NOTITIA CRIMINIS

DII, TALEM TERRIS AVERTITE PESTEM

¿Tiene arte o parte Caja Castilla-La Mancha en el nombramiento de un hombre del “malayo” Ventero como Consejero Delegado de Inmobiliaria Colonial?

José María Barreda y Juan Pedro Hernández Moltó

José María Barreda y Juan Pedro Hernández Moltó

Aquí ya he documentado ampliamente la asociación entre Caja Castilla-La Mancha y Enrique Ventero Muñóz, detenido e imputado durante la Operación Malaya (véanse los a los capítulos uno, dos, cuatro y siete de “La Conexión Malaya”).

Conviene recordar, a pesar de todo, que dos hombres de CCM, muy conocidos en Carranque, Juan Tomás Vidal y José Luis Rodríguez Holgado, vicepresidente uno y consejero el otro de VILLA ROMANA GOLF, la empresa promotora del campo de golf de ese pueblo toledano, están representando a CCM en el consejo de administración de LAS LOMAS DEL POZUELO, en Los Alcázares, Murcia.

Recordemos, también, que en la constitución de esa empresa, que opera en la vecindad inmediata de propiedades descubiertas a Roca en la misma localidad murciana, estuvo -si es que aún no está- como accionista, el famoso Luis Portillo, el mismo que para asaltar COLONIAL y luego llevarla a uno de los primeros y más sonados fiascos inmobiliarios de este período, reunió una dotación de presa en la que aparecían Domigo Díaz de Mera, los Barco Fernández, Juan Gracia Jiménez, la Koplowitz, Aurelio González Villarejo, los Nozaleda, el íntimo de Bono Rafael Santamaría y José Ramón Carabante entre algunos otros; es decir, la flor y nata del empresariado áulico de José María Barreda.

No es este, no obstante, el único negocio que Juan Pedro Hernández Moltó (o si se prefiere, CCM) Mantiene con Enrique Ventero. Por ejemplo, en GESTIONES HERVEMU S.L. la Caja de Hernández Moltó tiene un 50% del capital y en su consejo de administración Juan Tomás Vidal (el mismo que fuera Secretario General Técnico de la Consejería de Economía y Hacienda -dirigida por Hernández Moltó– Director General de Hacienda y Director General de Planificación y Tesoro de la misma Consejería; todo ello durante los Gobiernos de José Bono y desde 1987 hasta 1997) Ocupa el puesto de Consejero Delegado.

José Luis Rodríguez Holgado es administrador, lo mismo que Guillermo García Mauriño Ruiz Berdejo. La presidencia, naturalmente, la ocupa un hijo de Enrique Ventero, a saber: Joaquín Ventero Muñóz.

Pedro Viñolas, consejero de Colonial y socio de Vemusa

Pedro Viñolas, consejero de Colonial y socio de Vemusa

Teniendo en cuenta estos hechos, es decir, que la relación entre Hernández Moltó y Ventero no se puede considerar puntual y anecdótica, debemos poner atención en una noticia que pasó desapercibida hace poco tiempo. Se trataba del nombramiento de Pedro Viñolas Serra como consejero delegado de INMOBILIARIA COLONIAL a petición de Aurelio Gonzále Villarejo y de los Nozaleda, los cuales mantienen un porcentaje significativo del accionariado de la inmobiliaria desde que la asaltaron, OPA mediante, de la mano de Luis Portillo.

Pues bien, ocurre que uno de los consejeros de VENTERO MUÑOZ S.A., la matriz del grupo de empresas de Ventero, es ese mismo Pedro Viñolas Serra, el cual a su vez es administrador solidario de la mercantil BOLSA 8 AGENCIA DE VALORES Y BOLSA S.A.

Se da la notabilísima coincidencia de que en esa misma agencia de valores, Gonzalo Astorqui Zabala fue consejero hasta 1991. Este Gonzalo Astorqui formaba parte de la organización de Roca y no de cualquier manera. El Auto de Imputación de la Operación Malaya dice de él, entre otras muchas más cosas, lo siguiente: “Más importante es la aparición de Julio Blasco y sobre todo de Gonzalo Astorqui Zabala, que al inicio se encargan de dirigir bajo la supervisión de Roca las sociedades Masdevallía que promueve en Murcia. Ante la próxima jubilación de Manuel Sánchez Zubizarreta y mejorar de cara al futuro la organización, Gonzalo y su equipo van poco a poco asumiendo las funciones del Gabinete y de Manuel Sánchez y sustituyendo a este en la estructura que sigue recibiendo fondos de procedencia ilícita de lo que todos sus miembros son plenamente conscientes“.

