NOTITIA CRIMINIS

La conexión malaya IV. Peinsa-97, Enrique Ventero y Aurelio González Villarejo

Aurelio González Villarejo (en la foto, junto a José Bono) Constructor de posición dominante en los ámbitos administrativos de Illescas y Carranque, Toledo; es decir, de José Manuel Tofiño Pérez y Alejandro Pompa Mingo, alcaldes de dichas localidades; mantiene directas y estrechas relaciones mercantiles con Juan Gracia Jiménez, propietario de PEINSA-97, empresa inmobiliaria relacionada con varios de los más importantes casos de corrupción denunciados en la región de Murcia.

A su vez, el propio Juan Gracia Jiménez tiene documentadas, también, conexiones directas con personas investigadas o detenidas en el ámbito de la “Operación Ninette” y de la Operación Malaya, como es el caso del alcalde de Los Alcázares, Murcia o de Enrique Ventero Terleira, detenido durante la investigación de la Operación Malaya.


Recapitulación.

Según lo visto hasta ahora, la Caja Castilla-La Mancha, presidida por Hernández Moltó, antiguo diputado a Cortes y Consejero de Hacienda de José Bono, participa, a través de la sociedad LAS LOMAS DEL POZUELO S.L., con Enrique Ventero Terleira en el Plan Parcial Torre del Rame, en la localidad murciana de Los Alcázares, escenario de la reciente OPERACIÓN NINETTE, en la que, entre otros, fueron detenidos el alcalde y el arquitecto del municipio.

Enrique Ventero Terleira fue detenido en el contexto de la OPERACIÓN MALAYA y se encuentra en libertad bajo fianza de 300,000 €.

En el Consejo de Administración de esa sociedad (Las Lomas del Pozuelo) Constan Juan Tomás Vidal y José Luis Rodríguez Holgado. El primero fue, entre otros cargos, Director General de Hacienda en varios gobiernos de José Bono. Ambos son, en la actualidad, directivos de la CCM y Administradores de la mercantil PROMOCIONES MIRALSUR S.L., que también aparece en el Consejo de Administración de LAS LOMAS DEL POZUELO.

Además, Juan Tomás Vidal es vicepresidente de la mercantil VILLA ROMANA GOLF S.L., adjudicataria de un PAU con campo de golf, de un millón de metros cuadrados en la localidad toledana de Carranque, cuyo alcalde, Alejandro Pompa Mingo, tiene diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Illescas, por presuntos delitos de corrupción cometidos durante la tramitación de ese PAU, a más de los delitos que se le imputan en el Juzgado de Instrucción nº 2, también de Illescas.

José Luis Rodríguez Holgado, a su vez, también es Consejero, junto al aparejador municipal de Carranque, Jesús María Gallego Peinado y los hermanos Díaz Bermejo, de VILLA ROMANA GOLF.

Por otra parte, Ventero Terleira no es el único detenido en la OPERACIÓN MALAYA con el que Hernández Moltó, Juan Tomás Vidal y J. L. Rodríguez Holgado, comparten intereses mercantiles. A través de INMOBILIARIA CHAMARTÍN S.A. la CCM y los citados Tomás Vidal y Rodríguez Holgado se relacionan con José María González de Caldas, detenido en la tercera fase de la Operación Malaya, con Aurelio González Villarejo, presidente del Grupo G.V. y dueño mayoritario de la mercantil DESARROLLOS URBAPLANIG S.L., adjudicataria de otros dos PAUs en Carranque (que juntos suman una extensión similar al del campo de golf de esa misma localidad) Con la KUTXA, implicada, según el sumario de la Operación Malaya, con los negocios de Juan Antonio Roca en Murcia y con la cadena Hotelera NH HOTELES, cuyo directivo, Heraclio López-Sevillano tenía el propósito de repartirse con Montserrat Corulla (en palabras del Juez Miguel Angel Torres, principal testaferro de Juan Antonio Roca) Una comisión de 3.000.000 de € por la operación de compraventa del frontón Beti Jai de Madrid, propósito que se frustró debido a la detención de la tal Montserrat Corulla.


Un convenio urbanístico en Los Alcázares, Murcia.

La localidad e Los Alcázares ha sido el escenario de la OPERACIÓN NINETTE, secuela de la investigación desarrollada por el Juzgado de Instrucción nº 5 de Marbella y que se viene conociendo como OPERACIÓN MALAYA. Como resultado de todo esto, el alcalde de Los Alcázares, Juan Escudero (en la foto) Y el arquitecto del ayuntamiento Mariano Ayuso, junto a otros, acabaron con sus huesos en la cárcel, pero mucho antes, el 5 de marzo de 2004, el pleno municipal de esa localidad ratificaba un convenio urbanístico relacionado con ciertos terrenos incluidos en el PLAN PARCIAL TORRE DEL RAME, zona en la que el sumario Malaya tiene documentados importantes intereses de Juan Antonio Roca, principal imputado en la trama de corrupción de Marbella.

Este convenio se suscribía entre el Ayuntamiento, claro está, y las siguientes personas y entidades:

  1. Félix Marín García y Victoriano Manuel Villanueva Colomina, en representación de la mercantil INVERSIONES HIPOTECARIAS MEDITERRÁNEAS S.L.
  2. Juan Gracia Jiménez, en representación de PEINSA-97 S.L.
  3. Jaime Díaz Linares, representante de PROLIMAR S.L.
  4. Joaquín Antonio Grau Pomares, que representaba a la sociedad VILLAS DON QUIJOTE S.A.

Según los términos del convenio, estas mercantiles eran propietarias, en proindiviso, de la parcela definida con el número T-8 del Plan Parcial Torre del Rame destinada a uso terciario y con una superficie de 11.135,94 metros cuadrados.

Por el acuerdo suscrito, las sociedades implicadas, cedían al ayuntamiento una porción de esa parcela, denominada T-8-a, de caber 2.800 metros cuadrados, cesión que en el convenio se califica como gratuita y libre de cargas, usando una expresión falaz porque, por su parte, el Ayuntamiento se obligaba, y así hizo, a trasladar a la parcela matriz toda la edificabilidad correspondiente a la parcela cedida, lo que en términos económicos significa que los cedentes, en realidad, no cedían nada.

A su vez, el Ayuntamiento, “como un equipamiento deportivo más, integrante y enriquecedor del conjunto del Campo de Golf Municipal Torre del Rame” (se lee en el acta citada) Se obligaba a ceder la explotación de ese terreno y de la “Casa Club del Campo de Golf” que se debía edificar en él, a la mercantil GOLF TORRE DEL RAME S.L.

Ya dije en “La conexión malaya I” que esta sociedad pertenecía a la familia Ventero, es decir, al grupo VEMUSA, estando su consejo de administración ocupado, en la actualidad, por Joaquín Ventero Muñoz, Felix Enrique Ventero Muñoz, Javier Ventero Muñoz, Alvaro Ventero Muñoz y por Elsa Ramírez Hidalgo, además de por el significativo Guillermo García-Mauriño Ruiz-Berdejo. Por su parte el detenido y procesado Enrique Ventero Terleira cesó en su último cargo en esta sociedad, el 22 de febrero de 2008. Sin embargo, tan significativo como esto, si es que no más, son los cargos de esta compañía en el momento de firmarse el convenio urbanístico de referencia. Dicho consejo estaba compuesto por:

  1. Félix Marín García, que cesó como administrador el 9 de febrero de 2005
  2. Jaime Díaz Linares, que cesa en la misma fecha.
  3. Joaquín Antonio Grau Pomares, quien cesa el mismo día.
  4. Juan Gracia Jiménez, que también cesa en el cargo en la misma fecha.
  5. Joaquín Ventero Muñoz.
  6. Ventero Muñoz S.A.
  7. Enrique Ventero Terleira.

Es decir, los cedentes de la parcela T-8-a son, al mismo tiempo (con la salvedad de la empresa de Ventero Terleira) Los cesionarios de esa misma parcela ya que, por un lado reciben toda su edificabilidad en el parcela matriz y por el otro, disponen gratuitamente del suelo necesario para levantar en ella las instalaciones precisas para el funcionamiento de un campo de golf cuya explotación se les había concedido, por acuerdo del pleno del Ayuntamiento, un mes antes, concretamente, el 6 de febrero de 2004.

La largueza y generosidad del Ayuntamiento presidido por Juan Escudero en lo que se refiere a ciertos personajes ya era, pues, muy notable años antes del 21 de enero de 2008, día en el que la juez Eva María Algar García, decretó prisión provisional para el propio Escudero, para el arquitecto municipal Mariano Ayuso y para el secretario del Ayuntamiento Diego Sánchez Gómez, entre otros.

De hecho, de todos los nombres que componían el consejo de administración de GOLF TORRE DEL RAME S.L. el que, de momento, más significación ha tenido en los hechos relacionados con la Operación Ninette, es el de Félix Marín García.

El tal Félix Marín, en ese momento uno de los principales propietarios de suelo en el Plan Parcial Torre del Rame, constituyó el 21 de mayo de 2003 la sociedad denominada DORMA GOLF S.L. constando él como socio y administrador único.

Ese mismo día, Félix Marín, a través de DORMA GOLF adquirió más de 20.000 metros cuadrados en la zona que ocupa el Plan Parcial Torre del Rame. El 23 de mayo, dos días más tarde y dos días antes de las elecciones municipales de mayo de 2003, el Ayuntamiento otorgó la aprobación definitiva al citado Plan Parcial.

Un mes después, el 26 de junio, Félix Marín García cedió DORMA GOLF S.L., con todo su patrimonio, a Inmaculada Camacho, cuñada del arquitecto municipal Mariano Ayuso (uno de los detenidos en enero de este año 2008) Y prima lejana de Juan Escudero, sin que conste si la cesión fue gratuita o a cambio de precio.

No es esta la única operación oscura que, en esas fechas, implica a la mercantil DORMA GOLF S.L., a Félix Marín, al arquitecto municipal Mariano Ayuso y a su cuñada, Inmaculada Camacho. El mismo 23 de mayo de 2003, como he dicho, dos días después de que Félix Marín cediera DORMA GOLF SL a Inmaculada Camacho, y fecha de aprobación definitiva del Plan Parcial Torre del Rame, el Ayuntamiento presidido por Juan Escudero adjudicó de forma directa, es decir, sin concurso o subasta pública, una parcela de 1.300 metros cuadrados situada en el Plan Parcial La Dorada, a la mercantil MASDEVALLÍA S.L., la cual, tal y como se afirma en la documentación obrante en el sumario Malaya, pertenecía a Juan Antonio Roca Nicolás.

Roca no fue el propietario de esa parcela mucho tiempo. Siguiendo idéntico modus operandi que el utilizado por Félix Marín con DORMA GOLF S.L. y todo su patrimonio, el 8 de julio del mismo año, es decir, unos dos meses después de que el Ayuntamiento se la adjudicara directamente, MASDEVALLÍA S.L. la cedió a DORMA GOLF S.L. que, en ese momento ya estaba en manos de la cuñada del arquitecto municipal Mariano Ayuso.

En conclusión, Félix Marín García, Juan Escudero, Mariano Ayuso y Juan Antonio Roca Nicolas, el principal procesado del caso Malaya, parecen ser partícipes en un sistema de pago en especie (suelo urbano, naturalmente) que gira alrededor del alcalde de Los Alcázares, del arquitecto municipal de la localidad y de ciertos familiares suyos. A su vez, tanto Juan Escudero como Félix Marín también están en estrecha relación, según se desprende del convenio urbanístico comentado, con Enrique Ventero Terleira, otro de los detenidos por la Operación Malaya.

Hasta aquí, en los hechos de Los Alcázares, no parece haber ningún dato nuevo que una esta presunta trama de corrupción con personas o entidades presentes en los negocios inmobiliarios de Carranque e Illescas, Toledo. No parece haberlo, pero sí lo hay.


Peinsa-97 y Aurelio González Villarejo.

Otro de los firmantes del convenio urbanístico relacionado con la “Casa Club” del campo de golf Torre del Rame, es Juan Gracia Jiménez, administrador único de la mercantil PEINSA-97, empresa muy señalada, porque son pocos los casos de corrupción denunciados en Murcia en los que el nombre de Juan Gracia Jiménez y de su empresa PEINSA-97 no aparezcan. Así, por ejemplo:

La fiscalía del TSJ de Murcia abrió diligencias contra el alcalde de San Javier, José Hernández por posibles tratos de favor a los constructores Santiago Martinez Esparza y Juan Gracia Jiménez, de los cuales, además, es socio en la mercantil NUEVA VALENCIA AL MAR S.L.

En la misma localidad, la Fiscalía también abrió investigaciones sobre PEINSA-97 a causa de la urbanización denominada “Señorío de Roda” que, según denuncia presentada por el Grupo Independiente de San Javier, se inició sin ningún tipo de permiso y si que estuviera aprobado el plan parcial necesario para iniciar los trabajos.

Lo mismo ocurre en el caso del Plan Parcial “Roda Golf” que supone la recalificación de un millón de metros cuadrados de suelo rústico de interés agrícola, a favor de URDEMASA, la empresa de Martínez Esparza, socio del alcalde de San Javier y de Juan Gracia Jiménez.

PEINSA-97, también está implicada en el caso del puerto deportivo de San Pedro del Pinatar. Se da la circunstancia de que en este caso, PEINSA-97 participa junto a la empresa de Félix Marín García, INVERSIONES HIPOTECARIAS DEL MEDITERRÁNEO S.L.

En la localidad de Mula, el Fiscal Jefe, abrió diligencias contra el concejal de urbanismo Leandro Pérez Cobos, por presuntos delitos de tráfico de influencias y negociaciones prohibidas, relacionados con la compra, por parte del tal Leandro junto con otros socios, de casi dos millones de metros cuadrados al precio de 55.000 € que después vendió, siendo concejal, en 2004 por 1.162 millones de Euros a las empresas ARTECONS MAR MENOR S.L., URBICOSTA S.L. y GALBA INVERSIONES S.L., todas propiedad de Juan Gracia Jiménez, propietario de PEINSA-97.

En La Unión, PEINSA-97 ha estado implicada en el caso de “La Casa del Piñón”, edificio que fue objeto de un convenio denunciado en su día por presunto tráfico de influencias y prevaricación.

El caso de Pilar de la Horadada tiene, si cabe, mayor importancia. En esta localidad el alcalde Ignacio Ramos fue depuesto mediante moción de censura y con la ayuda de una concejal trásfuga, debido a su oposición al Plan de Actuación Integrada (PAI) de Pinar de lo Romero en el que está prevista la construcción de 5.200 viviendas y el imprescindible campo de golf. El proyecto urbanístico había sido presentado por las mercantiles METROPOL S.L y PEINSA-97 S.L.

En fin, que la compañía de Juan Gracia no parece de esas que las madres aconsejan a sus hijos, pero no obstante, este avispado constructor no está solo. Cierto que el administrador único de esta sociedad es el citado Juan gracia, sin embargo, en Pilar de la Horadada le acabamos de ver presentando el proyecto de “Pinar de lo Romero” junto a la mercantil METROPOL S.L.

Esto es una redundancia porque, según los datos obrantes en el Registro Mercantil, METROPOL S.L. Está participada por PEINSA-97 en un 40%, pero también por CONSTRUCCIONES VILLAREJO S.A. en un 35% y por PROMOCIONES GONZÁLEZ S.A. en un porcentaje indeterminado pero que es de suponer, será el resto, las dos últimas incluidas en el Grupo G.V.

A su vez, METROPOL S.L, tiene dos administradores: Juan Gracia Jiménez y Aurelio González Villarejo, (en la foto anterior junto a Alejandro Gil, Consejero de Urbanismo del Gobierno de Barreda durante la tramitación de la urbanización de “El Pocero” en Seseña) El mismo Aurelio González Villarejo que preside el Grupo G.V. y que controla DESARROLLOS URBAPLANIG S.L., la empresa a la que Alejandro Pompa, el alcalde de Carranque, en la actualidad procesado por un considerable número de delitos relacionados con la corrupción, adjudicó los PAUs de Las Montanillas I y Las Montanillas II; el mismo Aurelio González Villarejo que firmó, con José Manuel Tofiño, alcalde de Illescas y presidente de la Diputación de Toledo, el convenio de soterramiento de la vía férrea, en calidad de “postulante” a agente urbanizador en el PAU de las 20.000 viviendas que tan animosamente impulsa Tofiño en Illescas; y el mismo Aurelio González Villarejo que desde hace años tan estrecha amistad mantiene con José Bono al que, ya en tiempos lejanos, apoyó en el proyecto de creación de una televisión autonómica, asunto este que en breve trataré aquí con más detenimiento y que nos volverá a llevar al encuentro de gente estrechamente relacionada con la Operación Malaya.

Es más, no acaban en la mercantil METROPOL S.L. las relaciones de Aurelio González Villarejo con Juan Gracia Jiménez. Además de esta sociedad, hay otra constituida el 9 de febrero de 2006 y cuya razón social es NUEVOS ENTORNOS URBANOS S.L. En el consejo de administración de esta compañía aparece, naturalmente, el citado Juan Gracia, pero también dos nombres muy conocidos en Carranque: Alberto Javier González Tostado (hijo de Aurelio Gonzáles) Y Román Conde Alonso, estos dos últimos presentes también en el consejo de administración de DESARROLLOS URBAPLANING S.L., la única empresa que, en Carranque, “trabaja” en pie de igualdad con PEYBER.

En conclusión, que mientras PEINSA-97 aparece directamente relacionada con numerosos casos de corrupción denunciados en Murcia, con los imputados de la Operación Ninette y con otros sujetos, como es el caso de Félix Marín, presente en extrañas transmisiones inmobiliarias entre MASDEVALLÍA, empresa que, según el sumario Malaya, es propiedad de Juan Antonio Roca Nicolás y varios de los imputados en la Operación Ninette; Aurelio González Villarejo, como ya he dicho, empresario prominente en los ámbitos de poder de José Manuel Tofiño y Alejandro Pompa, está no menos directamente relacionado con el citado Juan Gracia Jiménez, como también lo está Román Conde Alonso, administrador de DESARROLLOS URBAPLANING S.L. y cabeza visible de esta empresa de Aurelio González en Carranque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: