran», según informó el PP en nota de prensa.

De este modo, el alcalde ‘popular’ de Cobeja recordó que los Presupuesto de la Mancomunidad de la Sagra Alta deberían aprobarse por unanimidad y, sin embargo, no ha sido así ya que los representantes del PP han tenido que votar en contra de los mismos «porque no sólo no han sido consensuados, sino que ni siquiera se ha consultado a los representantes del Partido Popular para su confección, y además son injustos y poco austeros», agregó.

«Hemos votado en contra del presupuesto porque no es austero, aumenta un 23 por ciento, incrementa el precio del agua un 13 por ciento, contrata personal exclusivamente para Illescas, incrementa la partida de altos cargos así como el sueldo del presidente en un 29,25 por ciento, incluye partidas ilógicas de gastos incrementadas en más del 350 por ciento respecto a 2008; amplia servicios como el SAMI, PRIS, OMIC y Centro de Atención Temprana de Illescas, que debería asumir la Junta, y obliga a pueblos a pagar servicios que no usan«, apostilló.

En este sentido, aclaró que «hemos presentado alegaciones al Presupuesto y, en otro acto de prepotencia y totalmente antidemocrático, no han considerado ninguna de nuestras sugerencias», algo que ocurre porque «el señor Pompa se encuentra bajo la presión política de Tofiño y Barreda y de ahí que antes de los plenos todos salgan del Ayuntamiento de Illescas ya con la tarea hecha debajo del brazo«, lamentó el alcalde de Cobeja.

Para los alcaldes y portavoces del Partido Popular en los municipios integrados en la Mancomunidad de la Sagra Alta «esta situación es insostenible y no estamos dispuestos a permitirla, por lo que nos estamos replanteando nuestra relación con la mancomunidad y estamos estudiando distintas alternativas sin excluir ninguna«, advirtió Fernández.

BENEFICIA A UNOS PUEBLOS EN DETRIMENTO DE OTROS

Alejandro Pompa respaldado por Barreda
Alejandro Pompa respaldado por Barreda

Por su parte, Rodríguez recordó que la mancomunidad se creó para unos fines concretos referidos al abastecimiento de agua y saneamiento y que, con el tiempo, ha ido asumiendo cada vez más competencias y servicios que, hasta ahora iban en beneficio del conjunto de los municipios que la integran.

«En los últimos tiempos estamos viendo una serie de acuerdos que se están adoptando sin la unanimidad que sería deseable en una mancomunidad y con los que no estamos de acuerdo, porque solo benefician a algún municipio y no a los 14 mancomunados», argumentó.

El alcalde de Yuncos se refirió al caso concreto de un punto que se propone en el Orden del Día para el pleno que tendrá lugar mañana para suscribir un convenio con el Ayuntamiento de Illescas que sólo beneficia a este municipio y que, «curiosamente», el Consistorio illescano ya ha aprobado en su pleno municipal, dando por hecho que la Mancomunidad va a suscribir el convenio sin antes consultar a nadie, y «esto es al gota que colma el vaso», aseguró.

Según explicó Rodríguez, se trata de un programa de acceso a la vivienda en Illescas que se incluye dentro de un Convenio del Ayuntamiento con la Junta, en el que el Consistorio quiere que el mediador necesario para este proyecto de acceso a la vivienda corra a cargo de la Mancomunidad, transmitiendo una cuestión meramente municipal para que se haga a través de esta institución y con los medios de la misma.

«El asumir esas competencias que son de la Junta y que se financian con recursos de la mancomunidad esta haciendo que los ayuntamientos seamos cada vez más deficitarios en esas partidas del agua, lo que nos obliga a subir la presión fiscal por el consumo a todos nuestros vecinos», resaltó Rodríguez, quien criticó la «irresponsabilidad» que exhibe el Partido Socialista con estas actitudes, que no hacen más que agravar la ya difícil situación de los municipios de esta comarca a causa de la crisis económica.

PREPOTENCIA

Por último, el vicepresidente de la Mancomunidad de La Sagra Alta, Félix Conde, criticó la actitud «prepotente y chulesca» que mantiene el presidente de la Mancomunidad, Alejandro Pompa, que «no consulta ni pide opinión para ninguna de las actuaciones que se llevan a cabo desde esta institución, ni siquiera para la elaboración de los presupuestos, cuando en una mancomunidad las cosas deberían consensuarse entre todos», afirmó.

«No se debate nada, se imponen las cosas y en esas condiciones estamos siempre en un tira y afloja que no conduce a ningún sitio», lamentó Conde, quien se mostró muy descontento por la marcha de la Mancomunidad y pidió al PSOE que recapacite, porque lo que hay que hacer es «sentarnos, hablar y consensuar las cosas como debe hacerse en una mancomunidad», concluyó.

Alejandro Pompa, alcalde de Carranque, también tiene su «papel» en el caso de Caja Castilla-La Mancha

Alejandro Pompa y José María Barreda
Alejandro Pompa y José María Barreda

En el texto anterior he dicho que el colapso de CCM y la destitución de Hernández Moltó había provocado un aluvión de informaciones y había soltado las lenguas, parece que inevitablemente. El siguiente artículo (parte del cual reproduzco) publicado en El Confidencial, es un ejemplo de hasta qué punto eso es así.

«Ah, pero, ¿este no era el mejor sistema financiero del mundo?

@Federico Quevedo – 31/03/2009
Y no solo eso. El PP tiene la obligación de pedir que se investigue hasta las entrañas de CCM, eje de la corrupción socialista en Castilla-La Mancha y Andalucía. Viendo cómo se las ha gastado el Gobierno en el asunto de la trama de corrupción llamada ‘Operación Gürtel‘, no cabe en la cabeza de nadie que desde Génova no se esté ya apuntando con todas las baterías a Hernández Moltó, a Barreda, a Chaves y a Bono, presidente del Congreso y el hombre que puso a Hernández Moltó donde está y le facilitó la red de contactos con la que, con la Caja como epicentro, se ha montado la tupida telaraña de corrupción y financiación ilegal del Partido Socialista. Aquel portavoz socialista del que estos días todos los medios recordaban su famosa frase dirigida a Mariano Rubio -«míreme a la cara, señor Rubio»-, hoy está en el centro de la polémica por su nefasta gestión que ha llevado a CCM a la quiebra. Aunque solo sea por eso, Moltó debería dar cuenta ante la Justicia como la dio Mario Conde por el ‘caso Banesto’, pero es que, encima, hay más. Mucho más.

El PP ya debería estar pidiendo una comisión de investigación, y no solo en el Parlamento regional castellano-manchego. También en la Carrera de San Jerónimo. Una Comisión en la que se expliquen la relaciones de Moltó y la CCM con los empresarios Díaz de Mera, González VillarejoUrbaplaning-, Ventero Muñoz -preso por la Operación Malaya-, Michel Pozo, Dico… Sobre todo Dico y sus ramificaciones en Andalucía, especialmente en Vera. CCM se ha dedicado a financiar las operaciones fraudulentas de todos estos amigos de Barreda y Bono, ha inflado créditos para operaciones cuando menos sospechosas en Illescas, Carranque, Bargas, Maqueda, Chozas de Canales, Talavera de la Reina… En algunos de estos municipios hay imputados por corrupción como Alejandro Pompa Mingo, alcalde de Carrenque, al que sin embargo Barreda no suspende de militancia en el PSOE porque es uno de los recaudadores de Moltó. Y, como no podía ser de otra manera, en la red aparece un nombre por todos conocido, Petra Mateos, presidenta de Hispasat y consejera de CCM, mujer de confianza de Barreda y Bono, socia en una sociedad fantasma llamada Aranjuez Ecociudad Inteligente de Juan María López Alvarez que, a su vez, fue socio de Juan Antonio Roca y lo es ahora de Pedro Román implicado también en la Operación Malaya y a cuya sociedad -de ambos- la CCM renovó un crédito de 30 millones de euros en el último minuto antes de la intervención.

Hay muchas cosas que explicar en todo esto. Demasiadas. Moltó tiene que mirar a los ojos de mucha gente y aclarar todos los extremos de la situación de la caja que preside. Y quienes le han puesto al frente de ella, con más motivo. ¡Panda de chorizos…!»

Con el Ayuntamiento de Carranque en «suspensión de pagos», el alcalde Pompa declara: «Aquí de lo que se trata es de vivir de lo que ganamos»

Barreda con Alejandro Pompa
Barreda con Alejandro Pompa

Ayer, el imputado alcalde de Carranque, Alejandro Pompa, hizo nuevas declaraciones a los informativos de la COPE matizando lo dicho dos días antes sobre ciertos gastos autorizados por él en una corporación a la que ya en abril de 2008 (el Acta donde esto consta se puede descargar desde aquí) el Secretario-Interventor del Ayuntamiento se refería en los siguientes términos: «… Que la situación económica del Ayuntamiento es de suspensión de pagos, pues en la actualidad no se puede hacer frente a deudas reales acumuladas por importe de 1.400.000 €». Esta es la grabación de la citada entrevista:

Pompa, ya no niega que se hayan pagado 100.000 € al club de fútbol del pueblo, simplemente no se acuerda de las cantidades. De lo que sí está seguro es que en el ejercicio 2009 no se ha hecho desembolso alguno, lo cual, sin más datos, puede ser cierto o incierto porque el presupuesto para este ejercicio aún no existe.

Tampoco afirma ya, que su remuneración sea de 1.500 € netos y preguntado sobre el sueldo asignado al Concejal de Obras, el también imputado Antonio Fernández Retana, reconoce que éste es de 2.200 €. Dice que Antonio Fernández, en su trabajo ganaba «una cantidad X» de 2.200 € y que en el Ayuntamiento gana la misma «cantidad X», porque «Aquí de lo que se trata es de vivir de lo que ganamos».

A esto añade que el citado concejal «se dedica -en este punto, la saliva se le atasca un poco en la garganta, como se puede comprobar en la grabación- a trabajar en el Ayuntamiento y… Bueno… Eso es lo que gana».

Se da la circunstancia que el tal Antonio Fernández Retana, en la declaración prestada como imputado ante el Juzgado de Instrucción nº 2 de Illescas, dijo tener «estudios primarios» y ganar en su anterior empleo «1.600 € por todos los conceptos y de ellos 400 provienen del Ayuntamiento».

Es decir, que cuando el Concejal de Obras Antonio Fernández trabajaba como empleado por cuenta ajena, su sueldo ascendía a 1.200 € mensuales a los que sumaba 400 por su actividad en el Ayuntamiento. Esto era en mayo de 2007. Por lo tanto, si nos creemos lo que dice Pompa, este señor, con estudios primarios, tuvo una subida salarial neta en el corto espacio de una año, o de año y medio, de 1.000 €, prácticamente el 100% de su salario hasta ese momento.

Por otro lado, hoy dia 4 de marzo, el concejal de la oposición Marco Antonio Caballero, ha respondido a lo dicho por Pompa ayer y éste a su vez, ha respondido a algo y digo a algo porque, como se puede comprobar en la siguiente grabación, esa respuesta se ha debido producir bien entrada la mañana, tiempo en el que la coherencia del Alcalde suele andar ya un tanto menguada:

El Ayuntamiento de Carranque debe más de ocho millones y medio de euros

Alejandro Pompa, sentado a la derecha de Tofiño
Alejandro Pompa, sentado a la derecha de Tofiño

En el siglo XIV Guillermo de Ockam escribió que Dios puede hacer todo lo que al ser hecho no entrañe contradicción. Bien, Alejandro Pompa, el alcalde de Carranque (Toledo) Puede hacer todo eso y más, como por ejemplo contradecir su propia firma estampada en los documentos públicos del Ayuntamiento. Esta es una habilidad muy notable que seguramente sólo está al alcance de quien como él, sea licenciado en «ingeniería naval privada no homologada».

La cuestión es esta. En una entrevista concedida a los informativos de la COPE, Pompa, en respuesta a las afirmaciones del concejal de la oposición en Carranque, Marco Antonio Caballero, aseguró, con aplomo y rotundidad, que era falso que él cobrara 2.000 € netos en catorce pagas mensuales por cuatro días de trabajo a la semana. Negó, con el mismo aplomo, que el Ayuntamiento estuviera subvencionando al club de fútbol local con 100.000 € anuales y aseguró, con más contundencia aún, que la deuda municipal está equilibrada. Dichas declaraciones se pueden escuchar pulsando sobre el reproductor que se inserta a continuación:

Previamente, en declaraciones a ABC, Pompa había considerado «tonterías», por supuesto falsas, las afirmaciones hechas por el mismo concejal según las cuales el Ayuntamiento debía 5 millones y medio de Euros a los Bancos.

Pues bien, vayamos por partes, como dijo Jack the Ripper. Según declara Pompa a la COPE, su sueldo neto mensual es de 1.500 €. En este punto el alcalde de Carranque que, por cierto, está imputado por casi una veintena de delitos relacionados con la corrupción urbanística; miente.

Página del acta donde se fija la retribución de 2.000 Euros netos para Pompa
Página del acta donde se fija la retribución de 2.000 Euros netos para Pompa

En la página 5 del Acta del Pleno extraordinario del Ayuntamiento, de 3 de julio de 2007 consta, con los sellos y firmas oportunos, la aprobación de las retribuciones de los concejales. En el punto 3 de ese acuerdo se lee: «Establecer la dedicación parcial al Ayuntamiento de cuatro días por semana para D. Alejandro Pompa de Mingo en su condición de Alcalde-Presidente de la Corporación, con una retribución neta mensual de 2.000 euros y catorce pagas anuales». El documento íntegro puede descargarse pulsando aquí.

Otra de las afirmaciones de Pompa hecha con gran rotundidad, es que el Ayuntamiento no subvenciona con 100.000 € al equipo local de fútbol. En esta cuestión, con todo su aplomo, el «ingeniero naval privado no homologado» vuelve a mentir.

En la página 6 del Presupuesto de Gastos del ejercicio 2008 –que se puede descargar pulsando aquí– consta la partida de gastos dedicada a «subvenciones a actividades deportivas» a la que se dedican, exactamente, 100.000 €.

Con esos datos, Pompa podría mantener que no todos los 100.000 € van a parar al club de fútbol, pero si hiciera esto mentiría otra vez. En el Acta del Pleno extraordinario de 27 de noviembre de 2008 –descárguese el documento desde aquí– en la página 1 y siguientes, consta un «reparo de intervención» relativo a la «solicitud de subvención de 100.000 € presentada con fecha 6-10-2008 por la entidad CLUB DEPORTIVO CARRANQUE», es decir, del club de fútbol local.

En este punto nos adentramos en algo más grave que el mero despilfarro. Dice el Secretario-Interventor en su «reparo» que «considerando, que la citada entidad ha sido requerida por este Ayuntamiento para que presente justificantes documentales (recibos, facturas, nóminas u otros documentos) del destino dado a la subvención de 90.000 € concedida para la temporada 2007/2008, sin que hayan aportado nada más que una relación de ingresos y pagos firmada por el Presidente del Club quien manifiesta además que la discreción que ha de aplicarse en el funcionamiento del club (¿¡!?) hace imposible que pueda presentarse recibo alguno de las cantidades entregadas a los jugadores, lo que representa el 85% del gasto total efectuado, y equivale al importe total de la subvención concedida por el Ayuntamiento…» y en atención al artículo 14 de la Ley 38/2003 de 17 de noviembre, General de Subvenciones, «queda constatado el incumplimiento de los preceptos anteriores respecto de la subvención de 90.000 € concedida y hecha efectiva por el Ayuntamiento al CLUB DEPORTIVO CARRANQUE… En consecuencia, el funcionario que suscribe en cumplimiento de las obligaciones previstas en la legislación vigente, inherentes al ejercicio de la función Interventora que tiene encomendada, formula reparo suspensivo de los pagos… pudiéndose levantar si la entidad beneficiaria presenta los justificantes requeridos».

En otras palabras, que el CLUB DEPORTIVO CARRANQUE, pretende el cobro de 100.000 € sin haber presentado, como exige la ley, documentos que justifiquen el gasto de 90.000 € realizado en el ejercicio anterior. Como, sin duda, Pompa considera el fútbol un buen generador de votos, esta ilicitud es ignorada y con voluntad y conocimiento, mediante un Decreto de Alcaldía de 6 de octubre de 2008 que levanta la suspensión prevista por la Intervención del Ayuntamiento, ordena el pago de la cantidad en cuestión, lo que convierte a la partida de «subvenciones a entidades deportivas» en una singular especie de «fondos reservados».

Ayuntamiento de Carranque
Ayuntamiento de Carranque

Finalmente, tanto en sus declaraciones a ABC como en la entrevista de la COPE, Pompa negó la situación de endeudamiento de la Corporación y calificó la afirmación de Marco Antonio Caballero como «tonterías» propias de «marcianos» cuya obligación era «alarmar».

El concejal de la oposición había asegurado que el Ayuntamiento debía cinco millones y medio de euros y al decir que esto no era verdad, Pompa no mentía porque no es cierto que el Ayuntamiento deba 5.500.000 €. Lo que en realidad debe son 8.531.536,59 €, como se puede comprobar en el «Informe Económico de Situación de 19/02/2009» firmado por el propio Pompa, que se puede descargar desde aquí.

Puesto que el censo de habitantes de Carranque es de 3.600 personas, cada una de ellas, hombres, mujeres y niños, deben 2.370 €. Además, casualmente, 8 millones de euros fue el coste final de la Casa de la Cultura de Carranque cuya obra se adjudicó en concurso público, por tanto como todo el mundo sabe, sin posibilidad alguna de fraude, a PEYBER, la empresa del aparejador municipal y amigo íntimo de Pompa, Jesús María Gallego Peinado.

Alejandro Pompa oculta información sobre la situación financiera del Ayuntamiento de Carranque, Toledo

Alejandro Pompa, alcalde de Carranque y José Mª Barreda con Tofiño al fondo
Alejandro Pompa, alcalde de Carranque y José Mª Barreda con Tofiño al fondo

ABC

(Descarga del artículo)

TOLEDO. El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Carranque, Marco Antonio Caballero, aseguró ayer que el alcalde, el socialista Alejandro Pompa, no permite al secretario-interventor facilitar a la oposición la información financiera sobre el Consistorio que los «populares» solicitaron a principios de esta semana.

El PP pidió datos acerca de las deudas con entidades bancarias y proveedores, además de las fianzas pendientes de devolver. Según los «populares», las deudas con los bancos ascienden a 5,5 millones de euros, mientras que las fianzas pendientes de devolver «ya están gastadas».

El plazo por ley para recibir la información expiró el jueves. Caballero afirmó que si el alcalde no se la da antes del lunes, el PP presentará una denuncia en los juzgados.

Los «populares» ya denunciaron la semana pasada la «caótica situación económica» del Ayuntamiento. El alcalde les llamó «marcianos» y calificó sus comentarios de «tonterías».

Nueva denuncia por fraude fiscal contra Ernesto Rodríguez Cubas, funcionario en excedencia del Ayuntamiento de Carranque y amigo íntimo del alcalde Alejandro Pompa

Alejandro Pompa, al fonde de la foto, junto a Tofiño
Alejandro Pompa, al fondo de la foto, junto a Tofiño

Reproduzco la noticia aparecida hoy en El Digital de Castilla-La Mancha:

El colectivo de funcionarios «Manos Limpias» ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción al ex-secretario del Ayuntamiento de Carranque (Toledo), Ernesto Rodríguez Cubas, por varios delitos relacionados con el urbanismo y que habría cometido, «en connivencia» con el alcalde de la localidad Alejandro Pompa Mingo (PSOE).

Según dijo el secretario general de ´Manos Limpias´, Miguel Bernad, la denuncia contra Rodríguez Cubas -que está imputado por la adjudicación de un PAU y un campo de golf en Carranque– se ha presentado tras una «exhaustiva» investigación que han llevado a cabo.

En esta investigación, añadió, se ha comprobado que este funcionario en excedencia ha atesorado un patrimonio superior a los quince millones de euros en participaciones de bienes inmuebles, cantidades que no se corresponden con lo declarado en su «holding de empresas mercantiles».

La denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por los presuntos delitos contra la hacienda pública, cohecho y prevaricación, va acompañada de más de medio centenar de documentos oficiales que -a juicio de los denunciantes- «acreditan la trama y el fraude«, que supuestamente cometió en connivencia con el alcalde de Carranque, de cuyo ayuntamiento fue secretario a principios de los años noventa.

Se da la circunstancia de que Rodríguez Cubas y Pompa de Mingo están imputados, junto a otros dos concejales y dos funcionarios, por la adjudicación de un PAU de 1.600 viviendas y un campo de golf en Carranque, asunto por el que ya han declarado en el juzgado número 4 de Illescas tras la querella de Manos Limpias´

Pompa aprovecha las negociaciones del Pocero de Fuenlabrada con Aurelio González Villarejo para duplicar a éste la densidad de viviendas en sus PAUs

Alejandro Pompa, alcalde de Carranque, Toledo
Alejandro Pompa, alcalde de Carranque, Toledo

Según publica hoy El Economista, José Moreno «El Pocero de Fuenlabrada» o «Robin Hood» tiene en avanzado estado de negociación la compra de suelo en el PAU Las Montanillas, propiedad de Aurelio González Villarejo y de su socio local Román Conde Alonso.

Esto, al margen de que el alcalde de Carranque, Alejandro Pompa Mingo tenga el dudoso honor de ser el munícipe al que más delitos relacionados con la corrupción se le imputan en muchas leguas a la redonda -diecinueve, si no me falla la memoria- El asunto es relevante en varios sentidos y suscita algunas preguntas que merecen respuesta.

¿José Moreno Esquivel y Aurelio González Villarejo están negociando la operación de compraventa a su riesgo y ventura? ¿Ha intervenido Pompa a modo de «director comercial» en la operación poniendo en contacto a ambos constructores? ¿Cuál es la situación de DESARROLLOS URBAPLANING para que tenga que deshacerse de suelo, presuntamente, a precios mínimos? ¿Hay alguna contrapartida del Ayuntamiento que dirige Pompa para hacer viable esta operación?

Averiguar si Pompa ha hecho de «agente inmobiliario» del buen amigo de José Bono, el constructor conquense Aurelio González Villarejo, es algo que no se podrá determinar fácilmente, pero lo que sí es un hecho cierto es que hace algunos meses, Alejandro Pompa reunió a los miembros de la cooperativa que preside, a título particular, para poner en su conocimiento que el Ayuntamiento no tenía suelo pero que, por el contrario, había un promotor, es decir, DESARROLLOS URBAPLANING, que estaba dispuesto a promover las viviendas de la cooperativa a un precio «más barato» que el de mercado, pero «algo más caro» que el previsto de haberse construido en suelo municipal.

Llama poderosamente la atención que Pompa afirme que no hay suelo municipal cuando en este momento están en marcha los PAUs del campo de golf, ya aprobado definitivamente y los dos PAUs de González Villarejo, en total unos dos millones de metros cuadrados, aproximadamente y eso sin contar el de Caraplata y algunas otras actuaciones residuales a cargo del funcionario Ernesto Rodríguez Cubas, cuya amistad íntima con Pompa ya está documentada en los Juzgados.

Si tenemos en cuenta que el Ayuntamiento es acreedor del 10% del aprovechamiento de esas actuaciones urbanizadoras, la única explicación para la penuria de suelo municipal es que el Sr. González Villarejo haya rescatado, al precio correspondiente, ese 10% y lo mismo en el caso de PEYBER-CCM, lo cual resulta contradictorio con la situación de quiebra económica en la que se encuentra el Ayuntamiento. No obstante, seguro que hay una buena explicación para esto, mucho más allá del alcance limitado de los que no somos «ingenieros navales privados no homologados», como es el caso del alcalde de Carranque.

Para descargar copia de la noticia, pulsar sobre la imagen
Para descargar copia de la noticia, pulsar sobre la imagen

En cuanto a la situación de URBAPLANING, mucho me temo que puede ser, sencillamente, espeluznante. No se trata sólo de los descalabros que ha sufrido el Sr. González Villarejo en su abordaje a la inmobiliaria COLONIAL, aventura capitaneada por el ahora quebrado Luis Portillo y en la que participaron significativos nombres o, más bien, los significativos nombres de siempre: Nozaleda, Alicia Koplowitz, Rafael Santamaría, José Ramón Carabante, Domingo Díaz de Mera, Juan Gracia Jiménez, Antonio e Ignacio Barco Fernández y alguno que otro más, como Caja Duero, que tampoco se pierde una.

El problema de González Villarejo es el mismo o muy similar al de Caja Castilla-La Mancha, pues el destino de uno y de otra están sólidamente unidos y, además, ya de forma más concreta, su empresa en la zona de La Sagra Alta, DESARROLLOS URBAPLANING, arrastra unos niveles de endeudamiento difícilmente sostenibles. A la espera de datos más recientes, los números de su balance en 2007 indicaban un patrimonio neto de 2.317.706,99 €, un endeudamiento de 36.167.789,04 € y un índice de rentabilidad general de -18,44%. Esto estaba sucediendo al cierre del ejercicio 2007. Desde entonces han pasado muchas cosas y ninguna buena para el gremio de los constructores.

Respecto a la posible contrapartida; llámese como se quiera a la cosa, pero lo cierto es que Pompa, aprovechando que el Tajo pasa por Toledo y el Pisuegra por Valladolid, acaba de duplicar el número de viviendas previstas en los PAUs de las Montanillas.

El 20 de enero de este peculiar 2009, en el que cosas vederen mis ojos que otrora non crederen se celebró en Carranque un pleno extraordinario en el que «en base a la iniciativa planteada por el agente urbanizador del sector y principal propietario del suelo del mismo, DESARROLLOS URBAPLANING SL», según se lee en el acta de referencia, Alejandro Pompa y sus seguidores aprobaron la modificación del Plan Parcial Las Montanillas para que las viviendas construidas en el lugar pudieran pasar de 557 a 1.063.

Puede que 600 de esas 1.063 viviendas acaben en manos de José Moreno y de sus cooperativistas, pero el regalo al señalado constructor Aurelio González Villarejo es notabilísimo, como no podía ser de otra manera, tratándose de Carranque.