Así que lo que tenemos aquí es que los Nozaleda y el amigo personal de Bono, el conquense Aurelio González Villarejo, acaban de imponer el nombramiento en esa mercantil de un hombre del detenido e imputado Enrique Ventero que, además, está ligado, aunque sea indirectamente, a Gonzalo Astorqui, testaferro y encargado de perfeccionar la organización de Roca y que, para más coincidencias, se encargaba de dirigir las sociedades de éste en Murcia, especialmente MASDEVALLÍA, precisamente la misma sociedad a la que CAJA CASTILLA-LA MANCHA otorgó un crédito de 40 millones de Euros, en pesetas bastante más de seis mil seiscientos millones.

Aurelio González Villarejo

Aurelio González Villarejo

Como he dicho, el nombramiento de Pedro Viñolas se produce a instancia de Aurelio González Villarejo y de la familia Nozaleda y no se nos escapa la estrechísima relación de Gonzáles Villarejo con CAJA CASTILLA-LA MANCHA. Por ejemplo, sin ir más lejos, su hijo, Alberto González Tostado forma parte del consejo de administración de CCM DESARROLLO INDUSTRIAL.

También, y esto sigue siendo significativo, porque no salimos del universo malayo, sino que nos adentramos en él (por no hablar, recordemos al señor Blanco Balín, de la Operación Gürtel) Tanto González Villarejo como Díaz de Mera son constructores que han estado o están asociados con la cadena hotelera NH HOTELES.

Aquí ya he informado de ciertas relaciones mercantiles entre NH HOTELES y algunos de sus directivos, como Gabriele Burgio y Roberto Chollet; con Juan María López Alvarez, socio de Roca y de Pedro Román y, sobre todo, socio de CCM en más entidades de las que, tal y como están las cosas, le gustaría reconocer a Hernández Moltó.

También he informado de la íntima conexión existente entre Heraclio López Sevillano y Montserrat Corulla. Respecto a esto, en su día señalé un hecho importante. En el Tomo LXXXIII, folios 23.755 y 23.756 de las Previas 4796/05, es decir, del Sumario Malaya consta una lista de invitados a una fiesta de Roca. Según esa lista, en la mesa 9 estaban sentados Joaquín Arteaga y señora, Gonzálo Astorqui y señora, José María Elorza y señora, Motserrat Corulla y el ejecutivo de la cadena NH Hoteles, Heraclio López Sevillano y señora.

Es decir, Roca reúne en la misma mesa a un grupo de personajes que debían conocerse y, por lo tanto, sentirse cómodos compartiendo mantel y amena conversación, y resulta que en esa mesa se sienta, junto al ejecutivo de NH, Gonzalo Astorqui, un hombre clave de Roca y que, además, precedió (Astorqui cesa en sus cargos en el 91 y Viñolas es nombrado administrador solidario en el 93) En el consejo de administración de BOLSA 8 AGENCIA DE VALORES Y BOLSA al nuevo y flamante consejero delegado de COLONIAL, Pedro Viñolas Serra, nombrado por imposición de González Villarejo y sus consortes en la inmobiliaria.

En fin, ya sea casualidad o trampa de tahúr, tiremos cuantas veces tiremos los dados, aquí siempre sale el siete o, mejor dicho, siempre salen siete, porque estos protagonistas tan reincidentes apenas superan la media docena.

Pero hay otra cosa que llama poderosamente la atención. El pasado 21 de junio del 2008 La Verdad de Murcia publicaba un artículo titulado «Roca admite que compró el proyecto junto a amigos vascos y a un abulense» En ese artículo se leía lo siguiente:

Barreda y al fondo, con gafas, Fernández Vaquero

José María Barreda

«Iban de la mano. Juan Antonio Roca, el empresario vasco Javier Arteche, de la firma Obarinsa S.L. y el promotor de Ávila Enrique Ventero, propietario de Vemusa S.L., constituyen algo así como las tres patas de un mismo banco. Como las pirañas, llegaban en grupo a cualquier lugar por el que se propagase el olor a negocio inmobiliario. Y Los Alcázares no fue una excepción: llegó Roca, sentó sus cabales en el municipio, y después de él, y de su mano, llegaron sus amigos vascos y el abulense que, a cuenta de sus peligrosas amistades, acabó viéndose imputado en la Operación Malaya».

Lo que le pasó desapercibido al redactor de La Verdad de Murcia es que Ventero tampoco estaba solo, sino que con él también iban Luis Portillo y la caja de Hernández Moltó, lo que viene a ser un elemento a tener en cuenta para explicarnos que hacen en Toledo, porque están en Toledo, Arteche Tarascón y sus otros amigos vascos junto al detenido durante la Operación Astapa, Luis Fernando Linares Torres.

Pero a lo que ahora iba no era a esto, sino a que cuanto más avanzan las investigaciones, más se comprueba que la colaboración entre Ventero y Roca y entre Ventero y Gil o sus herederos -véase el negocio del estadio Vicente Calderón- No es en modo alguno puntual y además viene de antiguo a pesar de que Roca parece despreciar solemnemente a Ventero y digo esto porque no sabría cómo interpretar de otra forma el contenido de las conversaciones que transcribo a continuación y que constan en el Sumario Malaya.

El día 19 de enero de 2006 a las 13:13:19, Roca habla con Raquel Escobar, funcionaria del Ayuntamiento de Marbella sobre cierto problema que tiene con Ventero:

Roca: Si

Raquel: Oye

Roca: Mande.

Raquel: Con el calor que estás dando con el proyecto de reparcelación (el de Ventero) y ahora me dice Auxi que has dicho que se pare.

Roca: Claro, es que resulta, que… que estoy como puta por rastrojo, diciéndole al cabrón este (es decir, Ventero) me explico, que me pague 75 millones de pesetas…

Raquel: Si.

Roca: Que tiene que pagar de lo… la liquidación esta que le estamos haciendo.

Raquel: Lo de la retasación aquélla del presupuesto.

Roca: Efectivamente.

Raquel: Y que te dice que no.

Roca: No, dice no… cuando esté todo, digo cuando esté todo te vas a enterar tú ahora de lo que vale un peine.

Raquel: Coño, pero si además tiene ya hasta el decreto firmado y se ha llevado el anuncio de publicación y todo…

Raquel: Y ahora encima no quiere pagar.

Roca: Si, pues se va a enterar.

Raquel: Pues tu sabes qué deberías de hacer, mandar a Merino a que haga una valoración del presupuesto del aprovechamiento medio, verás como se le quitan todas las tonterías.

Roca: Yo creo que sí.

Raquel: Imagínate lo que se le viene encima como tenga que pagar esa cesión.

Roca: Si, si.

Raquel: Total que entonces lo dejamos parado por ahora…

Roca: Nada, nada.

Raquel: La congelo.

Roca: Ni caso.

No obstante, el asunto de Ventero sigue preocupando en el Ayuntamiento y el 23 de enero, también del 2006, Roca habla con Tomás Reñones, concejal de la Corporación y antiguo jugador del Atlético de Madrid:

Tomas: Mira una cosa ¿El tema de, de Ventero cómo va eso?

Roca: Nada, como te he dicho eso, esperándolo, ahora esperando, ahora que me esperen a mí ¿T’an llamao a tí, t’an dicho algo?

Tomás: No, no, no, por eso te digo ¿Quieres que hable con él, que hable con él, o que me deje caer o qué?

Roca: No, no, no, no, no para nada, para nada, tu no digas ni pío que ya, que el cantará la gallina, tu no te preocupes.

Tomás: Vale.

Entonces, si esto era lo que Roca pensaba de Ventero y la forma en que lo trataba ¿qué o quién le forzaba, le obligaba a aguantar a la “gallina” y no solamente a aguantarla, sino como hemos visto, a tenerla tan en cuenta, sobre todo en el PLAN PARCIAL TORRE DEL RAME en Los Alcázares, Murcia? ¿Qué poderes respaldan a Ventero?

Espero no volver a oír más ese chiste sin gracia que dice que Roca es el «cerebro de la Operación Malaya».

Anuncios

Written by Die Rote Kapelle

24 febrero 2009 a 10:12

A %d blogueros les gusta esto: